La obesidad debe combatirse con tratamientos personalizados, afirman expertos

7 mayo 2018 2:10 pm

La obesidad es una enfermedad compleja que requiere de un programa preventivo y de esfuerzos adicionales que debe atenderse con tratamientos personalizados, esto de acuerdo a expertos en la materia que se reunieron durante el Simposio: Tratar la Obesidad con Seriedad de la evidencia sobre mecanismos fisiopatológicos a las políticas de salud multisectoriales integrales.

Simón Barquera, director del área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud en el Instituto Nacional de Salud Pública, mencionó que se requiere prevención y atención con reglamentos muy puntuales de regulación gubernamental, capacitación médica efectiva, programas y acciones desde el primer nivel de atención.

Leer más: Presentan nuevos programas contra la obesidad

Por su parte Donna Ryan, presidente electa de World Obesity Federation, una de las personalidades más reconocidas en el campo de la obesidad a nivel mundial, comentó que no hay una receta contra la enfermedad, pero que es necesario identificar las causas en cada persona y personalizar el tratamiento, ya que puede ser genético, ambiental, incluso pueden intervenir la ingesta de algunos medicamentos, malos hábitos de sueño, alimenticios o el embarazo.

Foto_web

 

Nuevas alternativas

Juan Rivera, director del INSP mencionó que al ser una enfermedad multifactorial se debe considerar el Balance Positivo de Energía, es decir, no consumir más calorías de las que el cuerpo utiliza diariamente. Y resaltó la necesidad de establecer a la obesidad como una epidemia global.

Rivera explicó que se le llama ambiente obesogénico a los lugares con fácil acceso a bebidas y alimentos de alto nivel calórico, bajo valor nutrimental y que carecen de acceso a opciones saludables como bebederos públicos.

Otro ejemplo, son las ciudades en las que las personas necesitan desplazarse hasta cuatro horas en transporte público del hogar al trabajo por lo que no se dispone de tiempo para ejercitarse, o faltan parques o son inseguros para realizar estas actividades.

Foto_web

Los ponentes coincidieron en que la obesidad representa una amenaza constante a la salud y el bienestar de la población en México y el mundo, por ello después de discutir con asociaciones e instituciones de salud y definieron el llamado de acción para nuestro país en Cinco razones de peso para tratar la obesidad seriamente.

Entre ellos mencionan que la obesidad ha provocado una epidemia global de diabetes tipo 2, cáncer, apoplejía, enfermedades cardíacas y del hígado que ponen una enorme presión sobre los sistemas de salud frágiles alrededor del mundo, por lo cual se deberá adoptar una postura clara en contra del uso irresponsable de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables para niños; así como a favor de un etiquetado basado en evidencia médica para estos productos.

En su tercer punto hablan de los compromisos existentes para hacer frente a la obesidad deber ser establecidos como prioridad de trabajo de los sistemas de salud.

Mientras que en el cuarto afirman que deben trabajar en las barreras del estigma y la falta de información desde el gremio médico hacia el paciente, ya que la presión que la obesidad ejerce sobre sistemas de salud, que ya son frágiles y podría empeorar. Por último señalan que tanto la prevención como el tratamiento de  esta enfermedad deben incluirse en la cobertura universal de salud.

Te puede interesar:

Tres regalos ideales para una mamá a la moda

Conoce los beneficios de dormir con una almohada

El Tec de Monterrey dará apoyo telefónico médico y legal a sus alumnos

Comentarios