Investigaciones

Prolongada rehabilitación de La Merced; el gasto asciende a 270 mdp

Mercado de la Merced, el big data mx, el big

La delegación informó que se necesitan hacer más trabajos, por lo que la reubicación de los locatarios podría estar en el segundo semestre del año.

Para la reconstrucción del Mercado 101 Merced Nave Mayor se contemplaron tres etapas con un presupuesto de 120  millones de pesos; sin embargo, el Gobierno delegacional de Venustiano Carranza anunció que se realizarán otras “etapas subsecuentes”, que sumarán 270 millones 615 mil pesos.

De esta manera, queda en el aire el compromiso del delegado, Israel Moreno Rivera, de entregar los locales en junio como lo planteó ante diputados de la Asamblea Legislativa (ALDF) y la reinstalación de los locatario aún se ve lejana.

El 27 de febrero de 2017 un corto circuito afectó 2 mil 700 de los 5 mil locales, de los cuales mil 300 puestos percibieron una pérdida total. Sin embargo, a cuatro año la delegación no ha devuelto los espacios trabajo a los afectados, por lo que varios locatarios denunciaron que se está politizando su entrega.

De acuerdo con datos de la delegación, compartidos con esta casa editorial, los locales perimetrales afectados fueron 745 en total, de los cuales sólo 521 se tienen rehabilitados, es decir, 70% de los puestos ya están listos, pero siguen sin entregarse.

El jefe delegacional informó que en las “etapas subsecuentes” se planea la demolición y restitución de 24 columnas más, 24 cajones de cimentación y 10 losas que aún presentan daños estructurales.

Además se planea la restitución de locales comerciales perimetrales lados Oriente y Poniente, la rehabilitación de instalaciones hidronsanitarias, eléctricas y pluviales, y de nuevo se contempla intervenir El Banquetón, de los accesos 17 a 30, entre otros trabajos.

Los conflictos políticos entre simpatizantes del partido Morena y la delegación, la complejidad de las obras de reparación ordenadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) –ya que es considerado Patrimonio Cultural Intangible de la CDMX– y la falta de recursos para proseguir los trabajos, son algunos de los motivos de retraso.

Durante su comparecencia en la Asamblea Legislativa (ALDF), el delegado Israel Moreno se comprometió a entregar en junio las obras completas de los locales, pero solicitó el apoyo de los legisladores para etiquetar 40 millones más para la reconstrucción de El Baquetón, que podría retrasar aún más la entrega.

Incluso, Moreno pidió a los diputados morenistas hablar con sus simpatizantes y compañeros de bancada para que no siguieran entorpeciendo los trabajos y alargará más la entrega del mercado construido en 1957.

Sin embargo, locatarios consultados por esta casa editorial comentan que no ha habido un acercamiento serio con las autoridades para brindarles información y denunciaron que ha crecido el número de comerciantes informales en la vía pública, con los cuales deben competir.

Y es que El Big Data Mx ha dado cuenta que debido a las obras, casi mil locatarios afectados fueron reubicados fuera del mercado, lo cual afectó sus ventas y los volvió víctimas constantes de la rapiña. Ahora sumados con los ambulantes llegan a casi 3 mil puestos en la vía pública.

Un grupo de comerciantes autodenominados “Los olvidados”, pertenecientes de las Puertas 18 a 22, mostraron oficios enviados a la delegación, pero la respuesta de las autoridades fue que no contaban con los requisitos de la solicitud.

En ese sentido, el diputado de Morena, Paulo César Martínez López, explicó que lleva varios años abogando por las familias afectadas tras el incendio, pero la administración de Moreno Rivera sólo beneficia a quienes están con su partido.

“Es un hecho recurrente en la delegación: obra inconclusas, informes a destiempo, falta de transparencia y cumplimiento de acuerdos. Tenemos problema de la politización para la entrega de programas y acciones de Gobierno, pero no sólo es en esta delegación sino en varias de corte perredista”, denunció.

Mercado insignia en agonía

La Cerrada del Rosario antes era la vía pública para los consumidores que iban en su automóvil, pero ahora es el resguardo de casi mil comerciantes que vieron mermadas sus economías.

Charcos, malos olores, ratas, enfermedades y bajas ventas son algunos de los males que tienen que soportar los locatarios que no ven para cuándo sean reinstalados.

Las pocas reuniones con autoridades delegacionales, incluido la realizada en octubre pasado con el jefe delegacional Israel Moreno Rivera, no han logrado dar certeza jurídica a los locatarios de cuándo serán reinstalados.

Doña Teresa Cabrera vende materias primas y plásticos desechables. Ella tenía su negocio entre las puerta 18 y 22 de la Nave Mayor, pero tras el siniestro de 2013 perdió su mercancía y su economía fue fracturada.

Acostumbrada a vender hasta 4 mil pesos diarios, no logra sacar lo del día con 450 pesos. De ellos paga 20 diarios para seguridad y 10 para la supuesta limpieza. Acompañada de su esposo e hijo narró a El Big Data Mx que debido a las presiones económicas y a los espacios insalubres se enfermó y eso mermó más su bienestar.

Además, acompañada de otros locatarios aseguró, que salvo los comerciantes que están enfrente de las carpas provisionales, todos se han visto afectados y no ven voluntad del delegado, quien pretende hacer en tres meses lo que no hizo en un año.

Denunciaron que el delegado les prometió certeza jurídica el pasado 14 de octubre, pero dos días después éste declaró que los locatarios no se quieren salir para continuar las obras de restauración, pese haber firmado convenios.

Hules y telas dividen a los locatarios amontonados y los trabajos de reconstrucción. Del otro lado, los techos desgastados, alambres colgados, pisos cuarteados y alcantarillas en malas condiciones dan un aspecto descuidado a uno de los mercados más antiguos de la Ciudad de México.

Tres etapas de rehabilitación no fueron suficientes

Cabe recordar que los trabajos de rehabilitación comenzaron el 4 de noviembre de 2013 con un costo de 20 millones 700 mil pesos para demoler cimentación, columnas y locales para rehabilitar locales, entre otros trabajos.

La segunda etapa inició  el 12 de junio de 2014 con un presupuesto de 58 millones 619 mil pesos para levantar 10 losas de cubiertas, impermeabilización e instalaciones hidrosanitarias y contraincendio.

La tercera etapa arrancó el 24 de junio de 2016 y se tenía planeado entregar el diciembre, sin embargo, la delegación informó que se extendería hasta junio de 2017. El costo total de estos trabajos fue de 40 millones de pesos.

En esta, que sería la última etapa, la demarcación informó que se demolieron 8 columnas y tres losas que tenían daños estructurales, así como la restitución de 8 cajones de cimentación, ocho columnas y cinco losas de cubierta.

También contempla instalaciones hidrosanitarias y eléctricas interiores de la Nave Mayor y el Baquetón; sin embargo, el delegado pidió millones más para este espacio que hasta el momento no tiene ninguna intervención.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top