La autoconstrucción mató a personas el 19S: Alfonso Penela

14 marzo 2018 3:08 pm

Durante décadas la Ciudad de México olvidó la importancia que la arquitectura tiene no sólo para su desarrollo estético, sino en relación a su crecimiento sustentable, eficiente y seguro.

El sismo del 19 de septiembre pasado dejó cicatrices  que la Ciudad de México aún no cura y medio año después, en medio de un proceso de reconstrucción polémico, Alfonso Penela, arquitecto con casi 30 años de experiencia, sabe que la ciudad no puede seguir por el mismo camino desordenado.

“La ciudadanía en la Ciudad de México no está viendo el beneficio de la arquitectura, porque no lo ven ni siquiera reflejado en su Gobierno. Creo que es el momento en el que el Colegio de Arquitectos puede tomar otro liderazgo”, aseguró el también vicepresidente de Acción Financiera del Colegio de Arquitectos.

Penela alertó que 70% de los inmuebles que existen en la Ciudad de México fueron edificados a través de procesos de autoconstrucción. Esa es la forma en cómo la ciudadanía ha hecho su ciudad, pasando, incluso, por procesos de invasión de terrenos e irregularidades.

“La autoconstrucción mató a un montón de personas. Todo mundo cree que sabe construir o que con un albañil se puede subsanar el tema y se construye; y que el concreto es tan bueno que aguanta todo”, manifestó

Este tema viene acompañado con una cuestión de inseguridad jurídica, ya que en muchos casos, cuando los dueños mueren, la propiedad entra en terrenos tiene problemas de propiedad.

Alfonso Penela está contendiendo por la presidencia del Colegio de Arquitectos para el periodo 2018-2020, desde donde plantea una serie de propuestas que buscan dar solución a estas problemáticas en el desarrollo urbano de la capital del país.

En entrevista con El Big Data, detalló que el principal objetivo es que el organismo retome la trascendencia que tuvo antes de las crisis financieras de finales del siglo pasado e indicó que luego del 19S el gremio de arquitectos debe reclamar su relevancia para la vida de la ciudad.

 “El Colegio tiene hoy la oportunidad de reivindicar la arquitectura. La Ciudad de México ya no puede seguir creciendo caóticamente ni autoconstruyéndose. Es muy importante retomar el rol de la arquitectura”, destacó el arquitecto.

Con una carrera y formación asociadas a la vida del Colegio de Arquitectos, apuesta por apuntalar el rol que el organismo juega en las esferas públicas, como un grupo de expertos independientes que acompañen al Gobierno, pero también con la sociedad en su reconstrucción y crecimiento.

El Colegio de Arquitectos logró retomar el liderazgo que había dejado en segundo término, a través de la revisión estructural de los edificios que resultaron con daños  y con su participación directa en la emergencia. Ahora toca fortalecer el rol preponderante que recuperó.

“Es momento de revisar el desarrollo urbano de la ciudad. En dónde debe potenciarse la densificación, tan llevada y traída, y dónde debe controlarse. Dónde deben reconstruirse tramos importantes de la ciudad”, aseguró.

El rol que Penela propone para el Colegio de Arquitectos pasa también por la ruta normativa. Recordó que existe un vacío legal y técnico relacionado con el Reglamento de Construcciones, que regula las construcciones nuevas, pero olvida las que ya están de pie.

Lo anterior implica, que si bien la eficiencia del Reglamento quedó probada después del sismo, ya que de los casi 20 mil nuevos desarrollos, construidos entre 1987 y 2017, sólo cuatro colapsaron y los que tuvieron daños fueron inmuebles que violaron la normatividad.

El arquitecto apuntó a la fatiga de las estructuras como el problema que surgió en el horizonte. Ninguna autoridad verifica que los edificios construidos reciban el mantenimiento que requieren, y mucho menos existe normatividad que obligue a los propietarios a conocer el estado de estructural de sus inmuebles.

“Lo que es seguro es que habrá otro sismo. Entonces tenemos que ver cómo vamos a reforzar a las estructuras y esto si no se ve tendrá consecuencias para la ciudad. Todo lo que se refuerce, lo que no se prevenga hoy, le va a costar muchísimo a la ciudad el día que venga ese gran sismo”, dijo el especialista en verificación y Director Responsable de Obra.

Un gremio más activo

Otro elemento neurálgico de su candidatura es el freno a ese proceso de autoconstrucción mediante la participación activa de arquitectos profesionales en los procesos de edificación, principalmente de particulares.

Otras de las huellas que el sismo del 19S dejó derivaron de la prueba de que la autoconstrucción tuvo consecuencias fatales y patrimoniales para cientos de capitalinos, que perdieron la vida o vieron como sus domicilios fueron destruidos por la magnitud de las ondas sísmicas.

El arquitecto recoció que terminar con la autoconstrucción es prácticamente imposible, sin embargo, para combatirla es preciso que la sociedad conozca los beneficios de recurrir a un profesional de la construcción.

“Dicen que es caro contratar a un arquitecto…el costo de contratar a un arquitecto para un proyecto puede andar entre el 4 y 6% del costo de la construcción. Sólo en ahorro de materiales, un arquitecto colegiado tiene acceso a descuentos superiores al 10%, sus honorarios se pagan sobradamente. Ya no hablemos de seguridad, funcionalidad y estética“, destacó.

Promover la cultura de la arquitectura entre la ciudadanía es el puerto de arranque para la propuesta de campaña que Alfonso Penela lleva a cabo para dirigir el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México.

Que el GCDMX ponga el ejemplo

El sismo del 19S también evidenció el hecho de que la apuesta por una dinámica presupuestaria del Gobierno de la Ciudad de México asociada a la renta de edificios para sus secretarías y organismos, dejó sin sede a algunas de las dependencias de la estructura administrativa por los daños que sufrieron los edificios que ocupaban.

La consecuencia, apunto el arquitecto, fue que al día siguiente del terremoto, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi), en su consideración la que tuvo que llevar mano en los días que siguieron a la emergencia, terminó despachando desde la calle.

Para Penela, el caso de la Seduvi es paradigmático para la urbe, pues esta dependencia, encargada del desarrollo urbano de la capital del país, a la fecha no cuenta con una sede propia sólida que garantice su seguridad y operación.

“Es muy importante que el Gobierno de la ciudad predique con el ejemplo, haciendo su propia arquitectura y promoviendo que se de arquitectura hacia el resto de la ciudad “, expuso el vicepresidente de Acción Financiera del Colegio de Arquitectos.

En cuanto a la relación con el Gobierno de las Ciudad de México, Alfonso Penela consideró deseable que desde las esferas de la administración se tome en cuenta al sector como asesores y especialistas que acompañen los procesos de desarrollo urbano de la capital.

No obstante, reconoció que si bien actualmente con la Seduvi la relación atraviesa por un momento de cercanía, en otros sectores del Gobierno local, como la Secretaría de Finanzas, el vínculo está prácticamente en un “punto muerto”.

Reconoció que el mejoramiento de la movilidad de la ciudad y su relación con la zona metropolitana, debe ser una de las prioridades para el gobierno local y del Estado de México, sobre todo, con los cambios administrativos que entrarán en vigor luego del 1 de julio.

Al respecto Penela agregó que una de sus propuestas apunta a revolucionar la presencia digital del Colegio de Arquitectos, con el objetivo de superar las barreas de la inmovilidad de la ciudad, y ampliar la presencia de sus miembros.

La elección para la presidencia del Consejo Directivo 2018-2020 se llevará a cabo el 18 de abril próximo, quien resulte ganador tomará posesión del cargo el 31 de mayo próximo.

Comentarios