21 de Septiembre de 2017
Investigaciones

Por vetos y no por votos, definirá PRD a su coordinador en la Asamblea

La disputa por la coordinación del PRD en la ALDF pende de las alianzas con otras tribus y de los vetos que logren sortear en los próximos 30 días

El futuro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se jugará en una cancha: la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y para eso deben definir “con pinzas” el nombre del próximo coordinador de su grupo parlamentario.

En la mesa son tres los nombres que se barajean: Raúl Flores, actual dirigente del sol azteca a nivel local; Leonel Luna, jefe delegacional con licencia en Álvaro Obregón y Víctor Hugo Romo, delegado con licencia en Miguel Hidalgo.

La relevancia de esta elección se debe al momento que atraviesa el PRD, pues si no hace un papel ejemplar en la VII Legislatura, corre el riesgo de desaparecer y hasta perder la jefatura de Gobierno en el 2018 frente a Morena.

Los tres aspirantes a coordinar –por lo menos un año de la Comisión de Gobierno de la Asamblea– y la bancada perredista, son afines, al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera.

Sin embargo, todos tienes virtudes y desventajas para dirigir el proyecto del sol azteca, razón por la cual dependen de sumar apoyo de las tribus que ganaron curules para el periodo 2015-2018.

Conócelos:

Raúl Flores, el aún presidente del PRD en el DF, es el hombre que representa de manera directa al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tanto, que le dieron el número uno de las diputaciones plurinominales.

En el pasado proceso electoral fungió como el principal artillero del sol azteca para hacer contra-campaña al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de tener el apoyo del GDF es, para algunos perredistas consultados, uno de los principales responsables de la derrota electoral. Y de paso, blanco de los morenistas que exigen no tenerlo como interlocutor en la ALDF.

Leonel Luna. El jefe delegacional con licencia en Álvaro Obregón, es un ex bejaranista que se adhirió al grupo de Miguel Ángel Mancera en este proceso electoral y que además ofreció diputaciones para los cercanos al mandatario capitalino.

Sin embargo, todavía es señalado por los “Chuchos Mayores” –la dirigencia de Nueva Izquierda a nivel nacional– como un hombre cercano a René Bejarano Martínez y como una amenaza para disputar la jefatura de Gobierno en el 2018

En tanto que René Bejarano, a través de sus tres diputados locales, es el primero en vetar las aspiraciones de Luna Estrada, que de concretarse podría terminar con la incorporación de sus legisladores a Morena, que crecería hasta 27 diputados.

Víctor Hugo Romo es el tercero en discordia. La premisa que tiene para sus aspiraciones es ser el diputado electo que obtuvo más votos en este proceso electoral y gozar de una “buena relación” con el GDF.

Incluso, se asume como un excelente interlocutor con el partido de Andrés Manuel López Obrador, para destrabar las iniciativas de ley que envíe la administración mancerista a la ALDF.

Pero su principal negativo es cargar con la derrota que sufrió el PRD en la delegación Miguel Hidalgo a manos de Xóchitl Gálvez en esa jornada electoral, con lo cual perdió fuerza ante las demás tribus del sol azteca.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top