Precampañas acapararán enero y febrero de 2015

1 diciembre 2014 10:55 am

Los partidos políticos casi tienen lista su metodología para elegir candidatos a jefes delegacionales y diputados locales, pero será a principios de año cuando las concreten.

POR JONATHAN VILLANUEVA

El maratón Guadalupe-Reyes estará acotado por la burocracia capitalina. Y es que a partir del 20 de enero próximo arrancarán de manera oficial los procesos de selección de candidatos a jefes delegacionales y diputados locales de cada partido político.

De acuerdo con el artículo 224 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Distrito Federal, el periodo para que los 10 partidos que hay en la capital del país eligan a sus abanderados del 2015 será de 30 días.

El plazo fatal será el 18 de febrero próximo, lo que significa que a partir del 20 de enero, los líderes de cada institución política tendrán que delinear sus plataformas electorales y sus posibles alianzas durante este último mes del año.

De acuerdo con especialistas en materia electoral, los comicios locales venideros serán “muy complicados”. En consecuencia, no hay claridad en cuál será el partido más representativo de cara a la elección de 2018.

Y es que el regreso del PRI a la presidencia de la República advierte que sus abanderados en la Ciudad de México contarán con recursos financieros y programas sociales suficientes para arrebatar diversos bastiones a la izquierda.

Mientras que la aparición del Partido Movimiento Regeneración Nacional tiene como objetivo principal desarticular al PRD y sus principales líderes que están incrustados en la corriente Nueva Izquierda.

En el PRD se vive una debacle generada por la salida de Andrés Manuel López Obrador, la cargada contra Marcelo Ebrard y René Bejarano, el caso Ayotzinapa y la recién salida de Cuauhtémoc Cárdenas.

Por si fuera poco, Movimiento Ciudadano analiza no concretar la alianza histórica con el PT y el partido del sol azteca en los procesos electorales, y a su vez, adherir a Marcelo Ebrard y una parte del magisterio que aún controla Elba Esther Gordillo.

En el caso del Partido del Trabajo, la apuesta está en mantener una relación con el PRD y posicionarse en algunos bastiones de la ciudad capital.

Nueva Alianza pretende crecer en delegaciones como Iztapalapa a través de René Arce y otros ex perredistas, así como con la unión de fuerzas con el PRI, PVEM y hasta el PAN.

El PAN también contempla alianzas en algunos bastiones para mantener la delegación Benito Juárez, tratar de recuperar Miguel Hidalgo y hacerse de Cuaujimalpa y Coyoacán.

Como eje principal de la oposición, el PRI abanderará la alianza con el Panal, el Verde Ecologista y posiblemente con Acción Nacional en donde su mira está en Magdalena Contreras, Milpa Alta, Cuajimalpa y Venustiano Carranza. El verde sólo sumará.

Para los nuevos partidos Encuentro Social y el Humanista la mira está en el ámbito nacional para mantener el registro de cara a las elecciones de 2018, ya que al igual que Morena no pueden realizar alianzas.

Hasta el momento ningún partido ha definido su metodología de selección. Este mes será clave para ello, y aprovecharán los tiempos que marca la ley para promover su imagen en el mes de enero.

Primero, con informes de actividades para quienes son jefes delegacionales y diputados locales, y después simulando una elección interna que de todas formas se definirá por consenso.

Comentarios