Esto es lo que han gastado los candidatos a la CDMX en campaña

30 mayo 2018 6:00 am

La candidata de la coalición Por la CDMX al Frente a la jefatura de Gobierno, Alejandra Barrales, es la que más ha erogado en este periodo de campañas, de acuerdo con el último reporte del Sistema de Fiscalización Integral del Instituto Nacional Electoral (INE).

La plataforma indica que la aspirante ha gastado 11 millones 159 mil 718 pesos;  le sigue el candidato del PRI Mikel Arriola con siete millones 280 mil 523 pesos.

Muy cerca está la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum con seis millones 509 mil 47 pesos y más atrás está la aspirante del Partido Verde Ecologista de México, Mariana Boy, con dos millones 945 mil 446 pesos.

En este proceso electoral, los cuatro candidatos a la CDMX que encabezan las encuestas apostaron por métodos de más impacto, por lo que en lugar de pendones, lonas, bardas o volantes, se promocionan en espectaculares, medios de transporte y los diferentes medios de comunicación.

De acuerdo al reporte oficial, el rubro donde Alejandra Barrales ha gastado más recurso es en Propaganda en vía pública, con siete millones 857 mil 117.79 pesos. De éstos, cinco millones 446 mil 230 pesos sólo fueron para medios de transporte público.

En espectaculares erogó un millón 907 mil 036.59 pesos y 35 mil 575.51 pesos en espectaculares de pantalla digital, mientras que para la producción de mensajes en radio y televisión fueron 182 mil 679.79 pesos.

Foto: El Big Data

El priista, Mikel Arriola también ha gastado la mayor parte de su presupuesto en Propaganda en vía pública con tres millones 260 mil 790.05 pesos, de los cuales dos millones 234 mil 287.92 pesos fueron para espectaculares. En medios de transporte público ha gastado un millón 026 mil 502.13 pesos.

Otro rubro al que le apostó este candidato es a la difusión en medios impresos con un millón 860 mil pesos, así como en salas de cine con un millón 136 mil 467.56 pesos. En producción en radio y televisión el gasto reportado es 630 mil pesos.

Foto: El Big Data

La candidata de Morena, Claudia Sheinbaum reportó que de los seis millones 509 mil 47 pesos que ha gastado, cinco millones 39 mil 359 pesos fueron para gastos operativos de campaña y un millón 281 mil en propaganda.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

Nuevas reglas

De acuerdo con lo estipulado en el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la CDMX los candidatos pueden colocar propaganda en la vía pública siempre y cuando no la dañen, ni se impida la visibilidad de los conductores de vehículos, la circulación de los peatones o ponga en riesgo la integridad física de las personas.

Esto debido a que en elecciones pasadas, una vez iniciado el proceso electoral árboles y mobiliario urbano amanecían invadidos con imágenes de los candidatos o de los partidos políticos que los abanderaban. Y aunque aún hay candidatos que utilizan estos métodos, ya son los menos.

El objetivo es evitar contaminación y saturación visual en las calles, y permitir una contienda equitativa.

La principal norma apunta a los materiales con que debe estar hecha la propaganda, para que al término de la campaña pueda reciclarse, por lo que pide a los contendientes que sus materiales sean biodegradables y no contengan sustancias tóxicas o nocivas para la salud o para el medio ambiente.

foto_Big_data_José_Luis-Villa

Te sugerimos: Tribunal ordena reasignar bardas para propaganda electoral

A su vez, y de manera obligatoria, los partidos políticos y los candidatos tendrán que asumir el reciclaje de su propaganda, aunque es el Gobierno local el que termina retirándola sin que los partidos pongan en peso para su reciclaje.

Sobre los espacios autorizados, sólo especifica que no puede colocarse en monumentos históricos, arqueológicos, artísticos, construcciones de valor cultural, árboles o arbustos, ni en el exterior de edificios públicos.

Peligrosos e ilegales

El Big Data reportó hace unas semanas que los cuatro candidatos a la Jefatura de Gobierno de la CDMX antes citados contrataron e instalaron espectaculares en inmuebles que se localizan en zonas de riesgo sísmico e hidrometeorológico.

La recientes reformas a la Ley de Publicidad Exterior local establecieron que los anuncios espectaculares sólo pueden instalarse en estructuras autosoportadas que se ubiquen en vías primarias y no en azoteas, práctica común para la publicidad exterior.

Sin embargo, en época electoral prácticamente cualquier espacio de la ciudad es viable para difundir masivamente propaganda de partidos y candidatos.

Para Jorge Carlos Negrete, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano, los candidatos son irresponsables al contratar publicidad con espectaculares en zonas que demostraron son de alto riesgo sísmico.

“Tendrían que tener una conciencia verdadera sobre las necesidades de los habitantes de la ciudad, no solamente los políticos, sino las empresas, de contratar espacios donde el riesgo es evidente”, apuntó el activista.

Además de que los espectaculares aumentan el riesgo de colapso en caso de un sismo, estos anuncios pueden caer por el embate del viento, principalmente durante el desarrollo de tormentas como las que han caído en la capital en los últimos días.

Negrete indicó que al año caen alrededor de 20 espectaculares por condiciones climatológicas.

Comentarios