Exigen a GDF clausura inmediata del Centro Comercial Patio Fuentes Pedregal

19 noviembre 2015 12:30 pm

Representantes de los vecinos de la colonia Santa Úrsula Tlalpan, en la Delegación Tlalpan, y colonias aledañas, exigen la clausura del proyecto centro comercial Patio Fuentes Tlalpan al denunciar que las consecuencias derivadas de esta construcción, traerá diversas irregularidades ambientales y problemas diversos para los habitantes de esas zonas.

En conferencia de prensa ofrecida fuera de la sede del Gobierno del Distrito Federal, los representantes vecinales Sara Espíritu, Javier Méndez y el José Antonio Casillas expresaron que la construcción de este proyecto provocará saturación de tráfico, emisión de combustibles contaminantes, ruido excesivo, y proliferación de puestos ambulantes, servicio de taxis, entre otros que colapsarán la zona porque no hay vías secundarias que permitan que los habitantes tengan una movilidad adecuada.

El proyecto a cargo de la empresa México Retail Properties (MRP), lleva más de 70% de avance y tiene un permiso de construcción hasta 2018, está ubicado en Avenida Insurgentes 4177, afectará a más de 30 colonias más y al centro de Tlalpan porque son las únicas salidas hacia calzada de Tlapan o Avenida San Fernando, dijo José Antonio Casillas.

 “Nuestra principal exigencia es la clausura del proyecto, y que las autoridades expropien dicho inmueble, o que construyan escuelas técnicas, zonas culturales o parques. Estamos extrañados con esto, sobre todo con la Doctora Claudia Sheinbaum Pardo, porque en sus compromisos de campaña promovió todo lo contrario de lo que va a generar esta construcción”, expresó.  

 Por su parte, Rolando Cañas Moreno Presidente de Academia Mexicana de Derecho Ambiental, mencionó que los vecinos llevan varios meses dialogando con autoridades de la Delegación Tlalpan, y tras no obtener resultados satisfactorios, han decidido acudir a las demandas judiciales, “es una obra ilegal, que viola las leyes locales y la Constitución”, mencionó el representante legal.  

Los representantes vecinales añadieron que este proyecto prevé la visita anual de siete millones de personas, lo cual afectará la calidad de vida de los habitantes, además de afectar el abastecimiento de agua ya que la Delegación Tlalpan cuenta solo con cuatro pozos.

Asimismo, que se colapsará la zona poniente y oriente de Avenida Insurgentes, con el tráfico que hay por la cercanía con la Autopista hacia de Cuernavaca, Morelos, y Acapulco, Guerrero.

Participa y Comenta