Ni un alma más en los cementerios del DF

2 noviembre 2015 12:48 pm

En diez años  sepultar a un familiar será casi imposible debido a la sobrepoblación que presentan los 118  panteones y cementerios de la capital del país.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)  los  cementerios y panteones actualmente cuentan 54 mil 747 fosas disponibles, mientras que la proyección de defunciones es superior a los 58 mil, lo cual indica que existe un déficit de 3 mil tumbas.

Manuel Ramírez, Integrante del Consejo Mexicano de Empresas De Servicios Funerarios (Comesef), explicó que es urgente una nueva ley que regule en este rubro, ya que en los últimos años el espacio en los cementerios y panteones se ha reducido considerablemente.

“Una ciudad sobrepoblada como lo es el Distrito Federal ha traído  como consecuencia que el poder sepultar a una persona sea un lujo. Ya no hay espacios en los cementerios y, los que están disponibles tienen un costo muy alto”, expresó Ramírez en entrevista con El Big Data Mx.

A pesar de que la incineración ha ganado terreno sobre las inhumaciones, existe todavía 30% de familias que prefieren el sepulcro de un ser querido.

En abril de este año, la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) modificó  la Ley de Cementerios del DF con el objetivo de fomentar la cremación y la modernización, aunque no se tocó el régimen de perpetuidad del Reglamento del Distrito Federal que data del año 1984 y que no ha sufrido alguna modificación desde entonces.

De acuerdo con la nueva norma, la temporalidad mínima para el uso de una fosa será máximo de seis años, al término de los cuales volverá al dominio del Gobierno del DF.

Asimismo, se establece que los concesionarios tienen la obligación de otorgar gratuitamente 15% de la superficie del panteón para la inhumación de indigentes y personas en pobreza extrema.

El GDF cuenta con 12 crematorios y 79 mil 721 fosas para inhumaciones en 80 panteones vecinales, 18 delegacionales y dos civiles.

La nueva modificación dotó al Instituto de Verificación Administrativa (Invea) del DF de facultades para inspeccionarlos; y se minimizan los tiempos de concesión de los cementerios y panteones de 50 a 20 años.

Rapiña e inseguridad, otros de los males

El saqueo de las tumbas se ha convertido en otro problema con el cual deben lidiar los administradores de los panteones, puesto que en los últimos dos años delegaciones como, Gustavo A. Madero e Iztapalapa reportaron un alza de este delito en 7% y 14%, respectivamente.

Por otro lado, el desinterés  de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina (Sedema) por implementar medidas de mitigación en  los panteones ha ocasionado  que la gran mayoría de estas zonas haya avanzado la contaminación del subsuelo  y la degradación de su fauna.

El dato
  • De los 118 panteones y cementerios en la Ciudad de México, 103 son públicos, 15 concesionados. Lo cuales ocupan en total una superficie de 827 hectáreas; 72 por ciento corresponde a suelo oficial, mientras que el 28 por ciento es  concesionado.
Comentarios