Apuesta IECM a mesas de diálogo para fortalecer confianza de la ciudadanía

16 agosto 2017 9:38 pm

La Contraloría General del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) organizó la mesa de diálogo “La Lucha Contra la Corrupción, una mirada desde la transparencia”, con la que apuesta a fortalecer la confianza institucional frente a la ciudadanía.

Jorge Alberto Diazconti Villanueva, contralor General del órgano electoral, anunció que el objetivo es alcanzar las metas que marca el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, por lo que en agosto y septiembre se llevarán una serie de mesas en las que se discutirán los principales ejes de este sistema.

A su vez, el consejero Presidente del IECM, Mario Velázquez Miranda, destacó el papel que ha desempeñado la Contraloría General durante los procesos electorales y de participación ciudadana. Debemos, dijo, cumplir con los objetivos del Sistema Nacional Anticorrupción, a fin de prevenir posibles actos ilícitos en el quehacer institucional.

Leer más: Sistema Anticorrupción de la CDMX responderá a la demanda de la ciudadanía

En este tenor destacó que no es suficiente cumplir con los estándares nacionales e internacionales, sino que se debe trabajar continuamente y contribuir con procesos innovadores, mediante una conducta ética en el actuar institucional.

“Tenemos la responsabilidad de recuperar la confianza de las y los ciudadanos con la aplicación de acciones y programas que den certeza a los habitantes de la Ciudad”.

Por su parte, el consejero Carlos Ángel González Martínez, dijo que la corrupción es uno de los más graves lastres de nuestra sociedad y que es la última oportunidad del Estado de cubrir el déficit de credibilidad que se tiene en esta materia.

Reiteró que este problema no podrá ser atendido de manera integrar sin la participación de los actores políticos, las instituciones y la ciudadanía.

Lizbeth Xóchitl Padilla, especialista en el tema, comentó que para abordar el problema de la corrupción se tiene que hacer desde la óptica de la transparencia y rendición de cuentas, en la que el órgano de control interno de las instituciones tendrá una gran responsabilidad, al realizar las investigaciones de conductas graves y no graves de los servidores públicos.

Se pronunció porque durante las indagatorias se observen y se respeten los derechos humanos, a fin de que se garantice el debido proceso y la presunción de inocencia. Para ello, dijo, se necesita establecer mecanismos de capacitación permanente desde una perspectiva de los derechos humanos.

Mucio Israel Hernández Guerrero, titular del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Distrito (InfoDF), destacó que el nuevo sistema cuenta con bases normativas novedosas. Sin embargo, presenta deficiencias notables.

Apuntó que no se tienen mecanismos de interlocución entre las instituciones y la ciudadanía, por lo que propuso repensar las tareas del Sistema Nacional Anticorrupción y su articulación con los sistemas locales. Dijo que es necesario delimitar los marcos de actuación de cada uno de los niveles de la administración.

Agregó que un sistema que no dé resultados generará agotamiento y decepción por lo que insistió que se debe dar prioridad a la gente para que los objetivos se cumplan a cabalidad.

El también especialista Adalberto Méndez López expuso que en la batalla contra la corrupción es esencial el acceso a la información pública, que se constituye como una herramienta esencial que evita la monopolización de la misma.

Mencionó que actualmente no se cuenta con una política de accesibilidad a la información y la tecnología, por lo que el gran reto del Sistema Nacional Anticorrupción es crear mecanismos para todos los grupos sociales, en particular las personas con discapacidad, gocen y aplique este derecho.

Arturo Herman Contreras, sostuvo que la corrupción es un comportamiento que se desarrolla y se aprende en el entorno social. Uno de los pendientes, dijo, es entender lo que rige la conducta y la construcción de valores de los funcionarios públicos.

Comentarios