Investigaciones

La ‘guerra civil’ albiazul

La unidad al interior del PAN parece inviable, por lo que cada uno de los aspirantes presidenciales buscará alcanzar los puntos necesarios para ser el candidato presidencial.

Sucesos emblemáticos como la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, el factor “Casa Blanca” y la devaluación del peso ponen al Partido Acción Nacional (PAN) como el favorito para ganar la Presidencia de la República en 2018.

De acuerdo a las últimas encuestas –derivadas del proceso electoral pasado–, los albiazules son los únicos que podrían echar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de la Residencia Oficial de Los Pinos.

Su fortaleza no sólo está en las 11 entidades que tiene bajo su control, sino en el hartazgo social hacia el presidente Enrique Peña Nieto y en la polarización que genera un candidato presidencial como Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En cambio, el mayor peligro para Acción Nacional está en sus propias filas. Esto debido a que hay tres aspirantes a la candidatura presidencial, que si no logran ponerse de acuerdo podrían ocasionar una auténtica guerra civil y dejar a su partido fuera de la contienda.

Y es que tanto el presidente del instituto político, Ricardo Anaya Cortés, como la ex primera dama, Margarita Zavala Gómez del Campo, y el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, tienen posibilidades reales de abanderar al PAN.

Por eso resulta complejo que alguno de ellos ceda el lugar a sus contrincantes para la elección de 2018, en vez de encabezar la batalla contra la estructura del Revolucionario Institucional y el discurso de AMLO.

Cada uno comenzó a delinear su candidatura con el apoyo de su círculo cercano y las armas que la guerra política les ha dado para aplastar a sus rivales a lo largo de este año y hasta febrero de 2018.

Enfundados en sus trajes de héroes de la nación, Anaya, Zavala y Moreno Valle tratarán de inclinar la balanza a su favor y desde ahí impulsar un cambio que “le devuelva al país la seguridad y estabilidad económica”.

Por eso te mostramos aquí cuáles son las posibilidades reales de cada uno de ellos y la serie de combinaciones que los podría dejar fuera o ayudaría a alcanzar el anhelado cargo.

EL CAPITÁN ANAYA

El joven presidente del PAN, Ricardo Anaya Cortés, es, sin duda, el precandidato a la Presidencia de la República más sólido por una simple y sencilla razón: los órganos de dirección están bajo su control. 

El queretano se ha caracterizado por hacer historia. Es el dirigente más joven en la vida del partido y también el primero en ganar siete entidades en un sólo proceso electoral, lo cual el PAN nunca había logrado.

Desde agosto de 2015, fue elegido como el máximo representante de Acción Nacional, y a partir de ese momento generó alianzas que hoy lo tienen con posibilidades de ser candidato presidencial.

Su crecimiento ha sido exponencial. Primero fue el secretario particular del ex gobernador Francisco Garrido Patrón, quien a la postre lo impulsó para obtener un escaño en la Cámara de Diputados.

Ahí se ganó el aprecio del entonces presidente del PAN, Gustavo Madero. Por esa razón logró convertirse en el coordinador de la bancada en San Lázaro y posteriormente en presidente interino del albiazul.

A finales de 2015 compitió frente a Javier Corral por la presidencia del instituto político. Ganó y después se desmarcó de Madero por el escándalo de “los moches”.

La ruta

Con base en sondeos de los grupos de poder y especialistas en la materia, Ricardo Anaya se ha hecho de los principales cargos partidistas, pues de los más de 320 consejeros nacionales que tiene el PAN, cuenta con el respaldo de por lo menos tres cuartas partes. 

Según los estatutos del instituto político, la elección de cargos populares, incluido el de aspirante presidencial, es a través de sus militantes, votación abierta y la designación.

El artículo 92 dice:

  1. “Los militantes del partido elegirán a los candidatos a cargos de elección popular, salvo las excepciones y las modalidades previstas en el presente estatuto”.
  2. “Cuando se cumplan las condiciones establecidas en este estatuto, y con la mayor anticipación posible, podrán implementarse como métodos alternos al de votación por militantes, la designación o la elección abierta de ciudadanos”.

Sin embargo, al ser un partido de cuadros, el PAN siempre ha elegido a sus candidatos a padrón cerrado, ya sea por el sufragio directo de su militancia o a través de sus consejeros nacionales.

Bajo esa óptica, Anaya Cortés sería el elegido ­–casi por unanimidad– para representar al instituto político en las urnas durante el próximo proceso electoral del país. Ya sea vía los 320 consejeros nacionales o los 483 mil 757 militantes registrados al cierre de esta edición.

Y es que a pesar de que hacia afuera del partido no es un personaje altamente conocido, dentro de Acción Nacional está su fortaleza.

Las bases

Quienes se dedican al análisis o participan en las contiendas internas del PAN saben que para ganar una elección dentro de ese instituto político deben concentrar sus fuerzas en seis entidades por el tamaño de su padrón:

  1.  Veracruz, que tiene 44 mil 460 militantes.
  2.  Estado de México, que posee 43 mil 804 militantes.
  3. Jalisco, que cuenta con 37 mil 100 militantes.
  4. Puebla, por sus 35 mil 995 militantes.
  5. Nuevo León, con sus 34 mil 739 militantes.
  6. Ciudad de México, que posee 33 mil 159 militantes.

 El círculo

En el padrón más grande, con sede en el estado de Veracruz, el presidente nacional tiene una relación estrecha con el nuevo gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, con el diputado federal Enrique Cambranis Torres y Víctor Serralde Martínez. Con ello, prácticamente cuenta con el voto completo de la entidad.

En el Estado de México existe una división, ya que tras un rompimiento con su principal líder, Ulises Ruiz, Anaya posee el respaldo de los Gobiernos Municipales de Huixquilucan, Naucalpan y otro par de municipios, con lo cual le divide la elección.

Mientras que en Jalisco, el carro completo es para el capitán azul, pues su alianza con los hermanos Isaías y Hernán Cortés, el bloque del Yunque y otros dos liderazgos más le ofrecen el tercer padrón más grande.

En Nuevo León, la situación es casi idéntica que en Jalisco, pues con el apoyo de Raúl Gracia, Zeferino Salgado, Víctor Pérez y otros grupos de poder, las aspiraciones de Anaya crecen exponencialmente.

Aunque la Ciudad de México no representa el padrón más nutrido, podría convertirse en el más completo en términos porcentuales, ya que el control que tiene el diputado Jorge Romero es más del ochenta por ciento.

A este grupo hay que sumarle las entidades que gobierna el partido y donde Anaya tiene una estrecha relación.

Los Aliados

aliados Anaya/ guerra civil

 

Frase:

“El PRI se tiene que ir de la Presidencia porque ha fallado a México en materia económica, de seguridad, de endeudamiento y de corrupción. La alternativa de cambio no puede ser el populismo destructor de Andrés Manuel López Obrador; lo que el país necesita es un proyecto responsable de nación, que representa el PAN”.

 

Fuerza

  1. Control del partido
  2. Control de la Cámara
  3. Relación con Gobernadores

 

Debilidad

  1. Medios
  2. Encuestas

 

LA VIUDA ALBIAZUL

La ex primera dama, Margarita Zavala Gómez del Campo, encumbró su carrera justo después de que concluyó el sexenio del presidente Felipe Calderón.

A través de una campaña de posicionamiento mediático ha logrado colocarse en el reflector del país.

Abogada por la Escuela Libre de Derecho y, desde muy joven, militante activa del Partido Acción Nacional, instituto por el que ocupó diputaciones locales y federales y donde unió su vida al ex mandatario.

Mediante investigaciones sobre migrantes y posturas claras acerca de políticas en pro de la mujer, Zavala Gómez del Campo se convirtió en una aspirante seria a la Presidencia de la República.

Incluso, en los momentos complicados ha sacado raja política. Principalmente a raíz de que la dirigencia albiazul no apoyó sus intenciones de ser diputada federal en la contienda electoral pasada.

Margarita también aprovechó la oleada de la candidatura de Hillary Clinton a la Presidencia de Estados Unidos de Norteamérica y el 14 de junio pasado destapó sus aspiraciones, dentro y fuera del PAN.

De acuerdo con especialistas en comunicación política, Zavala tiene una fuerte relación con los medios de comunicación y por eso aparece entre los punteros en las preferencias del electorado nacional. 

Incluso, en diversos medios de comunicación la acusan de pactar con Televisa la novela que se transmite, en horario estelar, bajo el nombre de La candidata, para posicionarse.

La ruta

La llave de Margarita Zavala está en que Acción Nacional haga valer el artículo 92 de sus estatutos de forma sui géneris: abriendo la elección de candidatos a la ciudadanía en general.

Con base en dicho artículo podrá implementarse como método alterno al de votación por militantes, la designación o la elección abierta de ciudadanos.

Según las encuestas, la ex primera dama cuenta con un alto conocimiento hacia afuera del partido y aparece por encima de Anaya; sin embargo, sus apoyos al interior del instituto político son cada vez más bajos.

Por ello, lo que más le conviene es que la candidatura presidencial del PAN se elija por la ciudadanía en general.

En promedio, la simpatía ciudadana hacia esta heroína se dispara hasta en 30% respecto a su más cercano contrincante, Ricardo Anaya Cortés, pero no cuenta con el apoyo de los azules.

Y hacia afuera se ubica a cinco puntos de distancia de Andrés Manuel López Obrador y entre ocho puntos sobre el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El círculo

Si algo tiene claro la aspirante es que su fuerza no se encuentra dentro del PAN. Según los sondeos, si ella busca una candidatura ciudadana, sus votos no le dan para sacar al PRI de Los Pinos y mermar las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador.

¿Pero quiénes son los que apoyan su posible candidatura?

De Veracruz, que es el padrón más grande, sólo la avala un pequeño grupo denominado los Yunques, que también tiene baja presencia en el estado de Puebla; mientras que en la Ciudad de México, sólo Mariana Gómez del Campo.

De los que integraron el gabinete de Felipe Calderón, prácticamente todos están con Zavala, en especial los senadores que son piezas clave del  calderonismo.

Entre ellos destacan Alejandro Poiré, Roberto Gil, Ernesto Cordero, César Nava y gobernadores como el de Durango –José Rosas Aispuro.

El discurso que utilizará Zavala para ganarse la candidatura presidencial, según los especialistas, es el combate al crimen organizado y la estabilidad económica del mandato de Calderón Hinojosa, pero su gran reto estriba en ganar adeptos dentro de Acción Nacional.

Los Aliados

 

aliado margarita, guerra civil

Frase:

“Yo sé que soy para muchos la candidata a vencer. No es la primera vez que López Obrador se fija en mí; lo tengo un poco o mucho preocupado”.

Fortaleza:

1.- Mujer

2.- Medios de Comunicación

Debilidad

1.- Ser esposa de Felipe Calderón

El Gober de Hierro

El todavía gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, es el rival más débil. Tanto al interior como al exterior del partido carece de fortaleza, pero aun así podría convertirse en el tercero en discordia.

El mandatario local es licenciado en Economía y Ciencias Políticas y entre sus cargos más significativos sobresalen el de diputado local y senador. En 2011 tomó protesta como gobernador en sustitución de Mario Marín el Gober Precioso.

Moreno Valle proviene de una alianza entre el PAN, el PRD, Movimiento Ciudadano y el Panal, que se tejió en 2010 con el objetivo claro de llegar a ser el candidato presidencial a corto plazo. Por eso es común verlo en anuncios espectaculares por todas partes del país, ya que su mandato ha sido en extremo mediático.

El gobernador sabe que dentro del PAN cuenta con pocos adeptos y que hacia afuera todavía no es una figura relevante; sin embargo, el encono entre Margarita Zavala y Ricardo Anaya le abre la posibilidad de ser conciliador.

Por eso, a finales de septiembre pasado anunció que una vez que concluya su mandato comenzará a delinear el camino para convertirse en el abanderado del PAN a la Presidencia de la República.

La ruta

El aspirante poblano tiene carro completo en su entidad, pero para que sus pretensiones puedan trascender necesita avivar el fuego entre los dos punteros. Por eso se ha unido a Margarita Zavala con el fin de denunciar al presidente Anaya de abusar de su cargo para posicionarse.

Recientemente protagonizó un escándalo en contra del Instituto Nacional Electoral (INE), al que acusó de coartar su libertad de expresión. Incluso, presentó un recurso de inconformidad ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en contra de la determinación de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral, mediante el cual le ordenan a Televisa retirar de su portal de Internet una entrevista realizada al mandatario poblano.

El círculo

La construcción de su candidatura inició, y a un año de distancia para que Acción Nacional determine quién será el que los represente en las urnas, ya logró avances significativos.

Además de tener el control casi absoluto del cuarto padrón más grande del albiazul (el de Puebla), goza de la simpatía de medio partido en el Estado de México –que es el segundo padrón en importancia–, vía Ulises Ramírez.

Con ello el mandatario emprendió una doble estrategia, ya que si no consigue la candidatura, también puede inclinar la balanza a favor de cualquiera de sus contrincantes, a cambio de que le garanticen un buen cargo.

Los Aliados

aliados Moreno Valle

 

 

Frase:

“Veo muchos retos en el país que se parecen a los desafíos que enfrentamos cuando llegamos al Gobierno de Puebla. Entonces, creo que mucho de lo que hemos hecho puede replicarse en otros estados y a nivel nacional”.

Fortaleza:

1.- Negociador

Debilidad

2.- No lidera ni dentro ni fuera del partido

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

el dato es

El archivo público

Copyright © 2015 El Big Data.

To Top