Investigaciones

Un programa de Seguridad Vial y exámenes de manejo, los pendientes de la Ley de Movilidad

Falta de voluntad de las autoridades para realizar los cambios administrativos y la carencia de recursos tienen en el limbo objetivos fundamentales de la norma publicada hace un año.

A un año de publicarse la Ley de Movilidad del DF, sus objetivos principales siguen siendo letra muerta por falta de voluntad administrativa y recursos económicos.

Entre los temas que siguen en el limbo son la publicación de su reglamento, la aplicación de exámenes para obtener las licencias de manejo y el Programa Integral de Seguridad Vial.

Este último es uno de los ejes centrales del Plan Integral de Movilidad y su objetivo es reducir la tasa de accidentes viales bajando velocidades y mejorando la infraestructura vial, con la implementación, entre otras cosas, de las denominadas calles completas.

Y es que de acuerdo con el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), actualmente los percances viales son la primera causa de muerte de niños entre cinco y 14 años y la segunda causa en jóvenes de entre 15 y 34 años.

La Ley de Movilidad del DF se publicó el 14 de julio de 2014, pero hasta la fecha las autoridades capitalinas no han hecho los cambios administrativos para aplicarla.

“Antes que tema de los recursos económicos, es el cambio administrativo que está pendiente en Semovi (Secretaría de Movilidad) y las distintas áreas del Gobierno del DF. La Ley plantea toda una modernización administrativa en términos de Movilidad”, explicó la diputada local, Laura Ballesteros, quien impulsó dicha norma.

Detalló que éstos van desde un cambio radical de la Semovi hasta la creación del órgano regulador del transporte público e incluso la creación del consejo asesor de movilidad en donde se van a tomar las decisiones de las obras y proyectos de movilidad.

“Mientras no generen este cambio administrativo nos va a seguir debiendo, es un problema de voluntad, pues mientras no se defina no hay quién se haga responsable de aplicar las políticas públicas”, señaló Ballesteros.

Lo que falta

Bernardo Baranda, director para Latinoamérica del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP por sus siglas en inglés), también señaló que a un año de la Ley de Movilidad no hay acciones concretas en la materia.

Indicó que uno de los temas urgentes es la puesta en marcha de este Programa Integral de Seguridad Vial, pues con ello se avanza en la estrategia de garantizar una movilidad donde el peatón y los medios no motorizados de transporte sean la prioridad.

Explicó que este programa debe contar con al menos tres ejes: mejorar la infraestructura vial como son señalizaciones, iluminación o reductores de velocidad; aplicación de la ley y una cultura vial. Un triángulo que, dijo, hace más segura la movilidad de la ciudad.

Calificó como inaceptable que siga habiendo gente que muere por esta falta de seguridad vial, cuando es algo que se revertir con la implementación de calles completas, cruces peatonales seguros y georeferenciando los puntos más inseguros.

El especialista coincidió que para ello es necesario un trabajo coordinado de las autoridades como la Secretaría de Obras, Seguridad Pública, Autoridad del Espacio Público, Semovi y la Agencia de Gestión Urbana, que haya un responsable que le dé seguimiento y que estos proyectos tengan presupuestos para que no queden sólo en promesas.

Finalmente, urgió a las autoridades a implementar los exámenes para obtener la licencia de manejo, pues dijo que ayuda a crear una cultura vial de concientización, medida que según el Gobierno del DF tendría que comenzar a aplicarse este año.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top