[VIDEO] El juguete que combate al narcomenudeo en CDMX

25 junio 2018 11:00 am

¿Podrías creer que un simple pabellón de madera instalado al rededor de la fuente de una colonia peligrosa combate mejor la inseguridad que una decena de policías? Pues aunque no lo creas esto es real.

Este experimento se hizo en Plaza Loreto, uno de los espacios públicos abandonados que rodean al Centro Histórico de la Ciudad de México, el cual además enfrenta una severa situación de inseguridad e incluso de narcomenudeo.

Una vez que el pabellón de madera se puso los niños empezaron a jugar con él, se incrementó la convivencia entre vecinos, más personas quisieron estar al rededor de la nueva atracción y las dinámicas que generaban inseguridad como el consumo de drogas, prostitución y venta de estupefacientes se redujeron drásticamente.

A este tipo de proyectos se les conoce como “juguetes urbanos“, diseñados para abrir nuevas maneras de interactuar y vivir el espacio público. La idea de colocarlo aquí fue del Laboratorio para la Ciudad que sometió a concurso el diseño de esta atracción infantil móvil, certamen que ganó la oficina de arquitectos Palma.

 

“El pabellón nos parece estéticamente hipnótico, un juguete que nos hubiera gustado conocer desde de niños”, comentó un crítico del sitio de arquitectura local.mx

Pero dejando atrás los beneficios sociales que tiene este “juguete urbano” habrá que hablar además de lo provechoso que resulta para el desarrollo de los niños que juegan en él, pues el “Aro” los reta a probarse así mismos, les da un poco de saludable riesgo que les emociona y les es útil en la vida, explica una de las desarrolladoras del proyecto.

“Los juguetes urbanos  son objetos con múltiples funciones que se adaptaran al espacio público donde se instalan; que respondieran a la demanda de niñas y niños que buscan diversión y medios para explorar el mundo: artefactos que llevaran al límite las formas del mobiliario urbano infantil, desafían los juegos clásicos que se instalan en espacios públicos, como los columpios, las resbaladillas y otros módulos estandarizados de plástico”, indica el Laboratorio para la Ciudad.

Aro, por desfortuna o fortuna, estará disponible solo hasta la conclusión de junio, así que si tienes la idea de ir y ver cómo un simple objeto como este cambia toda la dinámica social y recompone el tejido social debes darte prisa para verlo.

Referencias:

Este es el nuevo “jueguete urbano” que mejoró el Centro Histórico

Juguetes urbanos

Comentarios