Exonera Profepa a Zoológicos de la CDMX por muerte de ‘Bantú’

27 enero 2017 8:40 pm

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) concluyó que no existe evidencia concluyente para determinar la responsabilidad administrativa de la dirección general de Zoológicos y Vida Silvestre de la CDMX en la muerte del gorila de las montaña Bantú  que iba a ser enviado a Guadalajara.

Cabe destacar que la dependencia no ofreció detalles de las investigaciones realizadas sobre los protocolos, la anestesia y la necropsia aplicada a Bantú.

También dieron a conocer que impusieron al Zoológico de Chapultepec sanciones administrativas, entre las que incluyeron una multa por 255 mil 640 pesos debido a incumplimientos en su plan de manejo aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Al igual que disposiciones sobre el manejo de mamíferos marinos, al no presentar bitácoras de alimentación, veterinaria y calidad de agua.

Como lo diera a conocer El Big Data Mx, las autoridades del Zoológico de Chapultepec, ignoraron los exámenes médicos de Bantú en los que se mostraba que padecía un cuadro de diarrea de más de un mes y lo sedaron con el objetivo de trasladarlo a Guadalajara.

Leer más: Las irregularidades en el traslado de Bantú

De acuerdo con el expediente clínico del propio zoológico, y cuya copia tiene esta casa editorial, el primate presentó diarrea desde el 20 de mayo de este año, casi mes y medio antes de su fallecimiento.

Leer más: Caso Bantú destapa negligencia de personal de zoológicos: PVEM

De igual manera, informaron que las autoridades locales no acreditaron la procedencia legal de dos borregos cimarrón (Ovus canadensis mexicana).

En la visita de inspección realizada en mayo de 2016, se observó que el área de cuarentena esta ocupada por animales sanos, esto a causa de que sus lugares estaban en remodelación, además de que los planes de atención a contingencias y emergencias en materia de fauna silvestre no estaban debidamente aprobados por la Semarnat.

Reportaron en el área de necropsias y laboratorio la falta de higiene, y restos de sangre, tejidos; un número significativo de medicamentos anestésicos estaban caduco; así como el área de almacén y preparación de alimentos presentaba una gran cantidad de heces de roedores.

Tanto Bantú como Jambi y Lío tuvieron algo en común: los tres presentaron una infección provocada por un parásito que sólo se transmite por comida o agua contaminada, de acuerdo con la investigación documentada por El Big Data Mx.

Su nombre es Balantidium y aunque su tratamiento es simple, los animales no presentaron mejoras pese a los medicamentos suministrados, incluso en el caso de Lio se extendió a otros órganos como el riñón y pulmones.

Los últimos exámenes médicos de Bantú demuestran que el gorila presentó Salmonella en cantidad moderada en el mes de abril y que para el 20 de mayo inició con un cuadro de diarrea y problemas intestinales que no cedieron hasta el día de su muerte.

Leer más: Comida contaminada tenía enfermos a Bantú, Lio y Jambi

Destacaron que el Zoológico de Chapultepec dio cumplimiento al total de las siete medidas ordenadas, de las cuales tres eran con cumplimiento inmediato y cuatro en un plazo de 15 días hábiles.

Comentarios