Investigaciones

Quieren potencializar Iztapalapa y GAM por medio del transporte

Evitar los grandes viajes por la ciudad para llegar al trabajo y disminuir el uso del coche son objetivos que desea erradicar el ITDP a través del Desarrollo Orientado al Transporte (DOT).

Reducir los traslados, así como desincentivar el uso del automóvil son objetivos que parecen estar muy lejos de cumplirse; sin embargo, puede haber una solución: la implementación del Desarrollo Orientado al Transporte (DOT).

De acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés) México, el DOT es un modelo de desarrollo urbano que promueve la integración de la movilidad y el desarrollo urbano con la finalidad de potenciar los barrios que se encuentran próximos a un transporte público masivo y en los que se tendría que implementar usos de suelo mixto.

Incluso dicho instituto ya cuenta con dos proyectos en los que sería viable implementar este modelo de desarrollo urbano: los Centros de Transferencia Modal (Cetram) de Constitución de 1917 y de Martín Carrera.

“Se plantea cómo volver este entorno seguro y cómodo para peatones y ciclistas, además de que la gente pueda cumplir con sus actividades diarias ahí mismo sin necesidad de realizar grandes desplazamientos”, explica Nely Patlán, consultora en Desarrollo Urbano del ITDP, México.

Uno de los  requisitos para implementar el DOT es que las zonas a intervenir deben encontrarse a una distancia a pie de 800 metros respecto a un sistema de transporte colectivo.

“(Los 800 metros) son equivalentes a 10 minutos caminando a una velocidad promedio para las personas, que  es en teoría lo que están dispuestas a caminar para llegar a un sistema de transporte público masivo, ya una distancia mayor se puede hacer en bicicleta”, agrega Patlán.

La razón de elegir estos Cetrams es que Constitución de 1917 es el de mayor afluencia en la delegación Iztapalapa, ya que diariamente cuenta con 200 mil usuarios.

Mientras que el de Martín Carrera es el segundo con mayor afluencia de la delegación Gustavo A. Madero con 135 mil 500 usuarios diarios, según estudios realizados por el ITDP.

Además en los alrededores de esos espacios el grupo con mayor presencia es el de 15 a 64 años, por lo que se encuentran en el rango de edad productiva con 56% y 66%, respectivamente.

“Se busca promover la concentración de usos habitacionales, de comercios, de servicios, de equipamiento y con esto se facilita tener una mayor accesibilidad a estas actividades y servicios por parte de las personas que viven en esta zona o transitan por la misma”, refiere Patlán.

El sólo hecho de implementar usos de suelo mixto no garantiza una dinámica económica que por sí sola genere empleos, por lo cual es necesario que se implementen políticas sociales que creen trabajos y que a su vez aprovechen los recursos humanos que habitan en la zona, así lo refiere el documento Hacia una estrategia de Desarrollo Orientado al Transporte para el Distrito Federal, del ITDP, México.

Además, la consultora en Desarrollo Urbano comenta que dichos Cetrams serán objeto de intervención, al igual que el de Politécnico, Santa Martha e Indios Verdes, según una declaratoria de necesidad publicada el 17 de enero de 2014 en la Gaceta Oficial, lo cual, dice,  se podría aprovechar para implementar el DOT.

Sin embargo para que el DOT no corra la misma suerte que las Zonas de Desarrollo Económico y Social (Zodes) que ha impulsado infructuosamente el Gobierno de la capital y las cuales han generado un amplio rechazo vecinal, Nely Patlán sugiere que en todo momento haya participación ciudadana y que se garantice, en la zona donde se desarrolle el DOT, vivienda de interés social a un precio bajo.

“Una parte importante del DOT es que así como se necesita una mixtura de usos de suelo también involucra una mixtura de la población que vive allí. Por ejemplo, diferentes estructuras familiares, se trata de tener personas de diferentes ingresos, pero también que las personas que ya residen en el lugar puedan seguir habitando el espacio y evitar la gentrificación”, expone.

En ello coincide el director de Transporte Público para Latinoamérica de ITDP,México, Ulises Navarro Hernández, quien expone que el reto es evitar el desplazamiento de los habitantes originarios ante una posible implementación del Desarrollo Orientado al Transporte.

“Ahora sucede en la Ciudad de México, si sacas una distancia de viaje por estrato social,  los más pobres pasan el triple de tiempo en su viaje al trabajo que las personas de mejores estratos.

“Es un problema que le rompe la cabeza a los urbanistas, habría que hacer políticas de vivienda para permitir que exista vivienda popular”, dice Navarro.

El especialista en movilidad expone que gran parte de las aspectos del DOT ya se llevan a cabo en la Cuidad de México, por lo que es factible implementarlo por completo.

“Al menos hay una buena mezcla de (usos de suelo) residencial con comercial básicamente en alrededor de los corredores de transporte, donde tenemos un problema es en la parte de oficinas u empleos formales, ya que éstos se concentran generalmente a lo largo de Reforma e Insurgentes, esto hace que los viajes al trabajo sean muy largos”, dice.

Según datos de la Encuesta Origen-Destino la delegación Cuauhtémoc atrae 16 millones de viajes al día, seguido de Miguel Hidalgo y Benito Juárez, que en conjunto absorben 40% del total de viajes que se realizan en la ZMVM, es decir, la actividad económica se concentra en dichas demarcaciones, lo cual genera grandes traslados.

A decir de la consultora en Desarrollo Urbano, Nely Patlán el DOT requiere de un proceso largo para que se lleve a cabo el DOT, así como la participación de las autoridades tanto del Gobierno local y federal.

Entre las dependencias que tendrían que involucrarse en el proceso están las Secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, de Movilidad, de Obras y Servicios, de Desarrollo Económico, de Medio Ambiente y de Finanzas.

Así como la Autoridad del Espacio Público (AEP), la Asamblea Legislativa, el Instituto de Vivienda, las delegaciones y Oficialía Mayor en conjunto con la coordinación de los Cetrams.

En tanto, que a nivel federal, se necesitaría el esfuerzo de las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; de Comunicaciones y Transportes; de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la de Hacienda y Crédito Público.

“Es importante que se le dé un seguimiento administración tras administración para que el tema siga presente y no quede en el cajón del olvido”, concluyó Nely Patlán.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top