AMLO y Elba Esther Gordillo, la poderosa relación amor-odio construída en 12 años

8 agosto 2018 8:03 pm

En diciembre del 2000, la entonces líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, se reunió en el restaurante La Calesa, en la colonia Juárez, con el recién electo jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador.

En ese encuentro, la dirigente magisterial dijo al tabasqueño que lo único que los podía separar para lograr cosas -en términos de lo que (él) representaba, no como persona- era que tomase una definición sobre la Coordinadora y el SNTE porque tenía cerca a mucha gente de la Coordinadora que no era saludable para la educación”.

A seis años de esa cita, Elba Esther Gordillo y el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sumaron tantos y largos desencuentros tales como los 12 años que le tomó al tabasqueño ganar la Presidencia de la República.

Leer más: Elba Esther Gordillo recupera su libertad

La historia reciente entre AMLO y La Maestra se remonta al periodo electoral de 2006, cuando el entonces candidato abanderaba las aspiraciones del PRD para ganar la elección presidencial del 2 de julio.

López Obrador encabezaba las encuestas, pero Felipe Calderón -candidato del PAN y cuyo partido estaba en el poder- remontaba y cerraba las encuestas de cara al día de la votación. Una semana antes de la jornada comicial, el tabasqueño encabezaba las tendencias con 36%, mientras que el panista lo seguía de cerca con 34%.

Gordillo, entonces líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se acercó al candidato perredista para ofrecerle su apoyo de cara al cierre de la campaña y empujar sus aspiraciones presidenciales.

Fue el mismo López Obrador quien en agosto de ese año aseguró que Gordillo lo había buscado: “la cacique sindical quería un acuerdo conmigo”, rescataron entonces medios nacionales sobre el presunto encuentro en el que la líder del SNTE le habría ofrecido un acuerdo.

Entonces vino la ruptura. López Obrador aseguró en declaraciones posteriores a la elección de 2006 que, ante su rechazo, Gordillo pactó con Calderón y le ofreció el apoyo de algunos gobernadores del PRI para que apoyaran su candidatura.

Leer más: Los lujos de Elba Esther al estar presa en Torre Médica de Tepepan

Con una diferencia de casi 250 mil votos entre Calderón y López Obrador, el tabasqueño acuñó el discurso del fraude electoral en los comicios de 2006, el cual atribuyó a la operación de la “mafia del poder”, en la que además de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox, también figuraba La Maestra.

La brecha entre ambos se agudizó y hacia la mitad del sexenio de Calderón, la misma Gordillo aseguraba en una entrevista con Carlos Loret de Mola que existía “distancia, planeada por él mismo”, cuando le preguntó su opinión sobre el tabasqueño.

El discurso y la separación retomaron vuelo en la antesala de la elección de 2012, cuando por segunda ocasión AMLO buscó la Presidencia de la República, otra vez de la mano del PRD. Un año antes de las definiciones partidarias, López Obrador habló de nuevo de La Maestra, de quién dijo podría ser la abanderada “de Calderón”.

AMLO y Gordillo se distanciaron nuevamente con la segunda derrota del tabasqueño en las urnas, en la elección del 1 de julio de 2012, en la que resultó ganador el entonces candidato del PRI y ex gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Leer más: Vida de Elba Esther Gordillo: de Neza a Polanco

El gobierno peñista no perdonó a la profesora y en un golpe de autoridad minó el poder que La Maestra acumuló en el gremio educativo duran casi tres décadas.

El 26 de febrero de 2013, la Procuraduría General de la República (PGR), encabezada por Jesús Murillo Karam, obtuvo una orden de aprehensión en su contra por un presunto desvío de recursos de fondos sindicales, por el que la acusaron de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Su reclusión enfrió la relación entre AMLO y Gordillo hasta que, en pleno proceso electoral en el Estado de México, cuna del priismo que llevó al poder a Peña Nieto, se dijo que Rafael Ochoa, ex secretario general del SNTE y José Fernando González, yerno de la ex líder sindical, externaron su apoyo a la candidata de Morena, Delfina Gómez, la abanderada de López Obrador.

El guiño político al tabasqueño, que ya perfilaba su tercera campaña para buscar la silla, llegó a través de personajes cercanos a Gordillo. Sin embargo, AMLO volvió a marcar distancia son un simple “no calumnien”.

Leer más: Los amores de Elba Esther

Los acercamientos se hicieron frecuentes y públicos. A mediados de enero pasado, el yerno de La Maestra declaró luego que participó en un mitin de López Obrador, entonces precandidato de Morena, que el magisterio votaría por él. Los nombres cercanos sumaron al ex diputado federal y nieto de la ex líder del SNTE, René Fujiwara, quien también le dio su apoyo.

Un mes antes, López Obrador ya había moderado su postura sobre La Maestra, de la que dijo que no haría “leña del árbol caído” y que “ya está retirada y en situación delicada”. Estas señales fueron para Aurelio Nuño, entonces jefe de campaña del candidato del PRI, José Antonio Meade, una clara señal del pacto entre Gordillo y el ahora presidente electo de México.

Te puede interesar:

[VIDEO] Padre capta a sujeto que quería grabar debajo de la falda de su hija

[VIDEOS] #BasuraChallenge inunda las redes sociales

[VIDEO] Policía mata a mexicano en Florida

Comentarios