Trotapista de Río Churubusco, entre malos olores

21 febrero 2018 6:00 am

Lejos de ser un beneficio para los corredores de Iztacalco, la trotapista que construyó el Gobierno capitalino sobre el cajón del drenaje viejo de la avenida Río Churubusco se ha convertido en un martirio para los deportistas, debido a los malos olores que despide la cañería.

Así lo denunciaron corredores que asisten con frecuencia a dicha trotapista, la cual fue inaugurada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en noviembre de 2017 y se ubica en la avenida Río Churubusco entre el Viaducto Río de la Piedad y el Eje 3.

A pesar de que los 17 respiraderos del drenaje se encuentran a cuatro metros de altura, los olores fétidos son percibidos por vecinos y paseantes del lugar.

De acuerdo con vecinos de la zona, la trotapista fue construida como una alternativa para los deportistas, luego de que en 2014 el autódromo Hermanos Rodríguez fuera remodelado con la finalidad de traer a la Ciudad de México al Gran Premio de México de Fórmula Uno, pues no se permitía el acceso a los corredores a dichas instalaciones de Ciudad Deportiva.

“No nos dejaban entrar a correr al Autódromo por su remodelación y tampoco podíamos entrar por la construcción del estadio de beisbol de los Diablos, incluso la puertas se encontraban cerradas.

“Al Gobierno únicamente se le ocurrió la remodelación del canal con una trotapista, pero a mí me gustaría que Miguel Ángel Mancera viniera a correr aquí, a ver si aguanta los olores fétidos”, dijo esta casa editorial Luis Barba Rubio, vecino de la colonia El Rodeo.

Durante un recorrido realizado por la zona se constató que hay malos olores provenientes del canal de aguas negras, a esto se le suma el smog despedido por microbuses y camiones de carga pesada, pues esta avenida es el paso natural para el Viaducto Río de la Piedad y la Calzada Ignacio Zaragoza.

Foto_ José Luis Villa

Otra de las quejas de los usuarios, es que, al estar en el camellón de avenida Canal de Churubusco, las autoridades dejaron algunos pasos peatonales, lo cual interrumpe el trayecto de los corredores.

Pese a ello, la pista es una opción para cientos de corredores de la zona, pues en ocasiones las puertas al Autódromo están cerradas y durante eventos o conciertos el servicio se suspende.

Foto_ José Luis Villa

Intento fallido

La Agencia de Gestión Urbana (AGU) encabezada por Jaime Slomianski fue la encargada de realizar la obra, la cual tiene una extensión de 3.2 kilómetros de ida y vuelta, la superficie es de caucho, elaborada con el reciclaje de 15 mil llantas de vehículos, lo que amortigua el paso de los deportistas y evita lesiones.

Además, cuenta con  28 bancas, 27 ejercitadores en cuatro módulos y 100 luminarias para que el espacio pueda ser ocupado de noche.

El titular de la AGU informó que, como medida de protección para los usuarios, se colocaron seis mil 400 metros cuadrados de reja alrededor del lugar y se dejaron 12 entradas peatonales.

“Este lugar estaba con todas las varillas hacia afuera, olía feo, estaba sin iluminación, no venían los niños como ahora, pero lo que necesitamos es que los vecinos ayuden a cuidarlo, que la gente se apropie del espacio público. Es un espacio recuperado”, declaró Miguel Ángel Mancera durante la inauguración.

Foto_ José Luis Villa

Sin embargo, el tema de los malos olores no se pudo combatir totalmente. El área cuenta con 17 respiraderos del drenaje, y a pesar de que tienen cuatro metros de altura con el objetivo de que los corredores no perciban el mal olor, esta técnica no ha resultado efectiva.

Alejandro Alva, profesor del departamento de Hidrobiología de la Universidad Autónoma de Metropolitana, aseguró que los olores se deben al movimiento de las aguas negras.

“Debajo tenemos un canal de aguas negras y ahorita lo transformaron en una trotapista, con lo que, sin duda, tenemos un fomento a la salud; esos malos olores van a estar, el agua va a correr, esa carga es momentánea y no siempre va a haber malos olores, dependiendo de la velocidad en que esté pasando el río es la cantidad de materia orgánica y ése va a ser el olor”, dijo  el especialista.

Para evitar los malos olores, los corredores solicitarán al Gobierno de la ciudad la instalación de plantas aromáticas, de tal modo que el olor pueda ser frenado.

Foto_ José Luis Villa

El Dato

-Uno de los objetivos fue reutilizar el espacio público que ahí se localiza, detonando nuevas funciones y usos. Asimismo, mejorar la accesibilidad e imagen de la ciudad para reducir los vacíos urbanos que propician inseguridad y falta de desarrollo económico y motivar un espacio de esparcimiento, interacción social y permanencia para la población que acude a la zona exclusivamente en días laborales.

-En 2013 se planteó un proyecto similar a la trotapista. Tenía como epicentro las inmediaciones de la estación Pantitlán, debido a la concentración poblacional de su entorno, así como los flujos y dinámicas sociales registrados día a día.

Comentarios