Investigaciones

Una bomba de tiempo llamada Cendis

El 80% de los Centros de Desarrollo Infantil se encuentran en riesgo debido a su cercanía con tanques de gas, tendido eléctrico, basureros, problemas de infraestructura y deterioro en la red hidráulica.

Los Centros de Desarrollo Infantil (Cendi) son una bomba de tiempo. De acuerdo al último informe de seguridad de la Secretaría de Protección Civil, 80% de ellos representan un alto riesgo; el resto –en menor grado–, un peligro latente.

En la Ciudad de México existen 244 estancias de este tipo, de las cuales 40% se localiza dentro de algún mercado público, lo que los ubica en el grupo de mayor riesgo.

Pese a que la dependencia capitalina ha emitido recomendaciones para remover los Cendis de los centros de abasto popular, las delegaciones se niegan bajo el argumento de que no cuentan con infraestructura para ello.

 La Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil dice que ningún establecimiento que por su naturaleza ponga en riesgo la integridad física y emocional de los niños se ubicará a una distancia menor de 50 metros de las estancias infantiles.

 Incluso, en 2014, el entonces diputado local Roberto Candia presentó una iniciativa para modificar la Ley de Protección Civil del DF con el fin de dar cumplimiento a la normatividad, pero la propuesta nunca avanzó.

 El ex legislador explicó a esta casa editorial que 90% de los Cendis presentan “serios rezagos”, tales como suministro de energía eléctrica y agua, además de que están cerca de contenedores de basura o tanques de gas, de zonas de traslado de mercancías y bajo cables de alta tensión.

Algunos no tienen salidas de emergencia y se localizan en la parte alta de los mercados o debajo del tendido eléctrico, lo que representa un peligro latente”.

 Infortunadamente hemos vivido episodios trágicos, como lo que sucedió en la Guardería ABC, y por eso necesitamos extremar precauciones”, indicó.

 

Según sus declaraciones, se tienen identificadas, por lo menos, 25 estancias infantiles de las delegaciones Miguel Hidalgo, Iztapalapa, Azcapotzalco y Tlalpan que no cumplen con las normas mínimas de protección civil.

 El pero… está en los números

 Distintos jefes delegacionales han reiterado que es “difícil” establecer algún esquema para la reubicación de Cendis, pues no cuentan con inmuebles propios, y esa facultad sólo la puede ejercer el Gobierno del Distrito Federal.

 Por ejemplo: la directora de Protección Civil en la delegación Cuauhtémoc, Cynthia Murrieta Moreno, informó a El Big Data Mx, que de los 20 Cendis que tienen en funcionamiento, la mayoría están catalogados como de bajo y mediano riesgo.

 Sin embargo, asumió que este problema debe atenderse oportuna y eficazmente, ya que de lo contrario se corre el riesgo de que cualquier centro infantil sufra algún percance por estar cerca de un mercado público.

 El jefe delegacional de esa demarcación, Ricardo Monreal Ávila, admitió que estos lugares carecen de servicios óptimos, por lo que “urge sacarlos de los mercados”, pero no hay recursos para reubicarlos.

 Ejemplificó la problemática de los Cendis con el del mercado Beethoven, donde también los locatarios han expuesto su malestar debido al nulo mantenimiento que le han dado al edificio.

 Para disminuir los riesgos que corren, el delegado dijo que buscará un convenio con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y así sustituir el cableado eléctrico de estos centros.

 En las delegaciones Benito Juárez y Miguel Hidalgo el problema es el mismo; las autoridades sólo han realizado brigadas de información y recomendaciones en Centros de Desarrollo Infantil para reducir los riesgos.

 Por su parte, Rigoberto Salgado, jefe delegacional en Tláhuac, advirtió que si la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) no aumenta el presupuesto para rescatar los mercados, éstos seguirán representando un gran peligro para los Cendis.

 El político morenista mencionó que durante su administración los centros de abasto popular serán sometidos a una evaluación para determinar si es urgente reubicar los Cendis, luego de aclarar que para eso se requiere presupuesto.

 Añadió que pese a que la demarcación tiene pocos Centros Infantiles operando en los mercados públicos, los vigilará periódicamente para evitar que sigan presentando fugas de gas.

 Durante un recorrido que se realizó por guarderías dentro de mercados en delegaciones como Gustavo A. Madero, Benito Juárez y Cuauhtémoc, El Big Data Mx pudo constatar la situación de riesgo que impera.

 Lo anterior debido a que se encuentran operando cerca de restaurantes, baños públicos y tanques de gas estacionarios; hay un gran peligro para los niños que asisten diariamente.

 Uno de los Cendis que funciona en tales condiciones es el ubicado en la parte trasera del mercado Lázaro Cárdenas –en la Benito Juárez–. A pesar de que cuenta con una entrada alterna, la estancia está a menos de 10 metros de un tanque de gas.

 Datos:
  •  A mediados de la década de los años cincuenta se iniciaron las obras destinadas a mejorar los mercados públicos de la Ciudad de México, donde se asignó un espacio exclusivo para el cuidado de los hijos de los locatarios. El mercado El Volador, localizado en el Centro Histórico, fue el primer establecimiento que tuvo una guardería de este tipo.
  •  En la actualidad existen 244 Cendis que dependen directamente de las jefaturas delegacionales. La mayoría se concentran en las delegaciones Gustavo A. Madero con aproximadamente 40 centros, le sigue la Cuauhtémoc con 30, Venustiano Carranza tiene 26; Miguel Hidalgo y Coyoacán, 18; Iztacalco, 15; Azcapotzalco, 13; Álvaro Obregón, 12; Tláhuac, 8; Milpa Alta, 7; Cuajimalpa, Benito Juárez y Xochimilco, 6; Tlalpan, 5; y Magdalena Contreras, 4.

CONSULTA LA VERSIÓN IMPRESA DE EL BIG DATA MX

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top