Sedesa reubica a trabajadores de Xocongo 225 a oficinas en obra negra

14 marzo 2018 4:00 pm

A casi seis meses de que el sismo del 19 de septiembre causara daños a un edificio de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) ubicado en Xocongo 225, en la colonia Tránsito, la dependencia finalmente reubicó a sus trabajadores a un inmueble cercano que permanece en obra negra.

Alrededor de 50 trabajadores de la Sedesa ocuparon sus nuevas oficinas en el séptimo piso del número 65 de la misma calle Xocongo, también en la delegación Cuauhtémoc. Sin embargo, su espacio de trabajo despertó dudas sobre su seguridad.

El edificio muestra faltantes en su proceso de remodelación. Hay partes del techo que no tienen plafones y en algunos puntos los cables de la red eléctrica cuelgan. Los pisos no han sido colocados en su totalidad y el área de sanitarios todavía no la han remozado.

El edificio que ocupaban estos trabajadores en Xocongo 225 es uno de los inmuebles que el Gobierno capitalino renta y que más daños tuvo durante el sismo de magnitud 7.2 del 19 de septiembre del año pasado.

No obstante, aunque ya los reubicaron, los trabajadores adscritos a las direcciones de Epidemiología y de Asuntos Jurídicos no están conformes con la mudanza, porque desconfían de la seguridad estructural del inmueble.

Al respecto, la compañía CTC Ingenieros Civiles emitió el 29 de noviembre de 2017 un dictamen positivo de seguridad estructural para el edificio de Xocongo 65. En sus conclusiones indica que el inmueble no presentó daños estructurales debido al terremoto.

Sin embargo, el documento -del cual El Big Data tiene copia- también detalla que el inmueble tuvo algunos daños superficiales que fueron rehabilitados, pero ninguno afectó los elementos estructurales.

-Tiran recursos-

En 2017, el Gobierno de la Ciudad de México pagó cuatro millones 677 mil pesos por la renta de tres niveles en el edificio de Xocongo 65. Sin embargo, dos de los espacios estuvieron desocupados durante nueve meses.

De acuerdo con la información contenida en seis contratos de renta, en los que Jacobo Amiga Hirfali figura como representante legal del inmueble, el GCDMX contrató el uso de las oficinas ubicadas en la planta baja, cuarto y séptimo piso.

De estos, únicamente se ocupó el cuarto nivel por personal de la Agencia de Protección Sanitaria y del área de Protección de la Salud. A principios del último trimestre del año, el personal de la Agencia se mudó al quinto piso debido a que el que ocupaban lo sometieron a remodelaciones.

Del quinto nivel sólo se aprovecha la mitad, pese a que el contrato con folio SSPDF/ARRENDAMIENTO/06/2017 indica que la renta de poco más de 309 mil pesos mensuales se cobra por el uso completo de ese espacio.

Lo mismo ocurre con la renta de casi un millón de pesos que la Sedesa pagó por el uso de la planta baja, de acuerdo con el contrato SSPDF/ARRENDAMIENTO/04/2017, no obstante que ese lugar se encuentra en remodelación.

Comentarios