NVS
Investigaciones

Vagoneros reviran, denuncian abuso de poder en operativos

La CDHDF hasta el momento ha desechado las quejas por falta de argumentos.

A poco más de un año de la puesta en marcha del operativo Cero Tolerancia contra los denominados vagoneros del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC Metro), éstos han interpuesto 40 quejas ante la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF).

Detenciones arbitrarias, malos tratos, golpes, extorsiones e incomunicación dentro de los juzgados cívicos son algunas de las vejaciones que argumentan los comerciantes que desde hace más de 30 años realizan comercio informal dentro los vagones de este medio de transporte.

Dicho operativo fue puesto en marcha en agosto de 2015 para inhibir el comercio informal en las instalaciones del Metro y en respuesta a una de las principales demandas de los usuarios por las molestias generan las actividades de este tipo, indicó el propio organismo.

Sin embargo, los vendedores informales aseguran que los policías abusan de su poder para remitirlos.

De acuerdo con el líder de comerciantes de la Línea 2 del Metro, Jesús Galindo, existe una contradicciones legales en el actuar de las autoridades capitalinas y del Metro, porque al querer aplicar la fuerza pública violan preceptos Constitucionales.

Cabe destacar que la Ley de Cultura Cívica no castiga el comercio público, pero sí impedir o estorbar de cualquier forma el uso de la vía pública o la libertad de tránsito o acción de las personas, como lo indica que Artículo 25.

“Policías de la Policía Bancaria, Auxiliar y Preventiva que trabajan en el Metro nos remiten al Juzgado Cívico por vender, pero eso no lo dice la ley. Al llegar, no nos permiten comunicarnos y nos cobran entre 200 y 700 pesos, pero muchos no los pueden pagar y se quedan arrestados 13 horas”, denunció Galindo, quien es licenciado en Ciencias de la Comunicación.

El Big Data Mx pudo constatar que el Juzgado Cívico ubicado al exterior de la estación Guerrero es el recinto usado para remitir a todos los vagoneros detenidos, algunos son trasladados por falta de espacio al CUH8 del Metro Pino Suárez o al Torito.

Sin elementos

Jesús Galindo vende libros y revistas en la Línea 2 desde hace más de diez años y acepta que siempre ha habido operativos en el Metro para regular el comercio informal, pero se intensificó con la llegada del ex diputado Jorge Gaviño.

Anteriormente las detenciones se hacían en flagrancia y ahora es de manera arbitraria, aseguraron los comerciantes, violentando los derechos humanos.

Esta casa editorial realizó varios recorridos en diversas líneas del Metro y pudo constatar el uso de la fuerza durante los operativos debido a la resistencia que los comerciantes oponía.

El año pasado, Perla Gómez Gallardo, presidenta de la CDHDF, aceptó que estaban documentando casos de las personas ciegas que tuvieron una situación de conflicto en el Metro.

Asimismo, dijo que tuvieron un acercamiento institucional, donde participó el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), “para verificar que hubiera espacios de diálogo, que se dé con toda claridad y accesibilidad en todo momento a las propuestas que haga el Gobierno del Distrito Federal”.

Y se comprometió a darle seguimiento al tema y “verificar qué protocolos de actuación, de qué manera se está llevando esta situación de regularización y sobre eso seguiremos documentando”.

Sin embargo, hasta la fecha la CDHDF ha negado las peticiones de los vagoneros para realizar una recomendación a las instituciones que participan en los operativos.

La última queja interpuesta ante la CDHDF fue el 30 de noviembre de 2015. Yolanda Ramírez Hernández, Tercera Visitadora General, contestó que se cerraba el expediente “por no existir suficientes para acreditar la violación de los derechos humanos por lo que respecta a la SSPDF y la STC”.

El caso más reciente de violación de derechos humanos que está casa editorial documentó, fue el de la señora Elizabeth Sánchez Cruz, de 38 años, quien fue golpeada por oficiales del Metro el 15 de septiembre de 2016 e ingresada al Hospital General Balbuena por lesiones.

Ella estaba vendiendo alegrías o dulces mexicanos. en la estación Portales, de la Línea 2, cuando un grupo de 30 Policías Auxiliares sin preguntarle la sometieron y golpearon para intentar remitirla al Juzgado CUH8, donde no la recibieron por lesiones.

Así que la llevan al nosocomio Balbuena. Nuevamente los agentes la llevan ante el juez, quien le cobró una multa 80 pesos sin darle recibo y posteriormente la dejaron ir.

En números

De acuerdo con cifras otorgadas por el director del STC Metro, Jorge Gaviño, del 17 agosto de 2015 –cuándo inició el operativo “Cero Tolerancia”– al 28 de septiembre de 2016, se remitieron 57 mil 658 vagoneros, vendedores en pasillos y todo aquel comerciante informal.

Los comerciantes aseguran que la falta de empleo y necesidad económica son algunos de los motivos que los ha llevado a vender dentro del Metro.

Actualmente el Metro cuenta con mil 663 uniformados de la Policía Bancaria e Industrial (PBI). Antes sólo contaba con 463 elementos de la Policía Auxiliar, pero con la puesta en marcha de Cero Tolerancia, se contrataron de mil 200 elementos, principalmente para las Línea 1 (687), Línea 2 (503), Línea 3 (494).

Sin embargo, vendedores denuncian que también participan el Agrupamiento 54 “Murciélagos” y el Grupo de Reacción sector 70 de la Policía Auxiliar, adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, además de los elementos de “boinas rojas y negras” de la PBI.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top