26 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Vecinos en pie de lucha por las áreas verdes

Para evitar que el número de áreas vedes sigan disminuyendo por el crecimiento de la mancha urbana, los habitantes se han organizado para defenderlas.

El crecimiento de la mancha urbana en el DF, los desarrollos inmobiliarios y obras viales ha detonado un nuevo movimiento social en defensa de las áreas verdes, donde los protagonistas son los propios vecinos.

Y es que estos espacios resultan insuficientes. Datos de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) señalan que el área verde por capitalino es de 5.3 metros cuadrados, en promedio, cuando la Organización Mundial para la Salud (OMS) recomienda por lo menos debe haber 9 metros cuadrados por habitante, para mantener la buena calidad de vida en las ciudades.

Actualmente no existen datos precisos del total de áreas verdes que existen en el Distrito Federal; sin embargo, los vecinos de distintas demarcaciones aseguran que los espacios han ido reduciendo con la complacencia de las autoridades.

Según datos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), esta disminución es de casi 50 mil hectáreas en los últimos 15 años.

En la mayoría de los casos ha sido imperceptible; sin embargo, algunos espacios despertaron el interés público debido a que los vecinos se organizaron para defenderlos.

Tal es el caso del Parque Reforma Social, en la delegación Miguel Hidalgo, el cual pretende ser vendido por sus propietarios a una inmbiliaria.

Después de años de lucha vecinal, las autoridades delegaciones crearon un fideicomiso, que tiene como objetivo administrar los recursos económicos que serán destinados para la compra del terreno de 3.2 hectáreas en beneficio de los vecinos y la Ciudad de México.

Sin embargo, Adriana Bermeo, vecina involucrada en el movimiento, asegura que no tienen claridad del tema, ya que el Fideicomiso no dice que pueda adquirir un parque y no se ha corregido, además no pueden revisar en el banco si la cuenta tiene fondos; y no han tenido respuesta alguna por parte de la autoridad delegacional.

Otro caso, es el predio es Cienegas 28, barrio los Reyes en la delegación Coyoacán donde en talaron más de 70 árboles considerados en peligro de extinción sin ninguna contar con la debida dictaminación por parte de Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT).

Aquí los vecinos se oponen a la construcción de 134 viviendas de interés social por el Instituto de Vivienda (Invi) y durante la administración de Mauricio Toledo, ex jefe delegacional en Coyoacán prometió que pediría al GDF que cancelaran la construcción en la zona; pero hasta el momento eso no ha ocurrido.

En febrero de este año se dio a conocer que el Gobierno del DF le quitó la declaratoria de Área de Valor Ambiental con la categoría de Bosque Urbano a la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, con el fin de poder realizar los trabajos de ampliación del Autódromo Hermanos Rodríguez y para los que se talaron casi mil árboles.

El cambio se realizó en junio de 2014, meses antes del anuncio de las obras que permitirán traer a la capital del país la competencia de la Fórmula 1, la cual generaría una derrama económica para la ciudad de 2 mil millones de dólares, según lo proyección ofrecida durante la presentación del proyecto.

El movimiento vecinal más reciente es el organizado en contra deprimido Mixcoac-Insurgentes, ya que para la obra se talaran 598 árboles en la zona. Desde principios de la obra, los vecinos han manifestado su inconformidad por el proyecto, pues aseguran que se está cometiendo ecocidio, además consideran el proyecto como una imposición del Gobierno central que ocasionará un gran deterioro ambiental.

Áreas verdes ¿para qué?

De acuerdo con la OMS, las áreas verdes contribuyen en la calidad de vida de las personas, tanto en la esfera psicológica como en la física.

Y es que las áreas verdes contribuyen a liberar oxígeno a la atmósfera y absorben dióxido de carbono, diluyen la mezcla de contaminantes, filtran gases, absorben gases contaminantes, atrapan partículas de polvo, humo y cenizas que circulan en el aire, además de filtrar y detener vapores y olores desagradables.

La PAOT señala que las principales afectaciones a estos espacios son: la ocupación por asentamientos irregulares, depósito y acumulación de residuos de manejo especial, y para destino de otros usos de suelo; y afectaciones por desarrollo de grandes obras de equipamiento o infraestructura vial que se construyen en la ciudad.

“Los cambios de uso de suelo afecta en que empezamos en un punto de picoteo a las áreas verdes en donde gradualmente se va permitiendo la introducción de proyectos que van degradando”, explicó René Villanueva, arborista certificado y vicepresidente Asociación Mexicana de Arboricultura

Sobre la cuestión de que talan un árbol y después plantan más para “resarcir” el daño, Villanueva manifestó que es una “tomada de pelo”, ya que básicamente dijo hay árboles de gran porte que son insustituibles.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top