Investigaciones

‘Fulminan’ rayos a 223 personas al año en México

Conoce los lugares donde más se presenta este fenómeno natural.

Por Anabel Lugo

Si una de tus frases favoritas es: “Si no, que me parta un rayo”, piénsalo dos veces, pues al año 223 personas mueren en México ¡precisamente por esa causa!

Así lo revelan datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que el país ocupa el primer lugar a nivel mundial en muertes provocadas por este fenómeno natural.

La población más afectada son niños y jóvenes de entre 10 y 19 años, ya que son quienes realizan más trabajos o actividades al aire libre. Incluso el porcentaje de muertes en varones es cinco veces mayor que en niñas.

Los rayos alcanzan temperaturas de 28 mil grados centígrados y tienen una duración en promedio de 0.2 segundos.

Se trata de descargas electrostáticas que se forman por las cargas positivas y negativas acumuladas entre dos nubes o nube y tierra, siendo ésta la más peligrosa para las personas y ocurren 20% de las veces.

En entrevista para El Big Data Mx, el director del Área de Huracanes y Tormentas Severas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Humberto Hernández, explicó que un rayo se forma de manera natural por la separación de cargas que libera la energía electromagnética y produce dos fenómenos: relámpago (visible) y trueno (liberación de la energía acústica)”.

Hernández agregó que en el mundo se forman mil millones de rayos al año, por lo que a diario se registran ocho millones en todo el planeta.

 “Este tipo de fenómenos están asociados a la presencia de nubes convectivas, las cuales tiene fuertes corrientes ascendentes y descendentes que producen una variación de cargas intensas como para producir campos con diferente potencial que desarrollen rayos”.

¿Dónde hay mayor presencia de rayos?

México sí esta dentro de los países que presentan un número importante de rayos, aseguró el especialista, no obstante el área de la República Democrática del Congo, Africa, es la que rompe el récord en actividad eléctrica mundial.

En el siguiente mapa se puede observa la densidad de actividad eléctrica por kilómetro cuadrado en el mundo, la marca en rojo señala que en América Latina los países que destacan son Paraguay, Brasil, Argentina, Colombia, Venezuela, México y Estados Unidos.

Humberto Hernández agregó que nuestro país tiene una actividad eléctrica muy importante, destacando los estados de la Sierra Madre Occidental y aledaños (Sonora, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco). 

La orografía (montañas y valles) de estos territorios favorece la generación de los rayos por la interacción de masas de aire cálidas y frías.

Otras regiones con presencia de este fenómeno son el Estado de México, Tabasco y algunas zonas de Campeche.

Lesiones 

Las lesiones que provocan la caída de un rayo en el cuerpo, pueden ir de leves a graves, incluso éstas pueden ser temporales o permanente, y en los casos más graves causar la muerte.

De acuerdo con médicos internistas, sufrir una descarga eléctrica por la caída de un rayo puede originar:

  1. Dolor de cabeza
  2. Aceleración del ritmo cardíaco
  3. Dolor torácico
  4. Falta de aire
  5. Pérdida de visión y audición
  6. Mareos
  7. Desmayos y pulso débil
  8. Parálisis temporal
  9. Presencia de figuras de Lichtenberg, mejor conocidas como flores de rayo o árboles de luz, las cuales toman ese aspecto por la ruptura de los vasos capilares. Pueden desaparecer días después de la descarga eléctrica.

Una de las complicaciones más severas es un paro cardiaco, si la descarga entra por el cerebro las afectaciones al sistema nervioso puedes ser varias y si es por vía sanguínea puede alterar las redes arteriales y venosas, provocando un paro cardiorrespiratorio.

En ocasiones puede provocar fracturas de cráneo, pérdida de memoria, limitación de movimientos corporales o desprendimiento de retina.

Otras secuelas pueden ser las quemaduras de segundo o tercer grado.

Ante ello, los médicos recomiendan hospitalizar a la persona afectada de 24 a 48 horas para tomar pruebas y descartar complicaciones.

Medidas precautorias

La presencia de rayos es común durante la tormentas, de mayo a octubre, principalmente por ello, te damos las siguientes recomendaciones.

  1. Refugiarse en algún inmueble y evitar espacios abiertos.
  2. Alejarse de encharcamientos.
  3. No utilizar objetos conductores de electricidad.
  4. Se puede buscar refugio en árboles de bajo tamaño.
  5. No refugiarse debajo de un árbol
  6. No usar albercas o hacer actividades durante tormentas
  7. No caminar sobre suelos mojados

Infografía: Cenapred

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top