¡Un dolor viajar en el Metro!: Cuando el sistema colapsa

31 agosto 2017 2:22 pm

En los dos últimos años miles de personas han resultado afectadas por la interrupciones del servicio en distintas Líneas y estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, el principal medio de traslado de la gente de esta ciudad.

Desde que la Ciudad de México vio crecer al  SCT, se le concibió como una red compleja de transporte masivo, es decir, toda una columna vertebral que lentamente se distribuiría por toda la ciudad y la Zona Metropolitana.

Sin embargo, hoy en día, además ser insuficiente ante la demanda de transporte, pues sufre los embates de la explosión demográfica, enfrenta una crisis de muchas dimensiones: Un obsoleto sistema eléctrico, vagones con averías, trasbordos desordenados, fallas en la infraestructura, incremento de los precios y por supuesto la saturación del sistema de desagüe cuando la lluvia arrecia sobre el Valle de México.

El resultado no podría ser distinto, la Ciudad de México es la más dolorosa para transportarse ante las constantes interrupciones de la red del Metro, y es que de acuerdo a la Encuesta del Dolor del Viajero, realizada en 2014 por el Institute for Business Value, la fatiga y el malestar son el nuevo parámetro social de movilidad en la CDMX.  

Son varios los colapsos de la red del Metro, y todos se quedan en la memoria colectiva de millones de usuarios de la ciudad. El de esta mañana, a consecuencia del desborde de  Río de los Remedios, ocasionó que miles de personas tuvieran que trasladarse por vías alternas; el caos generalizado y la confusión no terminó hasta casi llegar el mediodía.

Incluso cientos de usuarios tuvieron que caminar al menos dos horas la madrugada de este jueves para llegar a su casa, tras el cierre de estaciones en la Línea B.

No obstante, el malestar ante el servicio de transporte es una constante a la que no es posible acostumbrarse en una ciudad compleja como lo es la CDMX.

Leer más: Avenida Oceanía y Circuito Interior amanecen bajo el agua

El día de ayer usuarios de la estación Universidad, en la Línea 3, tuvieron que esperar alrededor de hora y media para que reiniciara el servicio de transporte, pues un tren reportó fallas en el sistema eléctrico.

Aunque a las 20:00 horas el STC informó que ya se había reanudado la marcha de los trenes, cientos de usuarios mencionaron en redes sociales que aún continuaban detenidos.

De igual forma, la mañana del 12 de mayo de este año, cuando un grupo de personas adscritas al Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo del Metro, dejaron de laborar para protestar por la reducción en el pago de horas extras, la Línea 7 dejó de funcionar durante una hora, desencadenando congestionamiento en las demás arterias de la red.

Por último, en mayo del año pasado, se registró un choque entre dos trenes en la estación Oceanía de la Línea 5 como consecuencia del derrape de los neumáticos ante la lluvia.

En ese accidente doce personas quedaron lesionadas, aunque ninguna de gravedad, y de acuerdo a los informes de la Cruz Roja Mexicana y del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), 10 personas sufrieron crisis nerviosa.

Hace apenas unos días el director del STC, Jorge Gaviño, aseguró que la Red del Metro colapsaría en las Líneas 1, 2 y 3 debido a las fallas en el sistema eléctrico que lleva operando cincuenta años.

Dichas arterias transportan diariamente a dos millones de usuarios aproximadamente, por lo que el funcionario dijo que se invertirán cinco mil millones de pesos en la restauración de 17 subestaciones eléctricas.

Así, tal como alguna vez lo dijo el historiador Iñigo Fernández, el Metro es mucho más que un medio de transporte o una alegoría del progreso, la historia del Metro es también la historia de las personas de esta ciudad, una ciudad contradictoria y caótica, pero al fin nuestra ciudad.

Te puede interesar:

[VIDEO] Delincuentes disparan contra automovilista para quitarle su vehículo

[VIDEO] Reportan robo a automovilista en Viaducto

Comentarios