Diputados investigarán anomalías de auditoría del Metro

2 marzo 2018 7:18 pm

Los diputados de la Asamblea Legislativa solicitarán una investigación para aclarar cómo fueron gastados mil 534 millones de pesos que se recabaron con el aumento a la tarifa del Metro, con los que se tenía previsto reparar 72 trenes en mal estado.

El Big Data dio a conocer que la Contraloría del Metro elaboró una auditoría en la que se determinó que hay irregularidades entre el número de trenes recuperados y el uso de recursos ejercidos para la reparación de los trenes.

El reporte, detallado en nueve hojas, del que esta casa editorial tienen copia, apunta que al menos 72 trenes debieron ser reparados entre octubre de 2014 y junio de 2017, pero hasta el cierre de septiembre de 2017, la Contraloría Interna del STC señaló que únicamente 28 trenes habían sido rehabilitados, pero 18 de los reportados ya habían sido reparados antes de recibir el recurso auditado.

Leer más: Auditoría detecta malos manejos en Fideicomiso del Metro

El diputado Andrés Atayde aseguró que estas irregularidades han sido observadas por el grupo parlamentario del PAN y la semana entrante subirá un punto de acuerdo para aclarar en qué fueron usados los recursos.

“Lamentablemente el incremento en el precio del boleto del Metro, mismo que dio origen al Fideicomiso Metro (Fimetro) y a una serie de obligaciones por parte del sistema de transporte, no se ha visto reflejado en el mejoramiento del servicio a los usuarios.

“El Fimetro es un fideicomiso autónomo en donde la Asamblea no participa, pero presentaré un punto de acuerdo la próxima semana para que desde el Metro sea aclarada esta situación”, informó Atayde.

Con él coincidió el diputado José Alfonso Suárez del Real, quien fuera subdirector general de administración y finanzas del Metro durante la creación del Fimetro, aseguró que solicitará una investigación para aclarar el tema.

Al mismo tiempo aseguró que el ahora ex director general del Metro, Jorge Gaviño, debe de aclarar en qué se invirtieron los recursos con los que se repararían los trenes.

“Me parece muy grave los resultados de la Contraloría, sobre todo por tratarse de la Contraloría Interna del Propio Metro, yo conozco los procedimientos y el Metro tendrá un tiempo para subsanar las observaciones e inconsistencias; sin embargo, esta serie de inconsistencias amerita que el director del sistema responda.

“Yo exhortaría a Jorge Gaviño que se replantee todos los tiempos para poder atender y subsanar todo lo subsanable a efecto de brindar a la ciudadanía la transparencia que se se requiere sobre el uso de los recursos del FIMETRO y sobre el reuso del parque vehícular que presuntamente se puso en circulación nuevamente”, indicó Suárez del Real.

Sin embargo, este viernes Jorge Gaviño renunció al cargo para buscar una diputación en el primer Congreso de la Ciudad de México.

Leer másRenuncia Jorge Gaviño, director del Metro

Por su parte el ex diputado local y federal, Agustín Guerrero, quien también impulsó la campaña Tres pesos es lo justo, aseguró que la Auditoría Superior de la Ciudad de México, órgano técnico de la ALDF debe abrir una auditoría al Fimetro para hacer público su estado de cuenta y deslindar las responsabilidades sobre el resultado de la auditoría.

“Si la Contraloría descubre irregularidades debe sancionar a los responsables por el desfalco, y, por otro lado, la Contraloría debe dar parte a la Procuraduría capitalina sobre la acusación de malversación de fondos públicos por parte del Gobierno de la ciudad y las autoridades ejecutivas del STC”, dijo.

Guerrero aseguró que Jorge Gaviño debió comprar trenes nuevos con los mil 534 millones de pesos que supuestamente empleó para la reparación de 72 trenes en malas condiciones.

Con la compra de al menos 55 trenes nuevos se habría dado una mejor comodidad a los usuarios y al mismo tiempo se reducirían los tiempos de traslado.

“Eso es lo que tienen que explicar, si no compraron los trenes nuevos y dicen que hicieron una rehabilitación de 72 trenes  y por lo menos la tercera parte de esos trenes  ya se había hecho con otros recursos, no les cuadran los números para decir que del total recaudado ya se gastaron 85%, es mucho dinero.

“Ni mejoró los tiempos de traslado, ni mejoró la seguridad en el Metro ni mejoró la calidad en limpieza en las estaciones ni los vagones, es un desfalco al Metro, estaba mejor antes el metro que con el aumento”, sentenció.

Comentarios