Estas son las mejores frases de una mamá mexicana

10 mayo 2018 2:51 pm

Una de las tradiciones que nunca se pierden entre las familias son las frases que aprende mamá cuando es pequeña y que después aplicará cuando tenga sus hijos. Aquí te damos una pequeña lista de las más divertidas y comunes.

Leer más: ¿Eres una mamá millennial? Checa estas características

¡Cuando tengas tus hijos lo entenderás!
Una manera de educar a tus hijos es enseñarles con el ejemplo o simplemente regañarlos y que aprendan con sus propias experiencias, así que nada mejor que aplicar esta frase.

Y si yo lo encuentro, ¿qué te hago?
Perder las cosas en tu recámara, en la sala o en cualquier lugar es muy desesperante, pero cuidado porque antes de decir que no encuentras algo recuerda que te dirán esto.

Pásame la esa que está encima del ese
Clásico que no sabes ni qué te pide tu mamá, pero con solo la mirada te explica lo que realmente quiere o de plano le pasas todo hasta que finalmente le atinas a lo que te pidió.

¡Porque lo digo yo, que soy tu madre!
Y si de darse valor se trata mamá no dudará en decir que no tiene otra explicación que el que es tu madre y que debes obedecer porque sí.

¡Te lo dije!
Ni se te ocurra decirle que algo te salió mal, porque ya sabes la respuesta, ella te lo advirtió.

¿Qué… se mandan solos?
Vivir en la casa de tus padres significa seguir sus reglas y pobre de ti si no las cumples, porque te dirán estas palabras una y otra vez.

 

¡Te lo digo por tu bien!
Cuando las mamás te prohiben o te advierten algo, debes entender que si les duele hacerlo, pero como la tarea es decirte lo que deben hacer pues lo haré sin dudarlo.

¡Esta casa no es hotel!
Entrar y salir de tu casa, sin avisar o a cualquier hora te hará acreedor de estas palabras.

Pregúntale a tu papá
Si se trata de permisos y tu mamá duda en dártelo, entonces no te extrañes si le avienta el paquete a tu papá para que sea el responsable de decirte si puedes o no hacer algo.

¡Un dí­a me vas a matar de un coraje!
Es verdad que los hijos a veces no hacen lo que las mamás esperan, así que bueno una manera de decirte que sufre es hacerte el drama aunque sea con estas palabras.

¡Vas a ver llegando a la casa!
Esta frase es muy recurrida sobre todo cuando los niños están pequeños, porque así tu mamá puede dejar el regaño para cuando nadie la vea que te reprende o de plano, entiéndelo como una advertencia nada más.

¡Cuando tu vas yo ya vengo!
La experiencia de mamá se impone como un regaño, es por eso que te dirá con toda la razón lo que tienes que hacer, quieras o no.

¡Mira nada mas como vienes!
Ya sea que tienes una cara irreconocible por algo que hiciste, llegaste tarde o algo te paso, tu mamá lo sabe.

¡Si te caes te pego!
No te atrevas a lanzarte desde un escalón, subirte a un lugar dónde no debes o hacer equilibrio en una banqueta rota, porque ya te advirtió tu mamá que aunque te caigas, ella no te va a levantar.

¿Y si tu amigo se avienta al pozo tú también?
Hacer algo nada más porque todos lo hacen, no es una alternativa, eso no te justificará delante de tu madre, lo mejor es ni mencionarlo, porque puedes hacerla enojar.

Te puede interesar:

Tips para el cuidado de la piel durante el embarazo

Checa esta guía de regalos de último momento para tu mamá 

Tres opciones para festejar a mamá en un restaurante sin reservación

Regala orquídeas y sorprende a tu mamá en este 10 de mayo

Tres regalos ideales para una mamá a la moda

Comentarios