Y esto no termina…Otras 10 crueles estafas callejeras en CDMX

13 julio 2018 5:27 pm

Nuestra nota de 10 crueles estafas callejeras en CDMX: Guía para no caer fue un éxito, tanto así que los mismos lectores nos dieron información sobre otras estafas que se han popularizado en los últimos años y meses. Te mostramos algunas de ellas para que no te vean la cara. Y si conoces otras compártelas abajo, en los comentarios, para alertar a más personas.

1. El enamorador del Metro

Este tipo de estafador aborda a mujeres solas dentro del Metro para supuestamente ayudarles a cargar la mochila, el bolso o el paraguas, lo cual es solo un gancho para empezarlas a seducir. Una vez que se ganó su confianza les arrebata pertenencias que pueden ser celulares, cadenas o bolsos, etcétera.

2. Estafa en pandilla a pequeños negocios

Una mujer se acerca a pedir una refresco a una concurrida tienda de abarrotes, paga con un billete de 50 pesos y cuando le devuelven su cambio le reclama al tendero de que le falta dinero, puesto que le pagó con un billete de 500 pesos. El tendero contesta que eso es mentira, pero no cuenta con que un grupo de personas que también estaban en ese momento esperando a ser atendidas reiteran que efectivamente el billete con el que la mujer pagó la bebida era de 500 pesos, se hace un escándalo y el comerciante accede a dar el cambio “correcto” para no tener más problemas.

3. Estafa con micas para celular

Cerca del Centro Histórico de la CDMX se te acerca un joven que te muestra su celular protegido con una mica brillante y bonita hecha de cristal. Te dice que en un establecimiento muy cercano las están colocando gratis y te ofrece llevarte para que le pongan una igual a tu teléfono móvil, una vez en el local te pedirán tu aparato para que le coloquen tan preciada protección, pero a los pocos segundos te dirán que se les perdió, que alguien pasó y se lo llevó, te ofrecerán otro celular en compensación y si te alteras te dirán que le hagas como quieras pero que no te pueden devolver el dinero, un grupo de hombres corpulentos y con cara de enfado te pedirán que te tranquilices. Sobre decir que jamás recuperarás tu aparato.

4 Estafa con los billetes (aplicada por taxistas)

Esta estafa puede ocurrir a toda hora, pero especialmente en las noches y madrugadas. Tomas un taxi y al llegar a tu destino le pagas al chofer, quien te reclamará porque con el billete que le diste no le alcanza para cobrarte el viaje, le dirás que sí te alcanza puesto que le diste un billete de 200 pesos (por ejemplo), él abrirá su mano para mostrarte que en realidad lo que le diste era un billete de 20 pesos. Sin darte cuenta el taxista cambió el billete. Para que este conflicto no acabe de manera violenta optas por darle otro billete.

5 Quesadilleros estafadores de la Villa

Los mercados semi-informales que rodean a la Basílica de Guadalupe están llenos de negocios que tratan de exprimir al máximo a los peregrinos y demás fieles que llegan a reciento mariano. Una estafa común en esta zona son los puestos de quesadillas en los que los vendedores no ponen precios de ninguno de sus productos. Todo aquel que comete el error de no preguntar por el costo de cada platillo se sorprenderá cuando al llegar la cuenta ésta sea exorbitante; algunos dicen que han pagado hasta mil pesos por seis quesadillas y una jarra de agua.

6. Cambio del billete original por falso

Esta estafa es común en los mercados ambulantes. Pagas con un billete de 500 pesos por un producto, por ejemplo una torta, y el del puesto te dice que le des el billete que te lo va a ir a cambiar, al regresar te asegura que no encontró quién se lo cambiara. Concluye en que tendrá que regalarte la torta que te comiste, te pide que luego se la pagues. La realidad es que jamás fue a cambiar ese billete, simplemente te dio otro billete de 500 pero falso.

7. La estafa del dinero “gota a gota” de la mafia colombiana

Este grupo de colombianos reparten tarjetas a los comerciantes de menor nivel que se encuentran en los mercados populares de la capital mexicana; en ella les explican que les pueden prestar el dinero que quieran a cambio de cobros semanales con un “pequeño” interés; pero esto solo es un decir: pues por un préstamo de 5 mil pesos el comerciante tendrá que pagar 300 pesos diarios por 20 días.  Los colombianos le apuestan a  que el comerciante deje de pagar y empiece a generar intereses moratorios excesivos o, peor aún, al no tener dinero empiece a pagar de otras formas. Este sistema de extorsión al que llaman “Gota a gota” está siendo replicado en estados como AguascalientesZacatecas y Morelos, solo por mencionar algunas entidades del país.

8. Los italianos que venden “ropa italiana” barata

Un hombre con acento italiano, y tal vez bien parecido, se te acerca para ofrecerte ropa traída de su país muy barata porque le sale más caro regresar con ella a Italia. Te lleva a su camioneta y te muestra la ropa de marcas de renombre, te enseña las facturas que indican que su producto realmente cuesta hasta 15 mil pesos pero que a ti te la da hasta en 3 mil pesos. Si aceptas comprársela te empaquetará la ropa para que te la lleves, pero una vez que llegues a casa te darás cuenta que toda la ropa son malas copias piratas.

9.  Venta de celulares inservibles en Plaza de la Tecnología (video)

En la Plaza de la Tecnología te ofrecen un celular muy barato, tanto que parece un regalo, aceptas y sueltas 2 mil pesos por el aparato. Pero al llegar a tu casa para cargar tu nueva adquisición te darás cuenta que se descarga de inmediato porque el sistema está dañado, la pantalla está pegada con ordinario resistos 5000, no sirve el sistema táctil o de plano ya no enciende. Ir a reclamar para que te regresen tu dinero es inútil y puede ser muy peligroso.

10.  Enamoradores

La Procuraduría anda tras la pista de diversas mujeres y hombres bien parecidos de origen colombiano que vistiéndose con ropa cara, manejando autos de lujo y haciéndose pasar por gente adinerada seducen a jóvenes de entre 25 y 35 años con quienes entablan una relación de un promedio de dos meses para así ganarse su confianza para luego clonar sus tarjetas o vaciar directo todas sus cuentas. Además se detectó que algunos de estos colombianos también seducen al personal de limpieza de las residencias de lujo de la CDMX para que así les proporcionen información y acceso a las residencias para luego vaciarlas. (JH)

¿Crees que nos faltaron más?

Te puede interesar:

10 crueles estafas callejeras en CDMX: Guía para no caer

¡Cuidado! Surge nueva estafa a través de mensajes de texto

Sectas coaching, la nueva forma de estafar en México

 

 

 

Comentarios