[ENTREVISTA] Álvarez Icaza quiere ser el garante del Frente en el próximo sexenio

14 mayo 2018 8:31 pm

A pesar de que lo nominaron al cargo, Emilio Álvarez Icaza no tiene compromisos con los partidos que se juntaron en la coalición Por México al Frente; dice que su única misión es la de impulsar y hacer cumplir la agenda ciudadana que busca llevar al Senado de la República.

Para Álvarez Icaza no existen los cálculos electorales, sabe que existe un acuerdo del Frente con el movimiento Ahora, el cual se le adhirió el 22 de enero pasado, para empujar temas en materia de corrupción e impunidad, derechos humanos, mecanismos de búsqueda para personas desaparecidas y transparencia y rendición de cuentas, y que priorizará como senador ciudadano.

Aunque reconoce que la coalición frentista es la que mejores condiciones conjuntó para empatar con el perfil ciudadano del movimiento Ahora, el también activista dejó claro que los objetivos legislativos ciudadanos no serán parte de ninguna negociación.

“Yo voy al Senado para garantizar que los acuerdos del Frente se cumplan y si no, así decirlo”, enfatizó Álvarez Icaza en entrevista exclusiva con El Big Data.

No esconde la naturaleza de su candidatura, aunque sea resultado del acuerdo de la llamada partidocracia. Tan así, que porta en el costado izquierdo de una chamarra azul, un botón con el hashtag #SENADORCIUDADANOCDMX.

“Es un mecanismo de rendición de cuentas. Nosotros tenemos un acuerdo firmado (con el Frente) y vamos a cumplir eso, y si no lo van a cumplir lo vamos a hacer saber. Por eso es importante que haya otras expresiones que no sean de los partidos políticos. Yo soy una expresión ciudadana, que a eso llega al Frente”, aseguró.

Foto_elbigdata_José_Luis_Villa

Y sabe de lo que habla. El 07 de mayo pasado cuestionó la candidatura de Ricardo Gallardo, perredista (el PRD es uno de los partidos que integran el Frente) que busca la reelección como alcalde de San Luis Potosí, al señalar que la capital potosina podría convertirse en un “problema de seguridad” si gana la elección.

“Aquí critiqué cuando (perredistas) irrumpieron violentamente en Coyoacán”, indicó el candidato al Senado, y agregó que ese tono de condena es el que ha mantenido frente a los asesinatos de candidatos, independientemente del partido que los abanderaba.

“No tengo cálculo electoral alguno, esa ha sido mi historia. En 2006 (Andrés Manuel) López Obrador se enojó conmigo cuando defendí a la gente de la Ciudad de México en el plantón de Reforma, (Felipe) Calderón se enojó conmigo cuando la Ley de Víctimas, hizo lo imposible para bloquearla; luego (Enrique) Peña Nieto se enojó conmigo cuando Ayotzinapa. Toda mi vida he defendido derechos de personas en desventaja y he asumido los costos que eso implica”, resaltó.

Elección histórica y urgente

El país afronta una elección que sus actores califican será histórica. Emilio Álvarez Icaza coincide con ello y agrega, que el cambio que México necesita no sólo es urgente, sino impostergable.

Es por eso, que para el ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fue necesario buscar una salida a la agenda ciudadana que movimiento Ahora abanderó e impulsa el cambio que el país exige desde el enojo y el drama social.

Para Álvarez Icaza, retrasarlo tendría costos en dos niveles: “miles de desaparecidos, más víctimas, más corrupción (…) “Si el país desperdicia y desaprovecha esta oportunidad nos va a costar otros 15 o 20 años de retraso”, explicó.

El momentum social, alimentado por el enojo, llegó 12 años después de un proceso fallido de transición, en el que “se creyó”, al principio, que la llegada de una persona, el expresidente Vicente Fox, sería suficiente para transformar al país.

“Luego vino el 2006, en el que la suma del ‘haiga sido como haiga sido’ más ‘al diablo las instituciones’ acabó de parar la transición. Ahí paró, después de eso lo que vino fue regresión que se aceleró con Peña Nieto. El nuevo PRI hoy es el VIP de Interpol”, detalló el candidato frentista.

Ante el escenario actual, para Álvarez Icaza cobra sentido la frase de Manuel Clouthier, Maquío:

“no queremos cambiar de amo, queremos dejar de ser esclavos”, la cual refleja, considera, que los mexicanos quieren formas de representación distintas a las tradicionales, rendición de cuentas, contrapesos, transparencia y Gobiernos “controlados por la gente”.

“Este es el momento histórico para todo eso. Es un momento de cambio de país que quien sabe cuándo se vuelva a abrir esa ventana para recuperar la transición a la democracia”, apuntó.

Foto_elbigdata_José_Luis_Villa

Hay que romper el pacto de corrupción

La figura como “senador ciudadano” que Emilio Álvarez Icaza apuntala llevará al Senado dos agendas; una con la que abordará problemas nacionales coincidentes con el proyecto del Frente, y otra ciudadana.

Su proyecto legislativo se concentrará en cinco ejes estratégicos: lucha contra la corrupción y la impunidad, cambio de modelos para una seguridad ciudadana, cambio de modelo de representación o de régimen, economía para el bienestar y agenda verde.

“Los niveles de corrupción en el Gobierno de Peña Nieto son de proporciones bíblicas. La Casa Blanca, Odebrecht, que en todo el continente se investiga, menos en México, el socavón, (Emilio) Lozoya, Malinalco…la lista es larga. (…) los ex gobernadores, los únicos que están detenidos son aquellos en donde hubo alternancia, en donde no es porque están en complicidad del gobierno”, señaló.

En su diagnóstico del país, Álvarez Icaza agrega una crisis de derechos humanos y de violencia que llevaron a vivir los años con mayor índice de homicidios en 2017, “esto nos lleva a que hay un enojo social, a que hay una enorme irritación y que el código de este proceso apunta a que el país va a cambiar”.

Entre las propuestas de la agenda legislativa destacó la necesidad de consolidar el Gobierno de coalición que tenga como base la alianza electoral y parlamentaria que conformó el Frente y la iniciativa Ahora, como el cuarto polo de la coalición.

“Es muy poderosa la idea de que quien fuere secretario de Gobernación o Jefe de Gabinete sea de un partido distinto al del presidente. Esa idea nunca la hemos tenido en México, sería un contrapeso natural que no sólo sería un cambio de régimen, sino de cultura política”, abundó.

Álvarez Icaza agregó que como parte del eje para el combate a la corrupción y la impunidad empujará desde el Senado la creación de la Comisión de la Verdad que tenga asistencia internacional con capacidad autónoma de actuación. Además de garantiza el nombramiento del Fiscal General y Fiscal Anticorrupción, autónomos e independientes.

El cambio que acelera la irritación social en la ruta a la elección del 1 de julio próximo debe asegurar la transformación profunda del sistema político, en la cual se tendrá que garantizar que el PRI desaparezca, concluyó Álvarez Icaza.

Te puede interesar:

Esta elección debe de representar un cambio entre nosotros: Emilio Álvarez Icaza

Candidatos a Jefatura de Gobierno graban spots para atraer voto chilango

¡Como los ves los tratas! Así son los ‘outfits’ de los candidatos presidenciables

Comentarios