¿Cómo diferenciar a un coaching de las sectas?

9 marzo 2018 2:00 pm

En las últimas semanas tomó relevancia el tema de las “sectas” coaching, por la dependencia e incluso el fraude económico en el que incurren algunas de estas organizaciones. Sin embargo, el verdadero coach es algo diferente.

Al respecto, Patricia Villa de Macie Coaching, afirmó que el término es sobreutilizado:

“Todo mundo se dice coach de algo”, agregó.

En este sentido, detalló que la diferencia entre coaching y las sectas es que los grupos que crean dependencia, además de estafa, son en realidad cursos transformacionales.

El coach empresarial, de acuerdo con Villa, no dice a los participantes qué hacer, ni qué decir ni qué pensar, en cambio las sectas sí.

Además, los profesionales del coach se rigen por la International Coaching Community México que define a la práctica como:

“La relación continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión o empresa de la persona”.

Lo anterior se formaliza a través de un contrato de ocho sesiones o máximo 12, nunca más. En caso de que el cliente no logre su meta o necesita otro tipo de atención, lo canalizan con el especialista que lo puede ayudar, por ejemplo, un abogado o psicólogo porque el coach tiene sus límites y sus alcances.

Leer más“No somos sectas”: los coaching cambian vidas

“Es muy importante respetar al ser ser humano y trabajar con sus herramientas que él trae, nunca decirle qué hacer”.

Patricia Villa señala que las sesiones son individuales y trabajan con las herramientas o aptitudes de las personas para aumentar su conocimiento, rendimiento y mejorar su calidad de vida. Nunca en grupo y menos con el contacto o maltrato físico.

“Buscas a un coach para subir de puesto, cambiar de empresa, no sé qué estudiar; las empresas nos buscan a los coaches cuando hay un gerente de ventas y quieren desarrollarlo para ser director”.

El método, sólo se basa en preguntas y en conversaciones para que el individuo descubra sus habilidades.

Asimismo, los  especialistas pasan una serie de evaluaciones, exámenes y supervisiones a través de las cuales se credencializan.

Eduardo Trejo Santos, psicoterapeuta y coach, indicó que muchas de las críticas negativas sobre este tipo de grupos es por la ignorancia y considera que no se puede opinar de algo que no se conoce.

“Estoy claro en que el proceso no funciona igual para todos, pero no creo que deban hablar si no se han atrevido a estar dentro de un salón como participantes. La ignorancia te lleva a creerte superior que los demás. La gente se asusta cuando ve algo nuevo”, agregó.

De igual forma, reconoció que hay varias cosas que se deben cambiar, sobre todo el hecho de que en México no hay ninguna regulación de estos procesos. Eso permite que prácticamente cualquier persona pueda hacerlo, sin ninguna preparación, lo que ayuda a crear los rumores negativos en torno a esta práctica: “pagan justos por pecadores”, aseveró.

Respecto a que si se debe regular, Villa afirmó que para ello se debe conocer bien qué es el coaching y que siempre su target es específico.

Claudio Hernández, staff en SMX Transformación, indicó que los grupos de coaching siguen un esquema establecido por especialistas desde hace más de 15 años; sin embargo, hay empresas que se salen de él debido a esta falta de regulación, lo que deriva en procesos contraproducentes.

Te puede interesar:

[AUDIO] Legislador detecta 4 grupos falsos de coaching que operan en CDMX

Comentarios