La compleja realidad de Oswaldo Alanís

8 agosto 2018 11:22 am

Por Bárbara Denalli Atayde

Parecía que su estadía en el Getafe de España sería un bálsamo para Oswaldo Alanís, luego de no salir en los mejores términos con el Guadalajara, y tras haber quedado fuera del equipo que participó en la Copa del Mundo de Rusia. Sin embargo, ese paso que dio se convirtió en una pesadilla, porque ahora, el futbolista y su representante trabajan a marchas forzadas para buscarle un club.

Y es que, hace unos días, se informó que el defensor no entraba en planes. La razón es muy sencilla, nunca fue del agrado del entrenador José Boldalás.

 

“Se está trabajando en una posible salida. Está claro que tener overbooking (saturación) de defensas, concretamente, tenemos tres centrales zurdos y se está buscando un destino para Oswaldo”, dijo el director deportivo Nico Rodríguez.

Así que, Oswaldo está a la espera de que el Getafe o su agente puedan encontrarle cabida en un conjunto. Incluso, en Chivas aseguraron que tenía las puertas abiertas por si gustaba regresar.

Fue precisamente con el Guadalajara con el que vivió momentos poco agradables en su último año en el futbol mexicano. Y es que, en diciembre se sentó a negociar una renovación de contrato, pues el que en ese momento estaba vigente concluía en junio de 2018. Sin embargo, no le agradó nada que le propusieran renovar solo por seis meses más con el mismo sueldo. Así que, ante su negativa, el cuadro tapatío lo mandó a las filiales.

Dicha situación desató el enojo de varios futbolistas, y de la Asociación Mexicana de Futbolistas, que comenzaron a ejercer presión. Fue entonces que Chivas reincorporó a Alanís, tuvo actividad, lo llamaron a la selección mexicana en donde estuvo en una prelista rumbo al Mundial, y al final, fue de los sacrificados.

En julio pasado se anunció su fichaje con el Getafe, y cuando todo se veía positivo para el futbolista, deciden no tomarlo en cuenta.

Comentarios