En primera ronda, agoniza Meade

23 abril 2018 12:35 am

El primero de tres debates –oficiales– entre los cinco aspirantes a la Presidencia de la República terminó con el natural ánimo triunfalista de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

Al termino del evento, que duró más de dos horas, los tres candidatos se proclamaron ganadores frente a sus cientos de seguidores, que se dieron cita en los alrededores del Palacio de Minería.

Pero tras bambalinas, los abrazos y palmadas entre los asesores de campaña de cada uno de los abanderados es más claro que el agua.

De acuerdo con fuentes que pertenecen al primer circulo del candidato de la coalición Todos por México, el de Por México al Frente y el de Juntos haremos Historia este es el saldo final:

El ganador indiscutible del debate se llama Andrés Manuel López Obrador. La razón principal se debe a que todas las rondas de participaciones giraron en torno a él y sus propuestas.

También por el hecho de salir ileso de una carnicería anunciada, en la que todos iban a arremeter en contra de sus propuestas para disminuir la distancia que señalan las encuestas de opinión.

Sin embargo, no hubo señalamientos nuevos que cambiaran la percepción y la distancia respecto a Meade y Anaya sigue intacta.

Los candidatos no entendieron que AMLO tiene su discurso muy definido –después de 18 años de campaña– y que el electorado que simpatiza con su propuesta poco le importan esos cuestionamientos.

En tanto que el gran perdedor es José Antonio Meade al recibir dos solitarios, pero certeros, golpes de Ricardo Anaya: ¿Tu jefe Enrique Peña Nieto ha gobernado con honestidad? y ¿de qué tamaño habrá sido la tajada del pastel? En alusión a un festejo en el que Meade estaba con el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte.

En ambas preguntas el abanderado del tricolor se quedó callado; a nivel de secretarías y subsecretarías del Gobierno federal, la lectura fue: “nuestro candidato está en la lona”.

Y es que no mostró que puede repuntar y los antilopezobradoristas comenzaron a coquetear con Anaya.

Por eso, ya hay una operación con los medios tradicionales para decir que Ricardo Anaya fue el ganador del debate, aunque en la realidad quedó en un lejano segundo lugar, pero en con una cómoda distancia respecto a Pepe Toño.

El que creció, a pesar de decir absurdos –como cortar las manos a los ladrones– en un país que se rige bajo la línea de los derechos humanos, es Jaime Rodríguez El Bronco, quién además de atacar a AMLO, le habló al electorado del tabasqueño y generó empatias.

Los cercanos de Meade aún darán la pelea, pero esta noche los astros se le alinean a Anaya, mientras que Andrés deberá marcar la agenda en el segundo debate, pero con un tema atractivo si no quiere que otra vez le cierren el paso.

Comentarios