Sin recurso deporte mexicano durante campañas políticas

9 marzo 2018 6:00 am

Las campañas electorales de este año provocaron que varios rubros hayan quedado descuidados en materia presupuestal; tal es el caso del deporte, donde los atletas deben repartirse los dos mil 100 millones de pesos que tendrá de presupuesto la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) para este año.

Para 2018 la delegación mexicana tiene dos compromisos importantes: los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, y los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires.

Para la justa colombiana, la Conade sí tendrá dinero, ya que es el evento donde se reflejará si están haciendo bien las cosas por el deporte mexicano; sin embargo, para las demás competencias internacionales el recurso será escaso.

Además, la realización de eventos internacionales en México no son prioridad para la Conade, por lo tanto, los atletas tendrán poco fogueo en casa.

Incluso hay atletas mexicanos que ya se cansaron de esperar ese apoyo para continuar con su preparación y mejorar su nivel competitivo; tal es el caso de la esgrimista Nataly Michel Silva, quien mediante el ahorro de su beca del Fondo para el Deporte del Alto Rendimiento (Fodepar), que da la Conade, hará un campamento en Italia por lo menos en un mes.

“Me quiero ir a Italia porque busco un mejor resultado en los eventos, subir de nivel entrenando con las mejores. Ahorré mucho porque quería irme después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y sabía que para hacerlo debía invertir yo misma. Entre mis objetivos está buscar ranking, clasificación a Centroamericanos y prepararme para ese evento, donde mi objetivo es el oro, así que debemos prepararnos para lo mejor. A mí me encantaría quedarme en México, en el CNAR, pero quiero más, quiero ser la mejor”, declaró Nataly Silva.

La jalisciense, cansada de esperar el apoyo de la Conade, comenzó ahorrar el monto que cada mes recibe de su beca, que consta de 23 mil pesos. Con el dinero juntado compró el boleto de avión de ida y vuelta; llegando a tierras italianas deberá pagar el hospedaje de 350 euros por un mes; para comida, otros 350; para el entrenamiento, una anualidad de 800 euros, mientras que para trasladarse piensa utilizar camión o simplemente irse caminando al lugar de entrenamiento.

“Yo no sé cómo está la situación porque no nos dan apoyo, yo no fui a una Copa del Mundo el año pasado en Turín y dejé de competir prácticamente un año por la operación en las rodillas, entonces al regresar no tengo puntos internacionales y ahora lo que intento hacer es ir a todas las competencias que pueda pagarme. El fin de semana no fui a Polonia a una Copa del Mundo porque salía bastante caro, el 2 y 3 de febrero es en Argelia, pero tampoco podré ir porque es mucho gasto”, dijo la esgrimista, quien partirá el 4 de febrero a Italia.

Incluso la propia Federación Mexicana de Esgrima (FME) comunicó a todos los deportistas que quieran competir fuera del país, que deberán cubrir sus propios gastos y sólo se les apoyará otorgándoles el aval para competir.

Ese mismo camino tomó la campeona mundial juvenil, Natalia Botello, quien con sus guardadito se fue a un campamento en Madrid.

“Tras la falta de apoyo gubernamental, los atletas cuentan con el respaldo de la familia, la cual nunca falta, además del instituto estatal al que representan, pero nunca es suficiente para tener ese fogueo necesario. Así que es complicado mantener los puntos que ya se lograron o conseguir más”, mencionó el presidente de la FME, Jorge Castro.

El canotaje, otro deporte olvidado

El canotaje es otro deporte que no es prioritario para la Conade. El presidente de la Federación Mexicana de Canotaje, Othón Díaz, menciona que será un año difícil, ya que no hay mucho presupuesto, lo que ha influido para que México haya dejado de subir a podios internacionales en esta disciplina.

“Un kayak individual de campeonato nacional cuesta 70 mil pesos y un remo 15 mil pesos. Estamos hablando de que se requiere inversión de 85 mil pesos para un atleta, por lo que mejor prefieren comprar balones o apoyar otros deportes.”

El federativo menciona que la inversión en infraestructura deportiva para el canotaje ha sido nula y los padres de familia tienen que aportar para que sus hijos lo practiquen.

“Hace tiempo, la Conade otorgó 25 millones de pesos a la Federación Mexicana de Canotaje para comprar botes, pero a mi llegada a la presidencia no había botes o les faltaban piezas. El asiento cuesta 75 euros, más el gasto de envío, llega la cantidad a 110 euros para habilitar las embarcaciones”, señaló Díaz.

Es por ello que la FMC buscará conseguir una flotilla de botes propios, los cuales tendrán que pagar los estados, ya que el titular de la Conade, Alfredo Castillo, le ha hecho saber que no habrá  presupuesto para mantenimiento de instalaciones.

Dicha situación se ha convertido en un círculo vicioso, pues la falta recursos no les permite tener mejores rendimientos y eso, a su vez, los aleja de los recursos. Cabe recordar que desde que Everardo Cristóbal Quirino ganó el oro en el Mundial de 2006, ya no han tenido otro resultado similar.

El CDOM dejó de ser una instalación 100% deportiva

En dos números pasados de esta revista expusimos las malas condiciones en las que se encuentra el Centro Deportivo Olímpico Mexicano y que por parte de la Conade sólo recibe un presupuesto de 150 millones de pesos para su mantenimiento; sin embargo, el titular del organismo, Carlos Padilla, asegura que es un recurso que sólo sirve para gastos de operación de las instalaciones.

Leer más: El Centro Deportivo Olímpico se desmorona

“Estamos en un año electoral y debemos de cuidar mucho nuestro comportamiento, nuestra forma de participar y tener la conciencia clara de que es un momento muy importante para elegir el destino de nuestro país durante los próximos seis años, de tal manera que será un 2018 complicado, donde tenemos muchos compromisos que atender como delegación: los Olímpicos de Invierno, los Juegos Centroamericanos y los Olímpicos de la Juventud”, indicó  Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano.

Es por ello que ya comenzó con esa búsqueda de dinero y una forma es rentar sus instalaciones para otros fines no deportivos. Resulta que el área de esgrima fue desmantelada para rentar ese espacio como sala de ensayo de la obra de teatro Los Miserables.

Los que se vieron afectados fueron los deportistas de esgrima y los de pentatlón moderno, ya que una de sus pruebas incluye este deporte.

Comentarios