Investigaciones

Traslado de reos a centros de máxima seguridad ocasionan violencia en el Reclusorio Oriente

colgado

El reacomodo de los grupos criminales que buscan tomar el control del Reclusorio Oriente ha generado una serie de ejecuciones fuera del penal.

La rotación de presuntos líderes delincuenciales a otros penales, ente ellos de máxima seguridad para delitos del fuero común  o cárceles en otros estados, generó protestas e inconformidad de los grupos criminales que operan en los centros penitenciarios, entre ellos el Reclusorio Oriente.

Como una de las líneas de investigación de las autoridades ministeriales, se presume que  la ausencia de los líderes que mantenía el control, es aprovechada por nuevos liderezgos que pretenden mantener el poder al interior de los reclusorios de la capital del país.

Las ejecuciones y los mensajes intimidatorios fuera del Reclusorio Oriente han sido algunas de las medidas de presión que hasta el momento han arrojado como resultado dos ejecutados en Iztapalapa, donde la firma de los homicidios han sido cartulinas con mensajes en los que exigían que las autoridades cedieran a sus pretensiones de dejarlos operar de lo contrario seguirían con los homicidios.

Al respecto, autoridades encargadas de investigar los asesinatos en la zona oriente del Distrito Federal, consideraron que la inconformidad de los grupos antagonistas tiene su origen en el traslado de algunos de sus líderes a otros centros penitenciarios.

Por ejemplo, Paolo Sergio Contreras Hernández, “El Avispa”; fue llevado a la Torre de Máxima Seguridad en el Reclusorio Norte en junio pasado, luego de que fue víctima de un ataque en la Penitenciara de Santa Martha por un presunto ajuste de cuentas.

Mientras que Ricardo Andueza Velázquez, El Miraviones, fue trasladado al mismo centro de reclusión el pasado miércoles cuando apareció el segundo hombre asesinado con una cartulina con amenazas en contra de custodios y reos integrantes de grupos criminales antagónicos.

Para Luis González Placencia, ex onbudsman capitalino, la línea de investigación de luchas internas en dicho penal pone en evidencia que no hay cárcel que contenga a los grupos criminales, y  lo mismo operan dentro que fuera de la cárcel ordenando ejecuciones.

Subrayó que las hipótesis de que se trata de grupos locales, y no de los cárteles reconocidos e nivel nacional, no resta que tengan las mismas prácticas violentas, la logística  y la operatividad del crimen organizado como lo tipifica la ley.

“Lo que a las autoridades  les preocupa es que los grandes grupos de la delincuencia organizada operen en la capital del país, pero eso no significa que no haya criminalidad organizada, una cosa es que no pertenezcan a estos grandes grupos, y otra cosa es que no haya personas que tienen una actividad de delincuencia organizada”

“Podría darse el caso que son grupos independientes, yo lo veo difícil pero puede ser factible, que hubiera grupos de delincuentes en la ciudad de México, organizados, por supuesto, por ejemplo alrededor del narcomenudeo, que trabajaran un poco a semejanza de los que está sucediendo en otros estados, aunque no pertenecieran a los grandes grupos de la delincuencia organizada”, dijo eladvirtió el secretario académico de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.

Por ello, alertó sobre la complejidad que dichos conflictos, que se presume ocurren en el interior del penal, ahora tengan consecuencias extramuros, actos delictivos que siguen afectando a la población en general.

“Ello  demuestra  son los nexos de grupos al interior y exterior del penal, que es un asunto que se había negado sistemáticamente, y que sería una característica de la delincuencia organizada”, dijo el catedrático.

Como parte de las pesquisas de la Procuraduría capitalina se estableció que de mayo a octubre se han registrado siete homicidios que podrían estar relacionados con las pugnas por el control en la introducción y venta de droga, extorsión y secuestros.

Entre los reos señalados como responsables de la violencia dentro y fuera del Reclusorio Preventivo Oriente se encuentra  Luis Eusebio Duque Reyes, El Duke, trasladado al Centro de Readaptación Social  (Cereso) de Aquiles Serdán, Chihuahua, quien desde ahí pretende seguir controlando las actividades ilícitas.

Asimismo, los internos que ahora que buscan el control son  Jorge Flores Concha, El Torta; relacionados directamente con  “El Avispa” y “El Miraviones”.

 “Están vinculados e incluso con un evento que sucedió en el mes de junio donde también hubo un homicidio donde a una persona le quitaron la piel del rostro, es un caso que sucede en el mes de junio y en julio detiene la Procuraduría al responsable de ese evento que ahora está sujeto a proceso”, dijo el procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza.

Las víctimas:

-El 24 de mayo, fue asesinado a balazos el custodio  Ernesto Soriano Arias

-El 7 de junio, al salir de su casa fue acribillada Tania Odet Gómez Cruz, custodia encargada de la vigilancia de la aduana del Reclusorio Oriente.

-En junio  localizado el cuerpo de un ex convicto, así como una cartulina con un mensaje “no se quieran alinear”.

-Carlos Mejía Gutiérrez, a quien le desollaron el rostro, y su cuerpo fue encontrado el 23 de junio en una camioneta estacionada frente al hospital de La Raza.

-El 5 de octubre pasado, el sobrino de El Avispa fue ejecutado en Gustavo A. Madero

-El 19 de octubre un hombre apareció colgado en el puente La Concordia, en Iztapalapa

-El martes 20 de se encontró el cadáver de un hombre en la unidad Ermita Zaragoza, con otro mensaje para las autorida

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top