#OjoCandidatos. La mancha urbana invade Tlalpan

Tala de árboles en bosque de Tlalpan, el big data mx, big data

14 mayo 2018 8:30 am

La delegación Tlalpan es, con 312 km2, la más grande de la Ciudad de México, y 80% de su territorio es considerado suelo de conservación cuyas funciones ambientales consisten en: recarga de los mantos acuíferos, generación de oxígeno y captura del bióxido de carbono.

La mayor biodiversidad de flora y fauna en la ciudad se encuentra en el Bosque de Tlalpan, donde existen elementos naturales que son originarios del lugar.

La delegación posee varias zonas naturales de diferente tipo: el Bosque de Tlalpan, el Parque Nacional Fuentes Brotantes y la zona montañosa del Ajusco, por mencionar algunas.

Sin embargo, día a día la zona verde de Tlalpan pierde terreno ante el concreto debido a los asentamientos irregulares en la región, que según datos aportados por la entonces delegada, Claudia Sheinbaum, hasta 2017, sumaban 192, un número mayor a las 144 colonias regulares registradas por la administración local.

Foto_José Luis Villa

El verde cede ante el gris

En el estudio Tendencias Territoriales determinantes del futuro de la Ciudad de México se advierte que las zonas arboladas y/o con suelo de conservación podrían disminuirse 7.1% con respecto al año 2000 debido a la falta de manejo forestal y por la permisividad que ante  el crecimiento de los asentamientos irregulares.

Otras de las causas que hacen que la mancha verde de Tlalpan se encuentre en riesgo de desaparecer son: un deficiente seguimiento de políticas ambientales, el fracaso en los programas de reordenamiento territorial, la falta de sistemas de conservación y monitoreo de la flora y fauna en los bosques.

Delegaciones que antes eran rurales, como Tlalpan, Xochimilco y Tláhuac, y tenían solamente 40% o menos de su superficie habitada, han presentado de 2006 a 2016 un incremento urbano, debido a la ocupación de 100% del territorio en delegaciones del norte, poniente y centro de la ciudad  como Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, entre otras.

Según las previsiones de este estudio elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el Centro de Investigación en Geografía y Geomática (Centro Geo) y el Consejo Económico y Social de la Ciudad de México (CES CDMX) para el año 2030 Tláhuac y Xochimilco habrán perdido sus zonas verdes a causa de la mancha urbana.

Aunque Tlalpan no se quedará sin su superficie verde en 30 años, sí resentirá la pérdida de dichas zonas en los territorios vecinos. Tlalpan ocupa el tercer lugar en crecimiento desmedido de asentamientos urbanos detrás de Xochimilco y Tláhuac.

El estudio de indica que solamente en 26% de las áreas naturales protegidas de estas zonas de la Ciudad de México, se toman medidas específicas para el manejo ambiental.

Te sugerimosBosques capitalinos están en peligro de extinción

La pérdida de áreas de conservación natural afecta a toda la ciudad debido a que procesos como la captación de contaminantes, la producción de oxígeno, la filtración de agua pluvial y la reducción de la radiación solar se ven comprometidos.

Foto: El Big Data Mx

Reordenamiento urbano ¿la solución?

En junio de 2017, la administración de Tlalpan, a cargo de Claudia Sheinbaum, quien ahora busca la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, trató de regular 21 de los 192 asentamientos irregulares, de los cuales 11 estaban establecidos en áreas naturales protegidas y los 10 restantes sobre suelo de conservación.

La ex titular de Tlalpan estaba apoyada por la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

El argumento de la entonces delegada era que dichas viviendas, pese a los costos ambientales que implican para la ciudad, tienen 30 años o más de existir en los que se han convertido en colonias consolidadas en los que incluso se cuenta con servicios como electricidad corriente, suministro de agua potable, alumbrado público, pavimentación, entre otros.

Te sugerimosAvanza legalización de asentamientos irregulares en CDMX…pero lento

Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente de la CDMX (Sedema) exigía el establecimiento de pagos por la pérdida de servicios ambientales tales como filtración de agua pluvial, la captación de contaminantes y la generación de oxígeno.

El Plan Delegacional de Desarrollo Urbano de Tlalpan, publicado en agosto de 2010, previa el establecimiento de convenios de ordenamiento territorial de asentamientos irregulares, siempre y cuando se cumplieran con el pago compensatorio por la pérdida de servicios ambientales.

Foto_José Luis Villa

El pago consiste en la donación del 10% del terreno ocupado el cual sería usado para reubicar población de otras zonas irregulares, es decir, hacer una reserva territorial dentro del emplazamiento. También podrá hacerse un pago sustitutivo para la adquisición de predios que cumplirían el mismo propósito.

Aunque pareciera que el pago en terreno por los servicios ambientales perdidos es la solución, es un escenario imposible debido a que los terrenos ocupados por estas poblaciones invasoras se encuentran desbordados y no queda espacio para nadie más. Por otro lado la  pérdida de servicios ambientales es un mal irreparable al ya muy deteriorado medio ambiente de la Ciudad de México.

Comentarios