Jalisco y “los gallos” que buscan gobernarla

6 marzo 2018 7:27 pm

Jalisco es una de las nueve gubernaturas que se renovarán este 1 de julio, y aquí te decimos quiénes son los tres aspirantes que contenderán por ella.

Miguel Castro Reynoso (PRI)

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) decidió que Miguel Castro Reynoso es su mejor opción para gobernar Jalisco. El priista ganó en dos ocasiones las elecciones para la presidencia municipal de Tlaquepaque en los periodos de 2004 a 2006 y de 2010 a 2012. También fue titular de la  Comisión de Hacienda y Presupuestos y de la Comisión para el Desarrollo durante su participación como diputado en el Congreso.

Antes de noviembre de 2017, el político mexicano dirigía la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis), donde se dio a conocer por sus programas de transporte gratuito para estudiantes, apoyo para adultos mayores y para madres solteras.

Durante su gestión en la Sedis, uno de sus funcionario, José de Jesús Manzo Corona tuiteó un comentario homófobo sobre la masacre en Florida, donde un hombre de 29 años mató a 50 personas e hirió a otras 53 en un antro gay. “Lástima que fueron 50 y no 100”, escribió Manzo Corona.

Por su comentario y por órdenes del gobernador Aristóteles Sandoval el funcionario perdió su cargo. Por su parte, Reynoso dijo que la actitud de Manzo Corona fue estúpida:

“Del tamaño de su grosería, es el tamaño de sanción que le aplicamos a su grosería, o a su estupidez, porque en realidad lo que él hizo fue una estupidez”.

Ahora, el priista Castro Reynoso busca llegar al Gobierno del estado para “servirle a los jaliscienses” con un “equipo unido y enfocado de manera responsable por las causas más sentidas”.

 

Carlos Lomelí Bolaños (Morena)

Movimiento Regeneración Nacional (Morena) propuso a Carlos Lomelí Bolaños como su candidato al Gobierno de ese estado. El político cursó la licenciatura de Médico Cirujano y Partero en la Universidad de Guadalajara. Después hizo una especialidad en Ginecobstetricia y Pediatría.

Su participación en la política inició en 2006 cuando fue precandidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al Gobierno de Jalisco. Después de eso estuvo en varias comisiones en la Cámara de Diputados: en la de Hacienda y Crédito Público, en la de Zonas Económicas Especiales, de Energía, Economía, Desarrollo Social y en la de Desarrollo Municipal.

Lomelí Bolaños fundó en 2012 la organización México Me Uno AC que atiende a personas de bajos recursos en Zapopan y en 2014 la Cruz Roja Mexicana lo galardonó con la Insignia de la Humanidad.

Sin embargo, el jalisciense estuvo involucrado en un escándalo cuando el Departamento de Tesoro de Estados ligó a su empresa Lomedic SA de CV con el cártel de Raúl Flores Hernández que mantiene alianzas con el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Investigaciones periodísticas señalan que la empresa del político sirvió como fachada para lavar dinero del grupo criminal. Asimismo, cuando Lomelí era legislador por Jalisco, en 2008, estuvo ligado con el Cártel de Colima, dirigido por los hermanos Amezcua Contreras.

Al morenista también se le recuerda por darse ciertos lujos. Su primer avión, un Cessna, lo adquirió en 2001 y tuvo un costo de un millón 700 mil pesos. También compró 16 casas, pero sólo una la puso a su nombre. La propiedades costaron 5 millones 671 mil 996 pesos. Aunque en su declaración 3 de 3 reportó un ingreso anual por su cargo público de 393 mil 568 pesos.

En enero de 2018 el político incrementó su popularidad en redes sociales. Sus opositores lo acusaron de contratar a bots a propósito de su candidatura al Gobierno de Jalisco. Hasta el mes de febrero el candidato tenía 5 mil 935 seguidores en Twitter y 163 mil likes en Facebook, de los cuales la mayoría eran cuentas falsas, de acuerdo con medios locales.

 

 

Leer más:  Mancera defienda a Anaya y crítica a la PGR por difusión de video

Enrique Alfaro Ramírez (MC)

Enrique Alfaro Ramírez, hijo de quien fue rector de la universidad de Guadalajara, considera necesaria una transformación de los modelos de procuración e impartición de justicia y con esa propuesta se postulará para gobernador. 

El candidato de Movimiento Ciudadano (MC) estudió ingeniería civil en el ITESO. Después continuó sus estudios de maestría en El Colegio de México, de donde se tituló con la tesis La planeación del desarrollo de las ciudades medias de Jalisco.

Alfaro ingresó a la política con el PRI como diputado de la LVIII Legislatura del Congreso de Jalisco, ahí fue parte de la Comisión de Asuntos Metropolitanos e impulsó la Ley de Coordinación Metropolitana del Estado de Jalisco, que pretendía regular el procedimiento de constitución de áreas y regiones en la entidad. También propuso legislar la revocación de mandato y disminuir el financiamiento de los partidos políticos.

Tras romper con su partido, pidió licencia y  bajo la coalición del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT) Alfaro obtuvo la candidatura para el municipio de Tlajomulco.

El político obtuvo la victoria contra su contrincante priista, Ricardo Villanueva, y del panista, Alfonso Peretsen Farah; así llegó el primer gobierno de izquierda, como él se denomina, en el Área Metropolitana de la entidad.

Sus logros, de acuerdo con MC, fueron invertir 150 millones para combatir inundaciones, otros 100 millones en obras públicas, uniformes y útiles escolares.

Como lo hizo en su promesa de campaña, Alfaro lanzó una consulta pública para que la ciudadanía decidiera si le revocaban el mandato. Casi 18 mil personas participaron, de las cuales un 95% aprobó su gestión.

Sin embargo, como alcalde, Alfaro, al igual que otros servidores públicos y como lo citan investigaciones periodísticas, benefició a la empresa de construcción del panista Miguel Zárate Hernández. En julio de 2011 le otorgó la licitación de la obra “Construcción de Vialidad e interconexión El Zapote-Adolf Horn, tramo3”, por 2 millones de pesos.

En 2012, por primera vez, el ex priista se postuló como candidato para la gobernar el estado, pero perdió contra Aristóteles Sandoval. Eso no le impidió ganar la presidencia municipal de Guadalajara tres años después.

Durante su gestión reveló que varios policías trabajaban para el crimen organizado, pero no detalló cuántos. Son “policías a sueldo” que provocan “desconfianza social”, comentó en su momento.

El político jalisciense reconoció que la violencia en el estado es provocado por el Cártel Jalisco Nueva Generación. “Está instalado en nuestra ciudad, en el Estado, y están sucediendo cosas muy extrañas”, mencionó.

Aunque investigaciones periodísticas lo ligaron con el Cártel que “combatía”. Durante su administración las autoridades detuvieron a Sergio Schmidt, conocido como El Pistola. Un año después  lo absolvieron. La esposa del detenido, Adriana Díaz Guzmán, estaba en la nómina de la Dirección de Seguridad Pública y percibía un sueldo mensual de más de 38 mil pesos. En ese tiempo Alfaro Ramírez era el alcalde del municipio.

 

Te puede interesar:

Identifican automóviles que utilizan narcomenudistas en CU

Jalisco gobierno incluyente LGBT: Aristóteles Sandoval

Comentarios