Exime el Tribunal Electoral a Lobo, Sodi y Flores

4 mayo 2018 7:23 pm

El Tribunal Electoral de la Ciudad de México exoneró a Víctor Hugo Lobo, exdelegado en Gustavo A. Madero y ahora candidato plurinominal a diputado local, por presuntos actos anticipados de campaña.

Lobo había sido denunciado por promover su nombre en 25 bardas ubicadas en la demarcación que gobernó, en las que difundió su informe de Gobierno, lo que se considero como una ventaja en la promoción de su imagen, financiada con recursos públicos.

“No fueron actos anticipados porque sólo refieren el nombre de Lobo sin expresiones con alguna otra finalidad, no hubo uso de recursos de la delegación y las bardas no contienen logros en la administración”, aclara la sentencia.

Sin embargo, de lo que el exdelegado no se salvó fue de la amonestación administrativa en su contra por no haber acatado la medida cautelar que le impuso el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), en la que pidió borrar el contenido de las bardas mientras se hacía la investigación.

Durante la discusión del proyecto de sentencia, la magistrada, Martha Leticia Mercado, consideró que más que llegar al Tribunal, la queja debió turnarse al superior jerárquico del entonces funcionario, ya que no hay elementos legales que sostengan la violación en materia electoral.

Sin embargo, agregó, sí se encontraron en cuanto al uso de recursos en tiempos en los que se les pide a los funcionarios abstenerse.

En sesión del pleno, el Tribunal también declaró improcedente la queja que presentó el IECM contra Demetrio Sodi, quien pretendía ser candidato independiente a la alcaldía de Miguel Hidalgo.

La queja, iniciada de oficio por el órgano electoral, acusaba a Sodi de pedir apoyo para conseguir la candidatura, en tiempos fuera del calendario electoral, pero el Tribunal determinó que no existe la figura de actos anticipados de campaña para quienes aspiran algún cargo por la vía independiente, por lo tanto, no hubo falta.

Otro perdonado fue Raúl Flores, quien en su calidad de dirigente local del PRD fue señalado como responsable de dos pintas en la barda perimetral del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con el nombre y emblema del partido.

El Tribunal determinó que no hubo pruebas que señalaran a Flores como quien financió u ordenó la propaganda, por lo que no tenía responsabilidad en el hecho, sin embargo, lo amonestaron administrativamente porque reconoció que sí era su emblema y colores.

Comentarios