Tecnociencia

Alternativas para controlar Parkinson

parkinson-rigidez

El Mal de Parkinson es controlable

Es una de las enfermedades más conocidas a nivel global, que al menos en México afecta alrededor de 650 mil personas. El Mal del Parkinson consiste en un transtorno degenerativo a nivel neuronal, las cuales se encargan de producir producir dopamina, sustancia vital para la transmisión de información que envía el cerebro para mantener el movimiento corporal. La falla radica en la falta de producción de dicha sustancia, que al no segregarse provoca una falla en la movilidad del cuerpo.

Comúnmente, ésta se detecta a partir de los sesenta años en las personas que padecen de este mal, y es más frecuente que los hombres la padezcan.

Según la Doctora Beatriz de la Casa Fages, especialista del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid “La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa en frecuencia. El óptimo tratamiento médico, así como las terapias rehabilitadoras, pueden mitigar los síntomas de la enfermedad. De este modo, los pacientes pueden mantener su actividad cotidiana y una buena calidad de vida durante muchos años después del diagnóstico”.

Los diversos síntomas que provoca el Mal de Parkinson son:

  • Temblor en reposo.
  • Hipoquinesia (dificultad para iniciar movimientos).
  • Rigidez muscular.
  • Pérdida del centro de gravedad y de reflejos posturales.
  • Dificultad en la marcha.

Aunque todavía no hay algún tratamiento para eliminar por completo el Parkinson, existen formas de control, con las cuales las personas que padecen el mal pueden llevar una vida normal, siempre siguiendo los tratamientos médicos adecuados.

En México, la UNAM desarrolló una terapia para aminorar la rigidez muscular que provoca la misma, que consiste en la colocación de una bobina alrededor de la parte frontal de la cabeza, la cual genera un campo electromagnético. Esto ayuda a regular la actividad neuronal, con ello se controlan los movimientos corporales.

En el mundo existen otras formas de control. Una de ellas es la implementación de dos electrodos dirigidos hacia la parte cerebral que el paciente requiera ser atendida. Es una especie de marcapasos que envía impulsos eléctricos, los cuales ayudan a la estimulación cerebral. Este consta de dos placas o contactos que disponen de una batería con duración de cinco años.

Las ventajas que ofrece este tipo de terapias son el evitar todos los síntomas anteriormente mostrados. La única desventaja que se tiene al usar este tipo de terapias es el traslado hacia los lugares en donde se implementan estos dispositivos, aunque el tratamiento para el mismo es muy costoso, ya que en ocasiones las terapias tienen un costo de 2 mil pesos al día.

Existen organizaciones como la Asociación Mexicana de Parkinson que ayudan a llevar una vida normal a los enfermos, que por medio de terapias apoyan al control de dicha enfermedad.

 

Con información de Rafael Alejo

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top