Fortalece CDMX estrategia de separación de residuos

sedema, cdmx, separacion de basura, basura cero, medio ambiente, el big data, big data

20 junio 2017 2:30 pm

A partir del próximo 8 de julio los capitalinos deberán separar sus residuos en cuatro formas distintas, afirmó la secretaria de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, Tanya Müller García al anunciar que ese día entrará en vigor la nueva Norma Ambiental (NADF 024).

La estrategia implementada busca responder a las restricciones impuestas por el Gobierno del Estado de México a la capital en materia de residuos y rellenos sanitarios.

“La nueva forma de separación de basura dejará de hacerse de forma tradicional, es decir, en orgánico e inorgánico”, expresó durante un evento en el Teatro Metropólitan.

Una vez que entre en vigor la norma ambiental, la separación será de la siguiente manera:

Orgánicos: restos de comida como frutas, vegetales, de origen animal, entre otros.

Inorgánicos: reciclables (plásticos, papel, madera, metales).

Inorgánicos: no reciclables (residuos sanitarios como papel higiénico, pañales, toallas sanitarias, plumas, cotonetes).

Asimismo se deberá considerar como basura que necesita tratamiento especial, productos como pilas, aparatos electrónicos y electrodomésticos, muebles de gran volumen, entre otros.

Para precisar este punto, el titular de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, Jaime Slomianski, indicó que los lunes, miércoles, viernes y sábados, los camiones recolectores recogerán los residuos inorgánicos con el fin de evitar que estos se mezclen con la basura orgánica y así permitir un mejor manejo de la misma.

Leer más: Incinerador de basura en Bordo Poniente agravará crisis ambiental

Detalló que martes, jueves y sábados se recolectarán los residuos orgánicos, los cuales servirán para procesarlos en composta y biogás, así como para enviarlos a la planta de termovalorización para que transforme estos residuos en energía eléctrica que beneficie al Metro y este “deje de consumirle a CFE (Comisión Federal de Electricidad)”.

Los camiones recolectores que brindan servicio en la Ciudad de México, de momento, no serán sustituidos para brindar el servicio y operarán adaptando sus características a esta “nueva necesidad” presentada en los recientes años.

El funcionario indicó que esta medida es necesaria para reutilizar casi 8 mil 600 toneladas de basura orgánica y otra que no es reciclada que diariamente generan 8 millones de capitalinos y cerca de 9 millones de personas que transitan diariamente por la metrópoli.

Para lograr que el 100% de la basura pueda contar con un tratamiento responsable, las autoridades capitalinas confiaron en que la ciudadanía tomará conciencia de lo que implica no contar con un manejo adecuado. Slomianski indicó que diariamente se presentan problemas debido a que la población tira basura en la calle o no realiza una separación de la misma.

“No hemos logrado, ciudadanía, Gobierno y trabajadores de limpia, mejorar y eficientizar la separación de lo orgánico y lo inorgánico”, manifestó.

Por ello, solicitó a los trabajadores de limpia de la Ciudad de México que, a partir de este momento, se informe sobre la separación de los residuos a las personas que acuden a tirar sus desperdicios en el camión o los carritos recolectores.

Destacó que en las unidades de limpia se colocarán lonas informativas donde se informará el proceso a la población con el fin de que participe en esta medida “para hacer más fácil el manejo de los residuos” en la capital del país.

Como dato, en la ciudad sólo se recicla 15% de las más de 13 mil toneladas de basura que se generan diariamente, además de contar con cerca de 40 mil trabajadores de limpia para los domicilios, así como una flota de casi 2 mil 200 camiones recolectores, de los cuales 650 son tráilers que cuentan con una capacidad de dos toneladas.

Leer más: Basura iluminará calles y edificios de la CDMX

Cabe señalar que Müller indicó a El Big Data Mx que esta medida se implementó después de hacer un análisis y una comparación con otras ciudades que ya cuentan con un proceso de separación más rigoroso.

Por ejemplo, en Santiago de Chile cuentan con cuatro separaciones de residuos, donde destacan los reciclables, compesteables, de manejo especial y los no reciclables. En Berlín, Alemania, cuentan con una separación más especializada que divide a la basura en papel y cartón, empaques ligeros y plásticos, vidrio y bio-residuos.

En París, una de las metrópolis con mayor avance en la materia, la separación de basura consta en: basura derivada de vidrio, plástico, metal, materiales, compuestos, papel y cartón, así como bio-residuos, los cuales recolectan empresas privadas para su proceso en toda la ciudad.

Otros lugares como New York y Los Ángeles cuentan con otras divisiones más específicas que permiten un mejor reciclaje de la materia prima. Algunas otras, principalmente de Sudamérica, todavía no cuentan con un sistema de utilización que les permita mejorar el uso de sus desechos.

Comentarios