Morena busca arrasar en el Congreso CDMX… pero no tanto

15 febrero 2018 6:00 am

Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tiene amplias posibilidades de obtener una mayoría en el próximo Congreso local de la Ciudad de México, pero para ello debe perder uno o dos distritos electorales de los 33 que hay en la capital, para así acceder a espacios por la vía plurinominal.

Y es que, de acuerdo con la ley electoral, si los candidatos de  Morena ganan los 33 distritos en la ciudad, automáticamente se quedan sin diputados plurinominales, por lo tanto, al partido de Andrés Manuel López Obrador le conviene perder un par de distritos para así alcanzar una mayoría en el Congreso con los plurinominales que por ley le tocan, dependiendo su porcentaje de votos, el cual se prevé sea alto.

La próxima legislatura estará integrada por 66 diputados, la mitad de ellos serán elegidos mediante los sufragios, mientras que la otra mitad estará integrada por representantes plurinominales, que serán repartidos a los partidos de acuerdo al número de votos obtenidos en las urnas.

Para que Morena obtenga la mayoría en el Congreso debe de contar mínimo con 34 diputados y actualmente la legislación permite que un partido político pueda tener hasta 40 diputados elegidos por ambas vías, uninominal y plurinominal, así lo explicó Bernardo Valle, consejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México.

Esto luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara inválido el artículo 27, fracciones I,II, IV y VI del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México que prohibía a los partidos políticos tener más de 33 diputados en el nuevo Congreso de la Ciudad de México.

“La Constitución política de la Ciudad de México establece que (cada partido político) puede tener 40 diputados, en el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales se establece que 33, pero eso se impugnó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en acciones de inconstitucionalidad y la Suprema Corte determinó que debería de ser como dice la Constitución, es decir 40”, señaló Valle.  

Con el coincidió el consejero Mauricio Huesca, quien aseguró que los partidos políticos deben de garantizar que la mitad del Congreso esté conformado por mujeres, por lo que se debe ajustar cada una de las candidaturas.

“En la paridad vamos a dividir los 33 distritos en tres bloques de competitividad, son bloques que nos van a permitir mapear la fuerza política que tuvo cada partido político en comparación con la elección anterior (2015); sabemos como le fue al PRD en los distintos distritos, en los medios, malos y alta votación.

“Eso nos va a permitir verificar que un instituto político cubra la cuota de género, y no nos mande a todas las mujeres a distritos perdedores. Si tenemos once distritos de baja competitividad, los partidos deben de presentar cinco personas de un género y seis de otro género para efecto de que esté compensado”, explicó Huesca.

La actual bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) impugnó la ley electoral que se aprobó el año pasado y acusaron que a pesar de un posible triunfo, no se les garantizaba la mayoría en el Congreso.

Su coordinador, César Cravioto aseguró que hay una exigencia social para reducir el número de diputados a nivel local y nacional, pero los otros partidos aprovecharán la redacción de la ley electoral para aumentar el número de plurinominales.

“Es parte de la incongruencia de los partidos del Frente –PAN y PRD– que a nivel nacional dicen que hay que acabar con los plurinominales y en la ciudad lo suben, es una gran incongruencia.

“Imagínate que ganemos los 33 distritos con 60% de los votos, sólo vamos a poder tener el 60% del Congreso Local y no la mayoría, se está ganando la posibilidad de tener la representación real que ganaste en las urnas y no se aplicará en la realidad, por eso toda la ley electoral está impugnada”, dijo Cravioto.

Por esta razón celebraron el fallo de la SCJN, ya que al permitir hasta 40 diputados por ambas vía, les abre la posibilidad de tener más plurinominales y garantizar una mayoría absoluta.

Cabe mencionar que el Instituto Nacional Electoral (INE) redujo los distritos electorales en la ciudad; anteriormente había 40 distritos y actualmente hay 33. Iztapalapa es la delegación más poblada de la ciudad y por lo tanto le corresponden siete distritos, ésta es seguida por la  Gustavo A. Madero, que se quedó con cuatro y Álvaro Obregón, que obtuvo  tres y uno compartido con Cuajimalpa.

De los 33 distritos seis se compartirán entre dos demarcaciones, mientras que Milpa Alta resulta la más perjudicada al tener sólo un distrito, compartido con Tláhuac.

El distrito con menos habitantes se ubicará en Magdalena Contreras, con 239 mil habitantes, y el más grande en Álvaro Obregón, con 302 mil.

Los cambios: Alcaldes y concejales

Este año, en la Ciudad de México, por primera vez en su historia, se elegirán 243 cargos de elección popular: un jefe de Gobierno, 16 alcaldes, 160 concejales y 66 diputados; con ello también hay cambios en la delegaciones, las cuales pasan a llamarse alcaldías.

Las alcaldías ejercerán con más autónoma su presupuesto y podrán intervenir en tareas donde los actuales jefes delegacionales no tenían facultades.

Se trata de la emisión de licencias de modificación de obras y giros mercantiles, autorización de anuncios en vía pública, intervención en programas de planeación, desarrollo urbano, ordenamiento territorial y áreas naturales protegidas, así como en estrategias de seguridad y suministro de servicios públicos.

Este cambio obedece a  la Reforma Política de la ciudad, que dio origen a la creación de la Constitución local y el cambio de Distrito Federal a Ciudad de México.

De este modo, cada alcaldía fue dividida en seis circunscripciones por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), para ello se tomó en cuenta el número de habitantes, la configuración geográfica, identidad social, cultural, étnica y económica.

Cada alcaldía contará con un Concejo que se encargará de evaluar políticas como el Presupuesto de Egresos de sus demarcaciones, el programa de Gobierno de la Alcaldía, los cambios de uso de suelo, construcciones y las solicitudes de investigación a la Contraloría.

El Concejo estará integrado por 10 concejales, ellos y el alcalde serán elegidos en las urnas; sin embargo, sólo seis de ellos pertenecerán a una de las circunscripciones que hay por delegación, por lo que los cuatro restantes serán elegidos por representación proporcional.

Mientras tanto, los 16 alcaldes, junto con el jefe de Gobierno, formarán un Cabildo que podrá establecer acuerdos generales, opinar sobre iniciativas de ley del Gobierno central, acordar inversiones en las demarcaciones y proponer proyectos de obras.

Comentarios