Investigaciones

Poco trabajo y muchas faltas es lo que caracteriza a los Constituyentes

Foto: Edgar López

A 45 días ya suman 80 faltas, principalmente de Morena, PRI y PAN.

Los 100 constituyentes que se encargan de redactar la primera Carta Magna de la Ciudad de México han destacado, pero no por su labor legislativa, ni su cabildeo, si no por faltistas y sus pocos avances.

Y es que a más de 45 días de haberse conformado la Asamblea Constituyente, los diputados de Morena, PRI y PAN destacan por sus inasistencias en las sesiones que se celebran en la Casona de Xicoténcatl ─antigua sede del Senado─.

La lista ‘negra’ la encabeza el actor Damián Alcázar con siete faltas y quien abandera al partido de Andrés Manuel López Obrador, con el mismo número le empata el priísta Joel Ayala, de acuerdo a las versiones estenográficas que revisó esta casa editorial  

Con cinco faltas cada uno se ubica también del partido de Morena el actor Héctor Bonilla, el diputado del tricolor Carlos Aceves del Olmo ─quien solicitó licencia definitiva para separarse del cargo─, y el senador del PAN, Roberto Gil Zuarth.

Asimismo, desde la sesión de instalación hasta la última sesión de la semana pasada se contabilizan más de 80 faltas de diversos constituyentes, de acuerdo a un conteo hecho por esta casa editorial, donde Morena y el PRI encabezan la lista de faltistas.

Tal es el caso de Javier Jiménez Espirú, constituyente de Morena, quien solicitó licencia debido a motivos de trabajo del 1 al 30 de octubre, mientras Bruno Bichir, actor de profesión, se ausentó del 5 al 17 de octubre, bajo el mismo argumento.

Le siguen de cerca con tres inasistencias cada uno Horacio Franco, del PRD, Fabrizio Mejía, por Morena y Clara Jusidman, designada por Miguel Ángel Mancera.

A esto se le suma que las discordancias entre las distintas fuerzas políticas del Congreso Constituyente, pues la falta de acuerdos han ocasionado que la redacción de la primera Carta Magna se estanque.

Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Encinas pidió a los legisladores a comprometerse y dejar de lado las “diferencias políticas” que pudieran existir, pues reconoció que hay un atraso de los trabajos.

“Claro que las faltas perjudican el trabajo y el avance del Constituyente, pero tenemos que entender que los que aceptaron esta labor es honorífica y la mayoría tienen su trabajo”, opinó Encinas.

Iniciativas ciudadanas… ¿a la basura?

Hasta el 31 de octubre la Asamblea Constituyente recibió 854 propuestas de iniciativas por parte de ciudadanos y diputados con la idea central de que estas sean consideradas en la redacción de la primera Constitución de la capital.

Sin embargo, los constituyentes no están obligados a revisar cada una de las propuestas que recibieron, por lo que éstas se podrían ir directo a la basura, ya que no existe ningún procedimiento legislativo o administrativo para que las mismas se atendidas.

Por otro lado, el tiempo es otro factor que juega en contra los 100 diputados constituyentes, ya que deberán tener listo el proyecto de Constitución que les entregó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera a más tardar el 31 de enero de 2017.

Y es que el trabajo avanza a marcha lenta, pues se demoraron un mes tan sólo en conformar las comisiones del Congreso Constituyente, además de que en las sesiones se han caracterizado por la grilla política de las fuerzas políticas y no los acuerdos.

El ejemplo claro son las comisiones, donde el trabajo entre las bancadas de los partidos políticos prevalece el desorden y la anarquía, a pesar de que a finales de noviembre deben tener listo los dictámenes para comenzar la discusión de los mismos.

Desde su conformación, las comisiones apenas logran el quórum necesario para sesionar, ya que ocho de ellas sesionan al mismo tiempo, mientras que en algunas aún no se establecen cuáles serán las rutas de trabajo a seguir.

La senadora del PAN, Gabriela Cuevas y quien presidente la Comisión de Alcaldías de la Asamblea Constituyente, alertó la posibilidad de que les gane el tiempo en los planes de trabajo, debido al ritmo con el que se avanza,

“Los tiempos están apretadísimos; hay cosas donde claramente falta organización logística, hicimos mucho énfasis en la reunión en la parte de equipos técnicos; hemos cumplidos, pero por más apretado que parezca necesitamos una mejor organización”, señaló.

Aunque la diputada Alejandra Morena y Toscano, de Nueva Alianza justificó el retraso, ya que a su parecer la definición de procedimientos de este tipo siempre es lo más difícil y complicado.

Vislumbran una Constitución de “buenos deseos”

Para diputados, especialistas y organismos empresariales y de la sociedad civil la redacción de lo que será la primera Carta Magna de la ciudad es un documento meramente de “buenos deseos” y un cúmulo de promesas que serán inalcanzables por varios sectores de la sociedad, tal como adelantó El Big Data Mx en septiembre.

Leer más: Sin cimiento propuesta de carta magna de la CDMX 

Uno de los que se ha pronunciado en contra es el presidente del PAN capitalino, Mauricio Tabe, quien desde su trinchera como constituyente alega que el proyecto de Constitución del jefe de Gobierno presenta una invasión de competencias en diversos sentidos.

Leer más:

“Este proyecto tiene demasiados sueños a pesar de que se diga que cuenta con las disposiciones suscritas en los tratados internacionales. Pretende regalar la Ciudad de México y que se aumenten los impuestos para pagar los platos rotos de este documento”, advirtió.

En tanto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de la capital del país consideró que dicho proyecto es confuso, inconsistente e incluso inconstitucional en diversos aspectos de su redacción.

De acuerdo al organismo empresarial, esto provocaría –de aprobarse tal cual viene el proyecto– que se preste a múltiples interpretaciones y su cumplimiento sea inexacto y hasta carente de lo que busca el Gobierno capitalino.

Hasta la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez Gallardo dijo que el proyecto puede salir contraproducente, ya que en el intento de dotar de facultades a sectores y organismos se corre el riesgo de quitar derechos existentes.

Leer más: Constitución podría convertir a la CDHDF en juez y parte, alerta Perla Gómez 

Sin embargo, entre las inconsistencias de la redacción, la falta de acuerdos entre los partidos políticos del Constituyente y las faltas de los diputados a las sesiones la Constitución, todas las partes esperan que el texto quede listo en la fecha que se fijó el próximo año.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más leído

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top