NVS
Salud

En México se triplica obesidad en adolecentes: Enrique Graue Wiechers

mexico, obesidad, uam, unam, oms, el big data, big data

En el país, poco más del 10% de los niños tienen sobre peso y obesidad; mientras que en los adolescentes el porcentaje alcanza el 35% y con más del 70% de la población adulta.

La obesidad infantil y en adolescentes se ha incrementado considerablemente durante los últimos años, pues de 1993 a 2010 se triplicó la cantidad de adolescentes en esta situación, alertó el Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, al inaugurar el Seminario contra la Obesidad y el Sobrepeso Infantiles en el Museo de Arte Contemporáneo (MUAC).

El rector de la Máxima Casa de Estudios, abundó que en el país, poco más del 10% de los niños tienen sobre peso y obesidad; mientras que en los adolescentes el porcentaje alcanza el 35% y con más del 70% de la población adulta.

Graue Wiechers expuso que esa complicación está relacionada con un sinnúmero de padecimientos, sobre todo con diabetes, pero también con enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cánceres. Es un conflicto al que, incluso, ya se le llama “diabesidad”, porque el número de obesos se reflejará en una gran cantidad de diabéticos, y esto impactando tremendamente al sistema de salud mexicano.

México posee el primer lugar mundial de obesidad y sobrepeso en niños y uno de los primeros en adultos. Algunas de sus consecuencias directas es que propician diabetes, hipertensión y daño metabólico, que figuran entre las principales causas de muerte en el país.

En tanto, Itzcóatl Tonatiuh Bravo, rector de la Universidad de Guadalajara, expresó que a través de este encuentro se pretenden generar insumos para diseñar e implementar políticas públicas; desarrollar modelos de intervención para prevenir, atender y disminuir los efectos nocivos de esta problemática social que afecta a niños y adolescentes mexicanos, además de establecer directrices de intervención o de investigación.

Se deben tomar medidas urgentes porque esas enfermedades son las que saturan los sistemas de salud pública y privada, y consumen la mayor parte de los recursos de las instituciones. De continuar la tendencia, alertó, en 10 años el sistema podría colapsar.

La coordinadora académica del Seminario, María Robles, indicó que hasta hoy no se ha conseguido detener de manera significativa la incidencia de esta afección que lastima a los infantes en su salud física y mental.

Un niño obeso no puede moverse libremente, no puede jugar, brincar, se limitan sus capacidades cognitivas”, comentó María Robles.

María Robles, remarcó que las políticas públicas no han dado los resultados esperados; al hacer falta poner en común los diagnósticos, indicadores, estrategias de monitoreo e indicadores de evaluación de las poblaciones objetivo en las que se ha intervenido. Sólo la colaboración responsable de la ciencia y la política hará posible tener efectos más positivos.

Para Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la obesidad y sobrepeso tienen fuertes efectos en la productividad y la competitividad, así como en la calidad de vida de buena parte de la población.

De seguir las tendencias, en 2017 el monto que tendría que prever la Secretaría de Salud para atender ese flagelo sería de alrededor de 150 mil millones de pesos.

Para atacar el problema no basta con el análisis clínico e identificación del mal, sino con políticas públicas transversales, donde las diferentes áreas de la acción gubernamental y social puedan encontrarse y tener mayor eficacia en las iniciativas”, concluyó, Enrique Cabrero.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top