NVS
G.A.Y. Data

Redes sociales, un arma de doble filo para adolescentes trans

Seguir consejos de personas que no son médico o especialista en la materia pone en riesgo la salud de los jóvenes que desean cambiar su sexo de nacimiento.

Con la aparición de las redes sociales, los jóvenes transgénero cuentan con una herramienta de comunicación que les ha permitido compartir experiencias y consejos para transitar del sexo que les fue asignado al nacer al sexo con el que se identifican.

Pero esto es un “arma de doble filo”, pues muchas de estas páginas son escritas por personas que no son médicos o especialistas, por lo que aquello que le funcionó a una persona puede afectarle a otra e incluso poner en riesgo su salud.

“Todos los cuerpos son distintos, no todos reaccionan igual”, calificó Aurelia Sabina Díaz-Mori, de la Brigada de Diversidad Sexual del Instituto de la Juventud de la Ciudad de México (Injuve).

Los adolescentes trans buscan información en línea sobre procesos de transición sexogenérica principalmente en tres vertientes: hormonas, sustancias y modelantes, y cirugías.

Pero los resultados de estos procedimientos no son siempre los esperados: entre 15 y 17 % presentaron complicaciones y hasta un 38 % fueron a dar al hospital.

Esto según la encuesta realizada en 2012 por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), la Clínica Especializada Condesa y otras instituciones a 500 mujeres transexuales.

Destaca que las cirugías son las que representan mayor riesgo de complicaciones y hospitalización para las personas trans, más de la mitad de los casos.

La falta de educación sexual y la escasez de información oportuna provoca que los menores utilicen las herramientas que dominan: las redes sociales, indicó Díaz-Mori.

En algunos casos se arriesgan con la autohormonización o algún procedimiento estético de baja calidad que les recomiendan en Facebook, Twitter u otras redes. Los menores prefieren estas técnicas principalmente por su bajo costo y los controles médicos inexistentes para lograr su objetivo: convertirse en la mujer u hombre que siempre han soñado.

El riesgo se hace aún más patente con la legislación actual. La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó este año la Ley de los Derechos de las Personas Jóvenes en la Ciudad de México.

En el artículo 32, la nueva norma señala que los jóvenes tienen el derecho a decidir de manera consciente y plenamente informada sobre su cuerpo, y específicamente sobre su orientación sexual, identidad de género o expresión de rol de género.

¿Por qué esto es un riesgo? Durante una reunión esta semana con la secretaria de Gobierno del DF, Patricia Mercado, Clemente García Moreno de la asociación Agenda LGBT, advirtió que no existe información ni educación en materia de diversidad sexual en los planteles capitalinos, entonces no se garantiza a los jóvenes trans una forma “informada” de decidir sobre su cuerpo.

Así como los adolescentes reciben información sobre uso del condón y prevención de embarazo no deseado, también deberían recibir datos precisos sobre lo que significa identidad de género, y lo qué pueden hacer para transitar de hombre a mujer o de mujer a hombre.

“Por ejemplo me imagino que en este programa de Prepa Sí, en el que hay miles de jóvenes inscritos y que los fines de semana se les ofrece actividades de distinta naturaleza, seguramente poco se les habla de diversidad sexual… quizás muchos adolescentes no se la están pasando tan bien”, reflexionó Patricia Mercado.

La salud de los jóvenes trans no es lo único que está en riesgo, también tiene repercusiones sociales como el refuerzo de estigmas de género.

Díaz-Mori, del Injuve, indicó que algunas chicas trans hacen videos en YouTube hablando únicamente sobre cómo llegar a ser mujeres “bonitas”, a través del maquillaje, los procedimientos quirúrgicos y demás, esto con el objetivo de “conseguir” novio y lograr cierta aceptación social.

“Dejan de lado lo que realmente quieren y pueden llegar a construir; refuerzan las enseñanzas que han recibido sobre cómo deben ser sus cuerpos”, puntualizó.

Según la experta esto pone en peligro a las jóvenes trans que enfrentan el riesgo de repetir conductas de sumisión y se convierten en víctimas de violencia sexual por parte de varones. También se dan los casos de quienes caen en redes de explotación sexual, prostitución y trata de blancas.

Situación confirmada por Rosa María Ortiz, voluntaria del Centro Comunitario de Atención a la Diversidad Sexual ubicado en Zona Rosa, quien detalló que por falta de oportunidades laborales, desde muy temprana edad las mujeres trans se ven orilladas a ejercer la prostitución.

“Lo que hace falta es menos youtubers (celebridades de YouTube) que hablen sobre la estética, el maquillaje y la importancia de tener novio, y más que hablen de identidad, vivencias y logros”, finalizó Díaz-Mori.

El caso de los chicos trans que nacieron con sexo femenino, pero se identifican con sexo masculino, no difiere mucho.

En Facebook existen muchos grupos donde los jóvenes trans intercambian vivencias y se dan consejos.

“A 5 meses en TRH, 6 meses siendo constante con el gym, sí haciendo ejercicios con pesas, barra, barra fija, con una dieta más saludable, lo menos posible de grasas, azúcares, sal, golosinas, harinas, cero consumo de carne. Soy Vegetariano…”, cuenta el usuario “X” en un grupo de jóvenes trans.

“Hola Chicos !! alguien sabrá de algún endocrino particular que atienda a trans en el D.F.?”, pregunta otro usuario.

Uno de estos internautas contó a El Big Data Mx que en muchas ocasiones se siente desmotivado al ver que otros ya van avanzados en sus procesos de transición y confesó que ha sentido ganas de buscar la manera de acelerar el proceso, aunque esto implique no someterse al control médico adecuado.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top