¿Tienes hijos y estás agotada? Puedes sufrir síndrome de  ‘mamá quemada’

10 mayo 2018 4:49 pm

Si eres mamá y te sientes agotada en extremo, tal vez sufras del síndrome de burnout o mamá quemada también llamado el síndrome de desgaste profesional.

Este es un problema común y una respuesta del organismo cuando estás sometido a un periodo de estrés intenso y prolongado, desde el punto de vista físico y emocional que en general afecta a las mamás, pero también le sucede a los padres.

Leer más: Tips para el cuidado de la piel durante el embarazo

¿Por qué es más común entre las mamás?
Ser mamá lleva consigo muchas responsabilidades como atender al bebé, a veces amamantarlo y preparar sus alimentos, tenerlo limpio, jugar con el, bañarlo y atender la casa, el esposo y en ocasiones también las tareas de su oficina o empleo fuera de la casa.

Todo esto genera una sensación de frustración e impotencia por cuestionarse el sentido y valor de si todo lo que está haciendo vale la pena, ya que ser mamá es una tarea de 24 horas los 365 días del año.

Aunque el término del síndrome del burnout surgió como una forma de estrés laboral en profesionales bajo situaciones de gran tensión como los médicos de cuidados intensivos neonatales y agentes de policía de libertad condicional, esta condición de cansancio extremo se extendió también a las madres.

Síntomas de Burnout
Entre los síntomas se encuentran los dolores musculares, dolores de cabeza, trastornos gastrointestinales, insomnio, cansancio y los síntomas emocionales como aislamiento del entorno o problemas de relación, sensación de soledad, distanciamiento afectivo, ansiedad y ganas de llorar.

Si te identificas con estos síntomas te recomendamos que busques ayuda en tus labores, por ejemplo que alguien te auxilie a cuidar al bebé y que convivas con otras mamás que estén pasando por la misma situación para que intercambien experiencias.

Organiza tus días y realiza sólo las tareas que realmente son urgentes dentro de la lista de cosas que debes hacer, pide ayuda a algún familiar y sobre todo reserva unas horas para ti, si no tienes mucho tiempo dedica un momento para disfrutar alguna comida que te agrade o el momento del baño diario para pensar en ti. Puedes buscar ayuda profesional con ayuda psicológica, terapias de relajación y un cambio de estilo de vida.

Te puede interesar:

Estas son las mejores frases de una mamá mexicana

¿Eres una mamá millennial? Checa estas características

Checa esta guía de regalos de último momento para tu mamá 

Tres opciones para festejar a mamá en un restaurante sin reservación

Regala orquídeas y sorprende a tu mamá en este 10 de mayo

Tres regalos ideales para una mamá a la moda

 

Comentarios