Leyes para personas con discapacidad son letra muerta.

3 diciembre 2014 2:51 pm

Por Patricia Rosales

Actualmente en la Ciudad de México existen leyes que promueven, en el discurso, la accesibilidad para personas con alguna discapacidad; sin embargo, no son supervisadas por ninguna autoridad u organismo y tampoco existen sanciones a quien incumpla con los ordenamientos vigentes. Algunos de ellos son la Norma Técnica Complementaria para el Proyecto Arquitectónico del Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal el cual está vigente desde 2011, la Ley para las Personas con Discapacidad local, el Manual Técnico de Accesibilidad de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, así como la recién aprobada Ley de Accesibilidad para el D.F., entre otras.

Esta última incluso fue regresada por el Gobierno del Distrito Federal bajo el argumento de que faltaba hacer una revisión minuciosa del marco normativo de la capital. Organizaciones no gubernamentales también criticaron la nueva norma al señalar que busca centralizar el tema en la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), excediendo incluso las facultades de las dependencias.

Se estima que en el Distrito Federal habitan casi medio millón de personas con discapacidad, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), lo cual representa 5.46% del total de la población. No obstante, datos de las ONG´s señalan que sólo 5% del territorio de la ciudad es accesible para las personas con discapacidad motriz, mientras que para aquellas que padecen otro tipo de discapacidad, desplazarse en toda una odisea.

En el marco del Día Internacional de Personas con Discapacidad la vicepresidenta de la Asociación Civil Libre Acceso, Laura Bermejo Molina, indicó que no hacen falta más normas al respecto, sino homologar las existentes y verificar su cumplimiento. “La accesibilidad no sólo se trata de infraestructura sino también de servicios, que incluyan una comunicación también para las personas sordas o con discapacidad visual, no sólo hay discapacidad motriz. Es necesario crear conciencia y sobre todo una obligación efectiva de las personas que se encargan de la construcción y remodelación de los inmuebles y servicios”, manifestó.

Bermejo recordó que es obligación de las construcciones brindar servicios y atención accesible, además de que se informen y conozcan de las normas y criterios antes de construir inmuebles, ya que si construyen uno que contenga la accesibilidad les servirá a personas con y sin discapacidades. “Es importante que se promueva la accesibilidad, la queja y la denuncia de los lugares inaccesibles, es decir que a través de la sociedad se debe buscar que todos los inmuebles sean accesibles”, puntualizó.

Y es que la falta de accesibilidad también se considera un acto discriminatorio contra las personas con alguna discapacidad, por lo que puede manifestarse ante el Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación o en la Comisión de Derechos Humanos tanto local como nacional.

El diputado local del PRD, Jorge Zepeda Cruz, quien impulsó la Ley de Accesibilidad señaló que se está trabajando en las modificaciones necesarias para que esta ley pueda convertirse en una realidad. Subrayó que buscar la plena integración de las personas con alguna discapacidad a los ámbitos laborales y educativos debe constituir un reto para quienes gobiernan y elaboran las leyes en la ciudad de México. Asimismo la promoción de oportunidades y acceso a la salud de las mujeres y hombres que por su condición no han sido tomados en cuenta.

Zepeda Cruz consideró imperioso adoptar las medidas necesarias para erradicar las costumbres y prácticas discriminatorias a través de información, políticas y programas orientados a lograr la autonomía de las personas con discapacidad y su inclusión en el trabajo, salud, educación, deporte, cultura y todas las áreas que en conjunto forman una vida plena y satisfactoria.

Comentarios