Investigaciones

Ruta Milpa Alta-Morelos clave para abastecer de droga a CDMX

Se trata del antiguo camino que conecta a la capital con Oaxtepec, ruta alterna a la autopista federal de Cuernavaca

La situación geográfica de la delegación, Milpa Alta, Tláhuac y parte de Xochimilco, así como su lejanía de la zona centro de la Ciudad de México, las han hecho un punto de disputa de diferentes grupos criminales que buscan controlar y ampliar la venta y distribución de droga.

Dichas delegaciones de la capital de país tienen colindancia con los estados de México y Morelos, este último punto clave para la ruta de trasiego de droga procedente de Guerrero, donde actualmente se vive una lucha encarnizada por grupos vinculados al crimen organizado, consideraron expertos en temas de seguridad.

Al respecto, el criminólogo, Gabriel Barrón Cruz, describió que el paso entre Milpa Alta y el municipio de Tlalnepantla en Morelos, es la antigua ruta a Oaxtepec, camino para llegar a través de diversos poblados a Guerrero, recorrido alterno a la Autopista del Sol.

Cabe recordar que en años anteriores el territorio del Ajusco y su colindancia con Morelos, fue escenario de una lucha entre grupos del crimen organizado para controlar la distribución de droga con bandas como ‘La Mano con Ojos’,  vinculada al Cártel de los Beltrán Leyva, quien se dedicó a combatir a células locales hasta que logró controlarlas.

“Ya sabemos que las organizaciones del narcotráfico están dentro de la ciudad y sus alrededores; Morelos es una ruta usada necesariamente para el tráfico de drogas, en su momento el Señor de los Cielos tuvo éxito circulando droga con Morelos por estas rutas, usando el aeropuerto local , descargando la droga”, dijo el experto.

Ahora, se vislumbra una ruta alterna para grupos presuntamente independientes de los grandes carteles y que pretenden tomar el control entre la zona de Milpa Alta yTláhuac, sin embargo, los grupos locales quieren acotar sus intenciones, lo que rompería con el equilibrio que hasta ahora han logrado y “calentaría la plaza”.

“Tenemos rutas que conectan a la Ciudad de México con esta parte rural que existen más al oriente de la capital, como son Tláhuac, Milpa Alta, y parte de Xochimilco, demarcaciones en las que últimamente se han registrado actos violentos no sólo entre grupos criminales sino contra las propias autoridades”.

Detalló que estas grandes delegaciones tienen fuertes problemas porque su accesibilidad es complicada, y quien no conoce el territorio y las rutas que las conectan fácilmente se pierde, por lo que debe haber un conocimiento muy claro y específico sobre los caminos, entradas y salidas.

Leer más: Preocupa a diputados incremento a violencia en Milpa Alta

“Pero la presencia de grupos extraños que pretenden utilizar esta ruta, aunque sea de paso, genera desconfianza y rencor dentro de los grupos locales de narcomenudistas que defienden su territorio, y no quieren que las autoridades los molesten sólo porque otras células pretenden utilizar los mismos derroteros y comiencen a llamar la atención como ya sucedió”, dijo el académico.

Recordó que en la Ciudad de México se han dado detenciones, por parte de las autoridades federales, de integrantes de diferentes cárteles de la droga, como el hijo de Vicente Carrillo Fuentes, Vicente Carrillo Leyva; el hijo del ‘Mayo’ Zambada, Vicente Zambada Niebla, o José Jorge Balderas Garza, ‘El JJ’, y todos pertenecen a carteles distintos, los Beltrán Leyva y una de sus incisiones, el Cartel de Juárez , de Sinaloa, entre otros.

Es un mercado para todos, no sólo para la droga sino para el lavado de dinero, y eso hay que atenderlo. De alguna u otra manera a la Ciudad de México tiene que llegar la droga, ¿qué cantidades?, no se tienen la certeza, pero de que hay un fuerte consumo lo hay, y se tiene que abastecer sea por la ruta o el hemisferio que sea, por el norte o el sur”.

“Los abastecedores deben buscar las alternativas para evadir a las autoridades, y si esto genera enfrentamientos se tendrán que dar sin importar las vidas, así son las políticas del crimen, si no hay pago de derecho de piso de alguna otra manera te lo van a cobrar “

Dijo que el ataque a las finanzas de los carteles no se ha dado con la fuerza y la determinación que verdaderamente se requiere.

“Mientras no se toque la infraestructura económica de los grupos del narcotráfico, esto no va a terminar o no los van a debilitar, porque el menoscabo no viene por la técnica o por la vía del descabezamiento, no, viene por pegarle al capital que ellos producen y eso no se está tocando, y mientras no se haga, van a seguir traficando, negociando y abriendo rutas a costa de lo que sea”, lamentó Barrón Cruz.

De acuerdo con reportes de inteligencia de corporaciones policiacas capitalinas, en la Ciudad de México se ha detectado la presencia de grupos que se dice son independientes que buscan controlar el mercado de la droga al menudeo, pero han encontrado resistencia por parte de organizaciones criminales que operan en el Estado de México, entre ellos, la Familia Michoacana y los Zetas, o también de narcomenudistas locales.

Estos grupos operan principalmente en Chalco, Ixtapaluca y Nezahualcóyotl, que hacen colindancia con las delegación Tláhuac e Iztapalapa, demarcación que cuenta con grandes centros de abastecimiento de mercancías diversas y bodegas, como la Central de Abasto.

Dicha ruta también conecta directamente al centro de la Ciudad de México, por ello, la trascendencia de controlar la nueva ruta alterna al camino del Ajusco, en Tlalpan, otra demarcación que hace colindancia con Morelos.

El sociólogo e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, René Jiménez Ornelas, consideró que la violencia que se vive en estas latitudes de la CDMX, es relevante aunque no se le haya dado la difusión que se merece en los medios de comunicación.

Dijo que es una muestra de que aunque se trate de grupos de narcomenudistas- como aseguran las autoridades locales- dichos criminales ya utilizan métodos de disuasión, combate y control de los grandes cárteles.

Lo que se tipifica como delincuencia organizada, independientemente de que cártel sea, pues tienen armas, vehículos y sobre todo, integrantes organizados dispuestos a cualquier tipo de violencia para lograr sus objetivos.

“Los hechos que se han registrado previamente ilustran enfrentamientos que antes no eran tan visibles en la Ciudad de México, da una evidencia de que la capital ya no está exenta de estos grupos del crimen organizada”.

Consideró que con esta ruptura de un acuerdo social, de no llevar las disputas a zonas pobladas o en enfrentamientos directos, la violencia será creciente, hasta que tome el control el grupo más fuerte, o que las autoridades definitivamente los combatan y eliminen.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top