Destacan jóvenes mexicanos por crear algoritmo contra ‘fake news’

21 abril 2018 9:00 am

Miguel Eduardo Romero Ruiz y su compañero Erick Manuel Troyo del Campo desarrollaron un proyecto para detectar noticias falsas: Little Bug, por el cual ganaron el segundo lugar en el hackathon Talent Land 2018.

Consiste en una herramienta que puede analizar texto, imágenes y otro tipo de contenidos multimedios y preferencias de los usuarios a través del lenguaje nativo de Google API. La idea es que los usuarios puedan ingresar el material y la aplicación les diga si se trata de una noticia falsa o no.

Actualmente no tienen fecha para que el público pueda hacer uso de Little Bug, pero “será muy pronto”, dijo Eduardo.

Para el joven de 22 años las fake news son una problemática mundial e incluso pueden tener repercusiones en las elecciones de un país, como ocurrió en Estados Unidos.

“La problemática es mundial, no es solamente en México, pero en Estados Unidos fueron un movimiento muy fuerte”, mencionó en entrevista para El Big Data.

Además añadió que es un tema de cuidado: “Pueden hacer cambios radicales…económicos, políticos, para figuras públicas…es un tema muy importante y hay que tomarlo con pinzas”.

Leer más: Diego, el niño mexicano que revolucionará la tecnología para ciegos

El ingeniero computacional y su compañero entraron al hackathon porque ambos colaboran con omegaUp, una organización no gubernamental latinoamericana enfocada en elevar el nivel de competitividad de desarrolladores web a través de la resolución de problemas de algoritmos.

“Después teníamos cuatro días libres, entonces pensamos cuál es la problemática de fake news”, relató Eduardo para El Big Data, y continuó: “Fue inesperado el ingreso… ambos somos desarrolladores de software… técnicamente fue de vamos a echarle ganas, vamos a divertirnos y vamos a explorar tecnologías nuevas. Al final del día funcionó”.

Para Erick fue su primer experiencia en el hackathon, pero Eduardo ya había participado anteriormente. De hecho, en el 2012 ganó la medalla de bronce en la Olimpiada Mexicana de Informática. No pasó al selectivo, pero actualmente es uno de los encargados de evaluar quién pasa a la primera etapa del concurso y quiénes representarán a México.

El interés del universitario por el desarrollo web inició a sus 14 años, con los videojuegos, pero con el tiempo también pensó en apoyar a la ONG enfocada en los niños en las áreas de coordinador de experiencias y mentoría.

“Nos encargamos de mandar conferencistas hacia una universidad que resuelva problemas a través de nuestra plataforma que es omegaUp y si llegan a un número específico de problemas les mandamos a un conferencista de Estados Unidos, ya sea de Microsoft, de Google o de una grande, para que les pueda decir cómo se desarrolla el software”, declaró.

Si un menor resuelve varios problemas en específico, la organización le asigna a un asesor de alguna empresa.

Para el futuro, el ingeniero tiene planes con empresas privadas y un proyecto de salud, aunque no cierra la posibilidad a que cambien.

Para el presente espera que las personas no tengan miedo de usar las herramientas digitales “porque para eso son construidas” y, sobre todo, que consuman los productos mexicanos: “Hay muchas ideas buenas,  muchos productos buenos, mucha herramientas que hacen en México y no nos damos a la tarea de investigar y usarlas”.

Te puede interesar:

Edomex sorprende con tours virtuales en Tianguis Turístico 2018

WhatsApp bloquea cuentas de usuarios sin previo aviso

 

Comentarios