Alto a caos y corrupción inmobiliario demandan vecinos a los 16 delegados

13 noviembre 2015 11:26 am

Ante las irregularidades en usos de suelo denunciadas, riesgos analizados y necesidades propuestas que no han tenido eco entre las autoridades de la capital, grupos de vecinos organizados enviaron una carta a cada uno de los 16 Jefes Delegacionales, donde exigen el cumplimiento de la ley y que se detengan los cientos de construcciones ilegales que autoridades permiten en la Ciudad de México.

En la carta, los vecinos plantean que es preciso evidenciar y tomar medidas para acabar con el desorden urbano y la corrupción en los cambios de uso de suelo que imperan en el Distrito Federal.

Recordaron que ante la crisis del caos inmobiliario y urbano que vive la Ciudad de México, los vecinos de todas las delegaciones organizaron el foro La Ciudad que Merecemos: de la Ciudad de los Palacios al caos Inmobiliario, donde se contó con la opinión de expertos y la participación de cerca de 70 organizaciones ciudadanas que proporcionaron un marco de referencia para evidenciar el desorden urbano, la corrupción y la impunidad en los cambios de uso de suelo que imperan en el Distrito Federal.

Las principales conclusiones de dicho foro como son la corrupción inmobiliaria, la exigencia de vivienda digna para todos, la revisión de la Norma 26, y los derechos humanos de los habitantes del DF entre otras, se incluyen en la misiva que se hizo llegar a los delegados políticos.

Señalan que hoy están sobre la mesa la elaboración del Plan General de Desarrollo Urbano del Distrito Federal, las mesas del Consejo para el Desarrollo Urbano Sustentable (CONDUSE) y dos iniciativas presentadas por el Jefe de Gobierno, una para la Norma 26 y la otra sobre los Artículos 41 y 42.

Sin embargo, si bien las autoridades quieren presentar estos foros y mesas como un ejercicio participativo, la realidad es que dejan fuera cualquier tipo de crítica de los proyectos urbanos, sin que exista una información precisa por parte de la SEDUVI sobre el manejo y metodología a seguir. Al mismo tiempo, consideramos un sinsentido presentar iniciativas de ley en medio del proceso de elaboración de un programa que marcará las directrices para el crecimiento de esta ciudad las siguientes décadas.

Por otro lado, la iniciativa sobre la reforma a la Norma 26 no puede analizarse sin antes responder a la demanda ciudadana de hacer pública la lista de infractores y sanciones de las seis mil construcciones edificadas ilegalmente con dicha norma. En cuanto a la del artículo 41 la demanda fue su derogación, no la presentación de una nueva iniciativa que no únicamente no responde a las necesidades de planeación, sino que da más posibilidades a autoridades y constructores de modificar los programas delegacionales y parciales.

Los vecinos organizados hacen una solicitud a las autoridades para que se eliminen de forma urgente de la ley aquellos elementos de crecimiento urbano basados en la discrecionalidad que destruyen la planeación y facilitan la corrupción y el caos. La ciudadanía demanda respetar los programas parciales y delegacionales como forma de asegurar un desarrollo urbano sustentable, dentro de un marco de certeza jurídica, transparencia y rendición de cuentas en la planeación urbana de la capital.

 

Comentarios