Investigaciones

Mariguanol, un remedio muy fumado

Este producto se vende en el Metro bajo la promesa de sanar un centenar de males, pero su fórmula y los datos de quien la produce son una incógnita

El Mariguanol se sumó a la lista de productos milagro. Hasta la fecha no  hay certeza de que esté preparado con marihuana y peyote –como ofrecen sus vendedores–, pero las medidas para erradicarlo del mercado sólo lo ha fortalecido.

Se trata de un producto presuntamente a base de una mezcla de sustancias prohibidas (cannabis y el cactus alucinógeno) que se vende abiertamente en los vagones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

Por ello, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió, desde agosto de 2016, una alerta sanitaria en su contra, pues se encuentra entre las mercancías que no cuentan con un registro salubre para su distribución.

“Por carecer de registro sanitario y argumentar un presunto contenido de una sustancia prohibida, la autoridad correspondiente lo cataloga como un artículo irregular. Se enmarca en los llamados productos milagro”, informó la dependencia.

Explicó que el objetivo de la alerta sanitaria, vigente en todo el país, es prevenir a la población para que no se deje sorprender, ya que el ungüento ofrece beneficios terapéuticos inexistentes, lo cual pone en riesgo la salud.

Se podría decir que la efectividad de la venta de dicho producto radica en el precio, ya que cuesta 10 pesos, así como en las cualidades que se le adjudican, que son muy amplias, pues prometen curar esguinces, torceduras, contracturas, varices, calambres, tos, anginas, ácido úrico y demás padecimientos.

Sus propiedades son exaltadas por los merolicos que lo ofertan en los vagones del Metro, relacionándolas con la herbolaria o la medicina prehispánica.

Las autoridades sanitarias consultadas refirieron que el riesgo es doble, pues si dicho ungüento resulta efectivo y se prepara a base de marihuana o peyote, se están violentando diversas leyes de salud y del Código Penal, por la producción, uso y comercialización de estos psicotrópicos con fines comerciales.

Por otra parte, si la pomada no cuenta con las características prometidas por vendedores informales, entonces es un fraude que puede traer consecuencias para la salud de la población, pues se distribuye en lugares públicos y altamente concurridos, como el transporte público.

“Dichos productos contravienen lo establecido en la ley, sus reglamentos y normas, ya que en la población puede crearse un juicio erróneo en la utilización del ungüento al obtener beneficios inexistentes poniendo en riesgo su salud, puesto que perdería la oportunidad de contar con un tratamiento médico o, bien, abandonar uno prescrito por un profesional de la salud, lo que da como resultado que el procedimiento se agrave”, advirtió la Cofepris.

La controversia

En el mes de febrero, la Cofepris sacó de circulación, al menos, dos mil frascos con dicha sustancia, los que se ofertaban en las estaciones del Metro de la Ciudad de México y tiendas naturistas capitalinas bajo el nombre de Mariguanol o Mariguárnica. Después de un análisis a los componentes, se estableció que el ungüento sí contenía la sustancia psicoactiva, THC, (tetrahidrocannabinol), propia de la cannabis.

“Hemos hecho análisis de estos artículos decomisados y sí tienen un contenido, que varía, de THC, de tal manera que sí, en efecto, es un producto ilegal”, dijo en su momento el titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz.

El comisionado dijo que dicha pomada o cualquier otro producto elaborado a base de marihuana, actualmente es ilegal en el país.

“Tendría que pasar la iniciativa discutida en el Congreso. Una vez que sea fructífera, la Cofepris debería autorizar los productos, asegurar calidad y eficacia y determinar que haya un efecto positivo; esto lo haremos en cuanto se apruebe la iniciativa”, manifestó en una entrevista el servidor público, días después del decomiso.

Posteriormente, fuentes de la Cofepris mencionaron que se sigue con el análisis de las pomadas aseguradas para establecer que todas contengan la sustancia activa relacionada con la cannabis, y hasta el momento no se ha concluido con los exámenes.

Sin embargo, el 15 de marzo pasado, la Procuraduría General de Justicia capitalina detuvo a un vagonero de la Línea 2 del Metro con ocho envases del ungüento Mariguanol.

En esta ocasión, los peritos de la Procuraduría capitalina establecieron que dicho producto no contenía Cannabis sativa, por lo que el vendedor sólo enfrentó cargos administrativos.

“El resultado del peritaje determinó que la sustancia semisólida, color rosa, que se encontraba en el interior de los envases asegurados, no está elaborada con Cannabis sativa, conocida comúnmente como marihuana, por lo que el representante social dejó en libertad al vagonero bajo las reservas de la ley”, informó la dependencia capitalina.

Cabe destacar que la venta del Mariguanol sólo se ha detectado en la Ciudad de México, sobre todo en la Línea 2 del Metro, que corre de Tasqueña a Cuatro Caminos, y tiendas naturistas en el área conurbada, justo donde se ha generado un debate para aprobar la marihuana con usos médicos, terapéuticos, lúdicos y recreativos.

Dudosa procedencia

En algunas de las etiquetas de los envases del producto milagro se ubica la razón social y el domicilio fiscal en la calle Maravillas número 1020, colonia El Porvenir, Ecatepec, Estado de México; sin embargo, dicha dirección no existe.

En otras presentaciones se da a conocer que el Mariguanol es fabricado en Guatemala, pero es más recurrente que no se informe sobre el productor y distribuidor de la pomada.

Para la Comisión Federal, ésta es una de las pruebas más contundentes de la clandestinidad y la dudosa procedencia de dicho producto, pues se falsean los datos del contenido y la dirección de los productores y distribuidores.

Por ello, pidió a la población denunciar a los vendedores de dicho producto al call center de la Cofepris (0180 0335 050), que funciona las 24 horas.

La marihuana y la Constitución de la Ciudad de México

En días pasados, los Poderes Ejecutivo y Legislativo federales se inconformaron contra diversos artículos de la Constitución de la Ciudad de México, a través de dos controversias constitucionales y una acción de inconstitucionalidad, mismas que habrá de resolver la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El Senado de la República controvirtió 11 artículos más; la Consejería Jurídica de la Presidencia, 12 leyes; y la Procuraduría General de la República, 22 normas de la Carta Magna local.

Sin embargo, en los tres documentos coinciden en combatir el artículo 9 y el Quinto Transitorio, los cuales hablan del uso de la marihuana con fines terapéuticos.

“9. A toda persona se le permitirá el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, índica, americana o marihuana y sus derivados, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la legislación aplicable”.

“Quinto.- Las disposiciones sobre el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, índica y americana o marihuana y sus derivados, previstas en el artículo 9, apartado D, párrafo 7 de esta Constitución, entrarán en vigor cuando la ley general en la materia lo disponga”.

El uso de la marihuana aún no está permitido por las autoridades, leyes y códigos federales, por lo que sigue siendo un delito que es perseguido por dichas instituciones.

Tipos de Mariguanol

Mariguanol Extra: contiene naproxeno, diclofenaco y paracetamol, ingredientes con actividad farmacológica reconocida y que su uso sólo está permitido en medicamentos con registro sanitario. Además, en la etiqueta comercial no se identifica el domicilio y responsable de la fabricación y venta del producto.

Marihuan Árnica: fabricado a base de aceite de marihuana, peyote y diclofenaco, sin contar con el registro correspondiente. Además, la Cofepris realizó una visita sanitaria al establecimiento señalado en la etiqueta, con lo que detectó que el domicilio es ficticio, por lo que se debe desconfiar del origen del ungüento.

Mariguanol 3 en 1: preparado con naproxeno, paracetamol y salicilato; reforzado con peyote, árnica y diclofenaco, lo que le atribuye propiedades terapéuticas para calmar la inflamación y el dolor; carente de registro sanitario. Además, en la etiqueta comercial no se especifica el domicilio y responsable de la fabricación y venta de la pomada.

Mariguanol con árnica: elaborado a base de árnica, eucalipto, sábila y extracto de Mariguanol, lo cual le confiere propiedades curativas para el dolor. No cuenta con registro sanitario.

Pomada Gel Mariguanol: contiene trementina de Venecia, aceite de árnica, salicilato de metilo, mentol cristal, alcanfor y aceite de esencia de clavo, componentes que le atribuyen propiedades terapéuticas para sanar el reumatismo, calambres, golpes, torceduras, dolores de espalda y de otro tipo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

el dato es

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top