#OjoCandidatos. La violencia azota a Tláhuac

9 mayo 2018 4:18 pm

La delegación Tláhuac atrajo la atención en la Ciudad de México después de que el Ejército y la Marina realizaran un operativo en el que abatieron a Felipe de Jesús Pérez, alias El Ojos, líder del Cártel de Tláhuac.

A pesar de que desde 2014 existían registros de la ola de violencia en esa demarcación, el Gobierno capitalino se empeñó en negar su presencia.

Leer más¿Cómo opera el Cártel de Tláhuac?

El 20 de junio de 2017, la Marina implementó un operativo en calles de Tláhuac, lo que desató una balacera a plena luz del día, derivó en la muerte de El Ojos y dejó en evidencia un problema de inseguridad no sólo en esa demarcación sino también sus alrededores.

El cártel ‘trabajaba’ en los límites del municipio de Chalco y de la delegación Tláhuac, sobre todo en las zonas alejadas y que carecían de vigilancia como el corredor Tláhuac-Chalco, lo que le facilitó el transporte de droga.

Además de la zona limítrofe con Morelos y el Estado de México es clave para el traslado de droga procedente de Guerrero. Cabe destacar que en este lugar no sólo se encuentra dicha organización, sino que existen otras vinculadas al Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, que también aprovechan la poca vigilancia de las autoridades.

El Cartel de Tláhuac incluso está involucrado en la distribución de droga en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lo que ha generado inseguridad e incluso una balacera a plena luz del día dentro de Ciudad Universitaria.

Te sugerimos: Por bajos sueldos, vigilantes de la UNAM ignoran a narcos de CU

Pero a un año de aquel evento, el crimen organizado continua azotando las calles de la demarcación. En tan sólo una administración, la de Rigoberto Salgado, los delitos de alto impacto se elevaron 22% .

Delitos de alto impacto

En el 2000 se cometieron 11 homicidios y había únicamente tres demarcaciones con menos crímenes de este tipo –Cuajimalpa, La Magdalena Contreras y Milpa Alta– en la Ciudad de México, según el INEGI; pero para 2016, los asesinatos llegaron a un máximo histórico de 53 víctimas y Tláhuac se convirtió en la octava delegación con más homicidios de la capital.

Es decir, en ese periodo, la delegación “escaló” cinco posiciones en el listado de las más peligrosas de la Ciudad de México y rebasó a Azcapotzalco, Coyoacán, Iztacalco, Tlalpan y Xochimilco.

Ya para 2017 Tláhuac registró cuatro mil 765 investigaciones iniciadas.

Autodefensas 

Los crímenes de alto impacto convirtieron a la delegación Tláhuac en una “zona de guerra”. Por eso, de los siete pueblos que conforman esa demarcación, ya hay seis organizados en autodefensas, aseguraron algunos medios de comunicación.

Los habitantes de Santiago Zapotitlán, San Juan Ixtayopan, San Andrés Mixquic, San Pedro Tláhuac, Santa Catarina y San Francisco Tlaltenco cuentan con un supuesto grupo que se defiende por si solo de la delincuencia.

El primer objetivo de los autodefensas y en general de la población son los narcomenudistas y demás delincuentes de la zona que en cientos de ocasiones han tratado de intimidar a la población. Y en el segundo caso, las múltiples denuncias en contra de las autoridades delegacionales que se ha concentrando en ignorar las denuncias y quejas.

Actualmente los asesinatos, asaltos y presencia de cuerpos maniatados o con narcomensajes para las autoridades siguen apareciendo en la delegación, que hasta hace unos años era una de las más tranquilas de la Ciudad de México.

Comentarios