La elección en la CDMX no prende ni en propaganda

10 mayo 2018 6:00 am

La normativa electoral ha mantenido a raya la contaminación visual con la que candidatos de prácticamente todos los partidos políticos tapizaban con pendones y lonas las calles de la Ciudad de México en época de campañas electorales.

Hasta el proceso electoral de 2012, de un día para otro árboles y mobiliario urbano amanecían invadidos con imágenes de los candidatos o de los partidos políticos que los abanderaban; seis años después, una extraña limpieza visual se percibe en las calles de la capital.

Pese a estar en plenas campañas electorales para alcaldes (antes delegados), diputados y Jefe de Gobierno, los postes no están recubiertos con pendones o lonas de los aspirantes a cargos de elección popular, ni hay una saturación evidente de propaganda.

Aunque hay algunas excepciones como en la delegaciones Iztacalco o Coyoacán, donde los aspirante si optaron por pendones.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

Los candidatos presidenciales y para Jefe de Gobierno acapararon los espectaculares, pero a pie de calle pareciera que la elección no ha prendido.

Sin embargo, esto no se debe a la falta de interés de los candidatos por darse a conocer y difundir su imagen ante los electores, sino a que en este proceso electoral sí se contemplaron sanciones para los candidatos y partidos políticos que provoquen contaminación visual con pendones, lonas y carteles colocados en sitios prohibidos.

El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) reportó hasta el momento que sólo ha recibido dos quejas por el uso de materiales prohibidos de propaganda, de un total de 184 denuncias que han sido presentadas.

Te sugerimos: Recibe IECM 184 quejas por proselitismo de funcionarios

En comparación con otros procesos electorales, como el de 2015, en los que para las fechas que corren en el proceso electoral actual, el IECM ya había recibido 325 quejas, de las que 19 correspondían a propaganda colocada en sitios prohibidos.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

Nuevas reglas

Con este antecedente, el órgano electoral emitió reglas para el uso y colocación de la propaganda de candidatos, con el objetivo de evitar contaminación y saturación visual en las calles, y permitir una contienda equitativa.

La principal norma apunta a los materiales con que debe estar hecha la propaganda, para que al término de la campaña pueda reciclarse, por lo que pide a los contendientes que sus materiales sean biodegradables y no contengan sustancias tóxicas o nocivas para la salud o para el medio ambiente.

Te sugerimos: Tribunal ordena reasignar bardas para propaganda electoral

A su vez, y de manera obligatoria, los partidos políticos y los candidatos tendrán que asumir el reciclaje de su propaganda, aunque es el Gobierno local el que termina retirándola sin que los partidos pongan en peso para su reciclaje.

Sobre los espacios autorizados, sólo especifica que no puede colocarse en monumentos históricos, arqueológicos, artísticos, construcciones de valor cultural, árboles o arbustos, ni en el exterior de edificios públicos.

Mismas prácticas

A pesar de las nuevas reglas, algunos candidatos como la perredista Elizabeth Mateos, aspirante de la coalición Por la CDMX al Frente a la alcaldía de Iztacalco, regresó a las viejas prácticas y en uno día llenó con pendones y lonas los postes y puentes peatonales de la avenida Plutarco Elías Calles, Tlalpan, La Viga y el Viaducto, todas en sus tramos que corresponden a la demarcación.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

La imagen de Mateos no va sola, pues en la propaganda con la que promueve su candidatura a la alcaldía, también se montó Fabiola Bautista, aspirante a una diputación local también por la coalición frentista.

El Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México autoriza la colocación de propaganda en elementos del equipamiento urbano, bastidores y mamparas, siempre y cuando los dañen, ni se impida la visibilidad de los conductores de vehículos, la circulación de los peatones o ponga en riesgo la integridad física de las personas.

Sin embargo, el artículo 13 de la Ley de Publicidad Exterior, apartado IX, establece la prohibición para colocar propaganda en puentes vehiculares, peatonales, pasos a desnivel, bajo puentes, muros de contención, postes, semáforos y en elementos de infraestructura urbana, lo que acota los espacios permitidos.

Las sanciones van contra las empresas que los coloque, pues no son directamente los candidatos, ni sus militantes quienes las cuelgan, sino que contratan a terceros con equipo especial para instalarlos en lo alto de los postes.

Las multas contempladas en la legislación van de mil 500 a dos mil Unidades de Cuenta vigentes, lo que representaría de 113 mil a 150 mil pesos, según el caso y la gravedad.

El Instituto de Verificación Administrativa es la entidad encargada de identificar y generar la sanción que corresponda, pero hasta el momento no ha recibido quejas al respecto, aunque desde diciembre pasado, cuando iniciaron las campañas electorales llamó a los partidos y candidatos a respetar las reglas y mantener limpia la ciudad.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

Buscan estrategias más efectivas

En comparación con otros procesos electorales, en los que desde el primer día de campañas la ciudad amanecía repleta con las imágenes de los candidatos buscando posicionarse en la mente de los votantes, en esta ocasión, el poco presupuesto y las reglas para la colocación de propaganda los han limitado, además de que han encontrado en las redes sociales la forma más barata de promoverse.

Entrevistados por El Big Data, candidatos de varios partidos coincidieron en que la colocación de pendones y mantas forma parte del pasado y que además del poco presupuesto que tienen para hacerlo, han preferido otras vías de comunicación con sus potenciales votantes.

Víctor Hugo Romo, aspirante a la alcaldía de Miguel Hidalgo por Morena, dijo que la fiscalización a la que están sometidos por parte del INE los obliga a reportar gastos semanalmente y ante el bajo techo de gastos de campaña prefieren invertirlos en otras estrategias para conseguir el voto, en lugar de gastarlo colocando pendones como en años pasados.

Vidal Llerenas, quien busca la alcaldía de Azcapotzalco, también por Morena, comentó que los lineamientos de propaganda son claros y con enfoque sustentable, además de que la intención no sólo es conseguir el voto como candidatos, sino para el partido, por lo que no centrarán la difusión en posicionar al partido en un trabajo de campo directo con la población.

En tanto que Santiago Taboada, candidato a alcalde en Benito Juárez de la coalición Por la CDMX al Frente, destacó el respeto que merecen los ciudadanos de no ver las calles saturadas de propaganda y coincidió en que las vías de comunicación deben permanecer libres.

Comentarios