Futbolistas desairan las convocatorias al movimiento olímpico

30 agosto 2017 8:00 am

La medalla de oro que consiguió el futbol mexicano en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, le cuesta al Gobierno Federal 234 mil pesos mensuales, como parte de la beca vitalicia de 13 mil pesos a cada uno de los 18 jugadores que compitieron en el certamen.

Sin embargo, el presidente de Medallistas Olímpicos de  México, Daniel Aceves, lamenta que los futbolistas menosprecien las convocatorias hechas por esta Asociación y que solo sean parte del movimiento olímpico para cobrar  su beca vitalicia.

Un ejemplo fue ayer en la entrega de reconocimientos que hizo el Comité Olímpico Mexicano (COM) y Medallistas Olímpicos de México (MOM), a medallistas de las distintas ediciones de los Juegos Olímpicos, en el marco del trigésimo aniversiario de la Asociación que dirige Aceves.

 “Para el evento realizado se les convocó pero nadie se presentó. Es una medalla nada más pero los 18 tienen el reconocimiento económico vitalicio y que es una beca renunciable. Hay que hablar en temas reales, la unanimidad no existe pero si existe unidad y la mayoría de la participación de los medallistas”, dijo Aceves.

Incluso el ex luchador mencionó que se les ha convocado en otras ocasiones pero nunca se han presentado a una.

“Hay un alejamiento con el deporte profesional a las convocatorias que hemos realizado, en un sentido por la agenda que tienen con sus clubes, y por otro lado, es que no hay esa identificación con el movimiento olímpico”, mencionó.

Un futbolista mexicano en la liga local, cuando comienza en primera división recibe apróximadamente 50 mil pesos mensuales, pero cuando ya es un jugador consagrado reciben cerca de dos millones de pesos.

Comentarios