Desnivel Mixcoac contará con ventiladores inteligentes contra la contaminación

21 agosto 2017 6:24 pm

El Desnivel Mixcoac-Insurgentes contará con una red inteligente de ventilación que permitirá la extracción de gases y humos generados por la combustión de los vehículos, informó el titular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), Edgar Tungüí Rodríguez.

El funcionario presumió que en la obra se instaló el sistema de seguridad más completo para vialidades subterráneas del país, el cual también incluye cámaras de videovigilancia, sistema contra incendios, iluminación eficiente, plumas de control vehicular y un cárcamo de almacenamiento pluvial.

“Trae una mejora implícita para los usuarios, así como un beneficio directo para los peatones, vecinos, trabajadores de la zona y quienes utilizan el transporte público, estamos hablando de más de 300 mil personas cada día”, detalló

Detalló que el lugar estará equipado de manera integral para garantizar la seguridad de todos, está preparado para una lluvia intensa, presencia de humo, un accidente vial, incendios, y todo queda registrado en video y se observa en tiempo real.

Respecto al sistema de ventiladores explicó que estos se ubican en los muros de los dos túneles (sentido poniente-oriente y viceversa), incorporaciones y salidas del nuevo distribuidor vial.

Se encuentran equipados con sensores que permiten medir la calidad del aire dentro del túnel y cámaras que registran humo. Cuando la calidad del aire es de regular a mala o existe presencia de humo, los ventiladores entran en funcionamiento de forma automática.

Los equipos tienen la capacidad de trabajar a temperaturas de 250 grados, con una velocidad de 60 Hertz. Los ventiladores tienen tres rangos de operación.

Al primero se le denomina “confort”, y se activa cuando la temperatura al interior alcanza los 30 grados Centígrados para propiciar una recirculación de aire y evitar que la temperatura aumente. La segunda modalidad entra en operación cuando la calidad del aire alcanza las 400 partes por millón de Dióxido de Carbono.

En ambos casos los ventiladores funcionarán a un 30 por ciento de su capacidad.

El último rango de operación es una etapa extrema, con presencia de humo provocado por fuego, donde los ventiladores funcionarán al 100 por ciento de su capacidad y de manera bidireccional: mientras unos inyectan aire para desplazar gases o humo, los que están enseguida funcionarán como extractores, es decir, jalarán el aire para seguir impulsándolo hacia el exterior del túnel de manera rápida y eficiente.

Los equipos cuentan con tres diferentes medidas, de acuerdo a las dimensiones de la vialidad; los que se encuentran en los túneles principales miden 1.25 metros de diámetro; en las rampas de desincorporación de Barranca del Muerto y el Eje 8 Sur José María Rico hay ventiladores de 1.12 metros, mientras que los instalados en la rampa Insurgentes Sur son los más pequeños, tienen una diámetro de 63 centímetros.

Con mantenimiento preventivo, los equipos de ventilación tienen un tiempo de vida útil de hasta 30 años. El mantenimiento se debe hacer una vez año y consiste en lubricar las partes rodantes, hacer una revisión de los sensores y las partes eléctricas del ventilador, así como analizar el balanceo del motor para que pueda girar normalmente.

En el Desnivel Mixcoac-Insurgentes se habilitó también un sistema contra incendios integrado por una red de tubería seca y extintores; un sistema de videovigilancia compuesto de 29 cámaras que se encuentran monitoreadas las 24 horas del día desde el C5; y un cárcamo de bombeo que evitará inundaciones en la vialidad subterránea, ya que permite captar hasta 240 mil metros cúbicos de agua pluvial.

Comentarios